Miembras por decreto

El director de la RAE no parecía muy partidario

Aún desconociendo al detalle el lenguaje inclusivo que el Gobierno pretende aplicar en la Constitución, previo informe de la RAE, hoy se puede asegurar sin miedo al error que es falso.

La gente no habla así, porque de lo contrario, la RAE lo habría recogido, estaría en la Constitución y todos tan contentos. Lo que se pretende es invertir la dirección de lo que hasta ahora era _ y confiemos se mantenga _, el origen del lenguaje, que lo crea el pueblo, lo recogen los escritores y la Academia lo limpia, lo fija y le da esplendor.

No le gusta al Gobierno que ése sea el mecanismo y pretende alterarlo con la imposición obligatoria del lenguaje inclusivo a partir de la Carta Magna.

Con ese título tan rimbombante de lenguaje inclusivo se pretende crear el pronombre neutro y en su defecto, institucionalizar el abuso inmisericorde, arrítmico y paleto de la fórmula “españoles y españolas”, “vencejos y vencejas”… venga o no a cuento. Un objetivo que les parece sumamente loable porque se les ha ocurrido una noche de insomnio.

Pérez-Reverte rechaza tan siquiera que la Academia lo aborde. Villanueva, no, y en alto están las espadas.

Aparte de la dificultad intrínseca de modificar una sola letra de la Constitución, la iniciativa conlleva dos mensajes. Uno, de evidente autoritarismo. Mandamos tanto, que hasta decimos a la gente cómo debe hablar, un objetivo de muchos tiranuelos.

El otro es más modesto. Muchachos, tenemos poco tiempo y hay que dar la sensación de que gobernamos hasta dormidos, de modo que vamos a lanzar globos sonda hasta que se oscurezca el sol.

El Valle de los Caídos, Franco, el diesel, la educación concertada, los impuestos, el Sí y el No… y por supuesto, una buena ración de lenguaje inclusivo, que eso desconcierta un huevo o una hueva.

4 Comentarios a “Miembras por decreto”

  1. Caplan

    ¡Oh, Dios mío!, estimado Cora se te van abrir los infiernos con tu declaración , je, de principios, te van incluir en el próximo pasaje, los diablos te esperan y por desgracia las diablesas , en esta caso, no se las esperan.

    Me caganet en la lait, que díficil es soportar esta pesadez del ser o no ser, nos ha tocado la loto y de premio a estos lerdos de politicastros con sus invenciones e invencionas, con sus insoportables diarreas mentales y fijaciones dignas del sicoanalista Freud, a estos los metía directamente en el siquiatrico.

    Nunca en la historia de esta cosa o coso que es el, la llamada España hubo tal cantidad y calidad de berracos juntos urdiendo el como hacer cosas que sólo sirvan para distraer al personal evitándoles cualquier posibilidad de mejora en sus vidas.

    Los colores, se cree que hay mas de un millón y que no podemos ver a simple vista, se me suben todos los dias al entrecejo y farfullo mil ideas para no ser empicotado, porque cuidadín, cuidadín, los memos controlan nuestras vidas y las hacen a su imagen y semejanza, la libertad no existe, está programada y cincelada con escarnio, el resultado somos nosotros, los hombres y mujeres del hoy en esta cosa llamada ESpaña.

  2. Tolodapinza

    En mi aldea, cuando alguien se ocupa de mamarrachadas similares como esta de reescribir la Constitución en vez de usar el tiempo en tareas más perentorias y de más utilidad y provecho, se suele decir: «Pouquiño tés que facer, carallán».

  3. Ramón

    Pregunto, ¿Y si se dedicaran a gobernar y a arreglar los promas de este país?.

  4. Veterano del mundo.

    Es que dar vueltas a las cosas en plan absurdo equivale a que lo que funciona deje de funcionar.
    A mi con eso del distinguir el lenguaje sexista me llevo a un descubrimiento asombroso, (y perdon porque aqui lo exponga sin reparos) y es que ahora resulta que mi picha y la de todos los machos es una miembra de nuestro cuerpo y el chocho al contrario es un miembro de las miembras.
    ¿A donde nos llevará la cultura de los incultos?

Comenta