Perfil subterráneo

Exclusiva: Quim Torra ¡con dos lazos amarillos! Así se gana la Generalitat

Hay coincidencia general. Quim Torra es de perfil bajo. Tan bajo, que le llaman mangante y ni se inmuta. A lo mejor le parece un piropo.

Pero aparte de los sitios de donde fue despedido por inútil, el bueno de Quim ha estado en algunos de los chiringuitos de manipulación de alimentos nacionalistas más importantes, como el centro cultural del Borne y Òmnium Cultural, donde se cocinaron los platos más falaces de todo el proceso y donde mentir es norma de comportamiento si con ello se denigra a España.

Pues bien, este hombre con cara de asco y trayectoria sinuosa, va a ser el sucesor de Puigdemont, pero también su marioneta, según nueva coincidencia de analistas. Bueno, no todos lo juzgan así. Hay quien lo llama títere, polichinela, muñeca rusa, pelele, monigote y guiñol. Y también hay distingos a la hora de señalarlo como una marioneta de manos o una de hilos. No se crean.

En definitiva, que Puigdemont le va a meter la mano por debajo de las faldas y le hará hablar a su imagen y semejanza. Él prefería a Elsa Artadi, claro, y desde luego con ella ganarían muchísimo las fotos, porque a este Quim le falta poco para el Kong.

Se barrunta que dará mucho juego. Entiéndase. Mucho juego a los columnistas españolistas, porque para los catalanes va a ser más de lo mismo y muy aburrido, salvo que su capacidad de manipulación bien aprendida en los lugares ya mencionados, le lleve a mixtificaciones que dejen temblando las de Silvestre Paradox, como por ejemplo, decir que el maná que les caía a los hebreos en su travesía del desierto era de Casa Tarradellas.

Dista tanto lo que ocurre en la política de aquella tierra de lo que puede ser considerado normal, que muchos están recibiendo a Quim Torra como los hebreos el maná. Es tan grande la penuria.

2 Comentarios a “Perfil subterráneo”

  1. MIRANDA

    QuimTorra (Chistorra para los amigos) ha echado un órdago al Gobierno, va a por todas con una actitud chulesco-provocadora kloflipas. El Puchimón se buscó un “pocoyó” todavía más radical, supremacista y furibundo que el mismo.

    Chistorra ha escrito cosas sobre la inferioridad morfológica y hasta pigmentaria del español frente al catalán, que te partes de la risa. Dice que el español es gandul, poco responsable, de factura africano-árabe, su coeficiente de inteligencia es menor que el del catalán y teme que la degradación racial española se contagie a los catalanes, que son superiores a los españoles.
    No sé yo qué tal sentará a los millones de xarnegos, andaluces, gallegos, murcianos, extremeños….que allí conviven, verse así desmerecidos.

    Hoy Chistorra ha dejado claro que se cisca en la Ley y la Constitución, y que la república catalana independiente está ya en marcha, olvidando por completo a la gran mayoría de catalanes que se sienten españoles….aunque guarden un silencio que empieza a ser sospechoso.

    Después de escuchar al sustituto “provisional” de Puchimón, colegimos que este sujeto agravará seriamente la inestabilidad con su radicalismo sectario, que seguirá con el proyecto golpista impulsando un “proceso constituyente”, ignorando al Constitucional, el Estado de Derecho, la Legalidad democrática y el sursumcordam, que sacrificará sin recato el bienestar social y económico de los catalanes en busca de una UTOPIA ILEGAL y continuará el proyecto sucesorio Pujol-Mas-Puchimon-Chistorra, brindando gloriosos titulares a los desconcertados medios españoles.

    Al final, va a ser que no le faltaba razón a Albert Rivera cuando advertía que era más prudente mantener la puntita del 155 hasta ver qué deriva tomaba el hombre de paja de Puchimón.

    ¿Hay alguien ahí, Mariano?

  2. Tolodapinza

    Lo he leído en Twitter y no me resisto a transcribirlo (lo siento por los derechos de autor pero como en las redes sociales todo el mundo se escuda tras el anonimato disfrazado de nick, pues eso). Ahí va.

    Os cuento como va a ir esto:

    1.- Se nombra presidente de la Generalidad al tal Torra.
    2.- Se retira el artículo 155.
    3.- Torra pone fecha para un nuevo referéndum.
    4.- La justicia, una vez más, declara ilegal ese referéndum.
    5.- Pero el referéndum se hace, por mis cataplines.
    6.- Al día siguiente detención y/o fuga de Torra.
    7.- Volvemos al punto 1, con otro fulano.

    Y así, en bucle.

    No me digan que no es una situación admirable.

Comenta