El mal se expande

A ver cómo les decimos que no son España

El Psoe maño abraza tesis nacionalistas y pronto lo harán también en Madrid, que tiene méritos y razones para considerarse territorio histórico como el que más. Basta que escarben un poco en la diosa Metragirta, en Magerit o en la propia Cibeles y se van a llevar un sorpresón del carajo. ¡Pero si nosotros también somos históricos! ¿Y quién no, pequeño merlucillo?

Este tipo de política tan à la page que en España lucen un montón de supuestos políticos _ desde ZP, también muchos socialistas _, es en realidad lo más reaccionario y retrógrado que existe ya que conduce directamente a la ruina aquello que toca. Dicho todo ello con gran tranquilidad porque por desgracia hay muchas pruebas a las que remitirse.

El señorito Lambán y como él, todos los lambones que le han antecedido, hace pública exhibición de una política que llaman nacionalista, pero que habrá que rebautizar cuanto antes como ególatra para no confundir. Los lambones ponen sobre la mesa una serie de absurdos privilegios que destruyen el actual sentido de estado conseguido con grandes sacrificios y proclaman sin vergüenza por su parte el principio de la desigualdad disfrazado en este caso de jotas y cachirulos.

Precisamente cuando más énfasis se pone en defender la igualdad entre hombres _ o quizá por eso_, estos politicastros juegan a la desigualdad entre las tierras con intención de latrocinio.

Como ya hay experiencia en el uso de una terminología falaz y criminal, el señorito Lambán puede enfundarse de la noche a la mañana la túnica de oficiar en ese templo, pues siempre encontrará enfrente a una piara de parroquianos, desarrapados culturales, que le aplaudirán haciendo chocar una contra otra sus patitas de gorrino.

Si quien no cree en la igualdad de los hombres es un racista, éstos lo son a puñados.

3 Comentarios a “El mal se expande”

  1. Caplan

    Tiendo a pensar que las teorías sobre la Matrix pueden ser ciertas, cada dia mas ciertas y esperpénticas, lo que ocurre en España puede ser obra y para juguetear de un ser superior, no digo un dios, un alien por ejemplo , que se divierte con nosotros cual ratas de laboratorio, a un pais unas reglas, a otros otras y a España , parece ser, las mas chorras.

    Las mas chorras encarnadas en politicos burras y haciendo burradas con las vidas de sus similes, los que no nos dedicamos a la basura politica de estos memos, osea una M asi de grande y nada que hacer, mandan los que juegan con nosotros ¿ LOS ALIENS !.

  2. Tolodapinza

    Bueno, a ver, si tenemos que ponernos estupendos pongámonos a ello sin demora; o como decía Jack el Destripador, vayamos por partes.

    Si yo fuera aragonés y hubiera estudiado Historia, habría sabido ─si San Google no me ha engañado─ que allá por el año del Señor de 1151 existía el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona (pocas bromas con las titulaciones heráldicas) y que en tal fecha se desposaron Petronila, hija del rey de Aragón, y Ramón Berenguer, conde de Barcelona. Eso fusionó ambos territorios; pero el preponderante por rango y extensión era el Reino de Aragón.

    Siendo así las cosas y viendo los aragoneses actuales lo chulópatas que se han puesto los catalanes (algunos, que no todos) con la murga de su “nación soberana”, quizás también tengan ellos a su vez la tentación de decir: «¡Eh, machotes, que nosotros ya éramos nación cuando teníamos a vuestro conde para que nos llevara el botijo!»

    Si nos debemos a la pura coherencia, así es la cosa.

  3. Ramón

    Todo este personal, son una pandilla de oportunistas, que al menor atisbo de poder sacar algo de tajada, van y montan un chiringuito nacionalista y tratan de sacarle al gobierno de turno, todo lo que pueden para luego gastarlo en la idea nacionalista, tendrán que acabar mas temprano que tarde con esta deriva de las distintas regiones de España (perdón nacionalidades, jejeje…), de amenazas y coacciones al resto de los españoles ( y españolas); pero esto tendrá que hacerlo un gobierno fuerte que le eche pelotillas y no este que nos tocó de aguantar ahora, que lo único que hace es amenazar a la población, con saquearnos los bolsillos, con nuevos impuestos al diesel, supresión de este combustible, para dejar tirados al 50% de los españoles, sin tan siquiera poder utilizar el transporte público puesto que se mueve con el citado combustible. Vaya pandilla de borricos nos tocó en suerte para tener que soportar. ¡Ay Señor que cruz!.

Comenta