Mentiras cansinas

Añorando lo no vivido

Está muy bien que los sentimientos republicanos salgan a relucir cada 14 de abril, aunque quienes enarbolen las tricolores demuestren ignorar casi todo sobre la II República y hablen con muletillas aprendidas en algún cursillo sectario, de ésos que se dan los sábados por la tarde para adoctrinar parroquia.

Está bien. Aunque el 14 de abril no sea sinónimo de república, ni mucho menos, nada impide que se airee un pensamiento justo de convivencia y libertad, tan útil como puede ser la monarquía si ambas se practican con honestidad. Pero no más una que otra por el mero hecho de llamarse distinto. Por eso, como se supone que pretenden incorporar nuevos adeptos, convendría que mejorasen su nivel de instrucción y el de sus pupilos.

En esta última ocasión, los jóvenes socialistas de Valencia han combinado en su discurso insultos, cinismo e ignorancia, lo que no les augura ningún futuro, a poco que la gente rechace los partidos que les toman el pelo.

Dicen que en Europa no caben reyes, o eso hemos entendido, porque a lo mejor han querido decir que “no caben más reyes”, puesto que actualmente son diez las monarquías constituidas con todos los pronunciamientos democráticos exigibles, con amplia experiencia en garantizar libertades y con un nivel de vida envidiable, ya que las diez se encuentran entre los catorce países más desarrollados del mundo.

Eso es lo primero que deben saber los cachorros republicanos para no hacernos sentir vergüenza ajena oyéndoles. Y después, cuando digan que nadie ha votado a la monarquía, acuérdense de que aquí lo hicieron más de quince millones y medio de españoles. O sea, un 88,54% de ellos, frente a un 7,89 que dijeron no. Y a saber si era un no a la monarquía o a otras cosas.

Ellos no estaban, pero yo sí, porque fui uno y me acuerdo muy bien.

4 Comentarios a “Mentiras cansinas”

  1. Narval

    Que alguien celebre el 14 de Abril es para usted más destacable que la celebración que algunos hicieron el 1 de Abril, calificando de justa y merecida la victoria del bando sublevado. Ese día, ni los siguientes, le fueron propicios para escribir una bitácora al respecto. Pero si se reclama la abolición de una institución obsoleta saltan todas las alarmas: ha visto usted la bitacora-señal en los cielos de España y como es su deber, ya que reconoce orgulloso su condición de monárquico (yo fui uno de los que les votó), se enfunda el traje de superbitácora y a teclear se ha dicho! Quizás el hecho de que los Borbones han dado siempre la espalda al pueblo desde que Fernando VII le diera la corona a Napoleón y pasando por Alfonso XIII que hizo lo propio con Primo de Rivera, hasta Juan Carlos I que calificó a Franco de persona admirable y modelo a seguir, haya contribuido al rechazo de ciertos sectores de la sociedad a la monarquía. Menuda transición si el que llega piensa así del que se va. La republica no será perfecta, pero en ella se dio cabida a gobiernos liberales y conservadores, sin necesidad de reyes que arbitren en su beneficio propio. Y oiga, que si el presidente de la República es un traidor, siempre lo puede cambiar usted cada 4 años. O es que las nuevas generaciones de Españoles tenemos que pringar con lo que ustedes votaron hace 40 años? Si es así, dígame hasta cuando.

  2. Tolodapinza

    Lo que a mi modo de ver está muy extendido entre la jovenalla es el despego, cuando no el desprecio, de la monarquía como institución. Es lo que toca para no ser tildado de cavernario. Entonces, por puritito postureo, abrazan la causa del republicanismo pero no porque sepan en que consistió algo que no vivieron, sino simplemente porque es una concepción de la gobernanza que prescinde por definición de reyes o reinas. Con eso les basta: una república elimina a una monarquía. Pues venga, hagámonos republicanos y ya está.

  3. Caplan

    Lamento decirlo pero estoy un poco desconcertado pues ya no se si no ser monárquico es prudente o es algo contra natura o el mundo al revés pretender ser un igual entre iguales y no un “primus inter pares”.

    No llego al insulto pero si a la total disconformidad contra cualquier privilegio de cuna, para mi es importante muy importante, que nadie como ser humano tenga derecho a decir o ser de clase “noble” porque de clase noble lo somos todos y la sangre es roja común a todos.

    En cuanto al 88,54% permítanme decir que tengo todas las reservas , no entraré a ninguna disección de porqués pero aunque estuve allí no creo me enterase de casi nada y otros tampoco y no es hoy el mismo tiempo ni yo soy el de aquel día.

    ***Me gusta decidir quién me representa y esto cada cuatro años, solo esto es ya motivo.

  4. roisluaces

    Hay que ver cómo reacciona el retén de la protección de cerebros incautos inducidos. Si ser partidario de un sistema de derechos históricos es menos confesable que la aclamación de los saboteadores de lo ajeno -que en su día dejaron tan escarmentada a esta fina tierra nuestra- es que llevamos muy mal camino

Comenta