Titulitis contagiosa

Entre los birretes vuela una gorra

Hay que ver la modestia que adorna a algunos de nuestros personajes públicos en cuanto a títulos universitarios se refiere. Ada Colau, por ejemplo. Mira tú que pudiendo decir que es ICAI-ICADE cum laude, o que se ha licenciado en lenguas moribundas por Moscú, va la tía y se conforma con decir que es abogada. Menuda birria de mentira. Tírate el pingüi, chavala, y sácate un doctorado en Harvard por el mismo precio.

Ella, como se disfrazaba de Robin y corría alegre por entre los desahucios, abogaba por la causa, y claro, de abogar a abogada hay unas letritas de nada. Alguno habrá a su lado que se las ingenia para no dar golpe y dirá que es ingeniero.

El señor Franco _ el de A Pobra de Brollón que acusa a Cifuentes de sacarse un máster de juja, no el del Ferrol _, se puso a sí mismo una licenciatura en Matemáticas que no se la saltaba un galgo, y le ha dicho Pedro Sánchez que no le salen las cuentas. ¿Pero tú no me habías dicho que eras catedrático de Álgebra? No eres franco conmigo.

Eso es culpa de la modestia que atesoran. La propia Cristina solo aspira a un máster de la Universidad Rey Juan Carlos. Hombre, qué trabajo le costaría estirar un poco más el chicle y hacerse con un diploma en Oxford.

Por la misma puerta de chiqueros sale el secretario de Organización de Podemos en Galicia, vigués él, que ha recurrido al retruécano para redactar su currículum. Dice textualmente el chaval que es “Ingeniero. Se formó como ingeniero industrial…”, que es como si yo digo que soy “cocinero, me formé como chef abriendo una lata de bonito del norte y ahí paré, porque puse la cocina perdida de aceite…”

Modestia y más modestia. Deberían aprender de Ana María B.J., aquella mujer que se hacía pasar por hija del Rey para pimplarles el dinero hablándoles de la Bolsa.

Si el papel todo lo aguanta, ¿por qué quedarse en licenciado?

6 Comentarios a “Titulitis contagiosa”

  1. Retorcidito

    “… Ada Colau, por ejemplo. Mira tú que pudiendo decir que es ICAI-ICADE cum laude, o que se ha licenciado en lenguas moribundas por Moscú, va la tía y se conforma con decir que es abogada. Menuda birria de mentira. Tírate el pingüi, chavala, y sácate un doctorado en Harvard por el mismo precio”.

    Ada Colau: “Me quedé a 30 créditos de la licenciatura”, revela ella misma en la biografía de su página web”.
    En el portal de transparencia del Ayuntamiento de Barcelona está colgado hasta su expediente académico.

    Sinceramente Cora, no sé de dónde has sacado que Ada Colau va diciendo por ahí que es abogada. Y vaya por delante que yo no soporto a esa mujer. Pero como dijo Rajoy cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo beneficio político (sic). Así que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

    Es todo lo que puedo intervenir hoy chicos, estoy todavía conmocionado con los posgrados de Pablo Casado y con sus 18 convalidaciones.
    Sí, Miranda, sí, también con J.M. Franco y con Juan Merlo, pero es que chica, nuestro Pablo Casado …, nunca me lo hubiese esperado de él. Es uno de los nuestros. Un gran aznarín.

  2. Bolita

    Yo diria que no están todos los que son, pero en fin.

  3. Nuria

    Retorcidito, convendría enterarse antes de rebatir lo que dice otro. Mira el video, donde presentan a Nada Colau como abogada y ella sonríe complaciente.

    http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2018/04/12/el-escandaloso-video-de-nada-colau-haciendose-pasar-por-una-eminente-abogada.shtml

    https://casoaislado.com/pillada-cuando-ada-colau-se-hacia-pasar-abogada/

    https://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=6364775

    Lo desproporcionado es que justifiqueis y mantengais a vuestros corruptos que dijeron tener carreras universitarias que nunca hicieron, incluso aceptando cargos para los que no tenían nivel ni formación, y pretendais en cambio linchar a alguien con carrera, oposición, exeriencia profesional, y una estúpida fiebre de titulitis aleatoria e innecesaria.
    Y con esto no quiero decir que algún tipo de trampa sea admisible, que es justamente lo que haceis vosotros, sectarios enfermizos con doble vara de medir. La mentira nunca es admisible, pero ejercer de ministro o presidente de comunidad con nivel bachiller es, además del embuste, una estafa y una irresponsabilidad.

  4. Alex

    No puedo comprender que los tunantes se la metan doblada a sus propios partidos.
    Es inconcebible e inaceptable que los partidos nombren a cargos importantes, (no hablamos de pega-carteles o vocea-consignas), sin contrastar su formación, y cerciorarse de que un ingenero o un matemático lo sean realmente.

    Este pais tiene que ponerse las pilas en temas de rigor y ética pública, si pretende codearse con otros , aunque es cierto que en tods partes cuecen habas, pero una cosa son casos aislados e inmediatamente penalizados, y otra una plaga endémica.

    Añadir que hay Masters que se basan en trabajos y tesis prolijas y concienzudas, a menudo fruto del conocimianto via ejercicio profesional, con escasa actividad presencial y muchas horas de llenar folios y folios. Yo hice en los USA uno con esas características bajo la tutela de dos profesores de gran nivel. La participación presencial no siempre es necesaria, depende del maestrado. Hay mucha desinformación y mucha osadía.

  5. Sherlock

    El que tenga duda sobre el morro de la alcaldesa de Barcelona, la teatrera podemita Colau, que escriba en la barra de buscar en Google:

    “Ada Colau dice que es abogada”,

    y verá un puñado de entradas sobre esta descarada ,y videos donde al ser presentada como abogada, la tipa ni parpadea siquiera, mucho menos corrige al presentador, que no ha hecho sino leer el título con que ella se presentaba…hasta que saltó la trampa, y ahora resulta que es el bachiller, lo único que completó. Aparte sus actividades de okupa y gamberra.

    No es el único caso de falsas carreras, en Podemos y el Psoe, pero la izquierda no habla de depurar y purgar sus sentinas, sino que solo quieren que pague Cifuentes a ver si pueden pillar sillón en la Comunidad de Madrid.

    Por cierto, si escribe en la barra de buscar :”El inglés macarrónico de Iglesias” y lo escucha (no deje de hacerlo porque es supergracioso, comprobará que también este sujeto ha mentido al atribuirse una titulación y nivel de inglés que le permite ” expresarse espontáneamente, con gran fluidez y precisión incluso en situaciones de mayor complejidad” y que “Está capacitado para tareas complejas de trabajo y estudio en inglés” Hay que ser cínico.

    Vamos , un nivelazo solo comparable al de Ana Botella, de la que tanto se reían. Al final va a resultar que las titulaciones de los políticos son puro fake. Qué bochorno.

  6. Retorcidito

    Estimada Nuria, en primer lugar muchas gracias por tus amables y sosegadas palabras ejemplo de transigencia y tolerancia. En segundo lugar, desde mi humilde opinión, creo que el vídeo con el que ilustras tu cariñoso comentario no es comparable a alterar un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial, simular un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error sobre su autenticidad, de faltar a la verdad en la narración de los hechos o de dictar una resolución arbitraria en un asunto administrativo. Vamos, que por ese vídeo Ada Colau no va a acabar en fiscalía. No sé lo que de forma expresa o implícita reconocía o no Ada Colau cuando trabajaba en asociaciones y movimientos sociales, lo que sí sé es que desde el momento en que encabezó la correspondiente lista electoral su ficha personal estaba clara. No creo que ningún votante de Barcelona en Comú considerase que estaba votando a una abogada del Estado. Sí creo que los abulenses que votaron a Pablo Casado para la XI Legislatura entendían que su candidato tenía a la Harvard University como alma máter.
    He de decirte, amiga Nuria, que con Ada Colau me pasa algo parecido a lo que me sucede con Puigdemont. En principio me cae mal, muy mal, pero basta con que una pandilla de descerebrados le deseen la muerte o que un magistrado del Tribunal Supremo le atribuya delitos que 109 catedráticos y profesores de derecho penal de universidades como la Carlos III de Madrid, la de Oviedo, Cádiz, la de Jaén, Alicante, la Universidad del País Vasco, de Castilla La Mancha, la Universidad Autònoma de Bacelona, la Pablo de Olavide de Sevilla, la Universidad de Salamanca, la Complutense de Madrid, la de Burgos, la de Valencia, la de las Palmas de Gran Canaria, Zaragoza, la Universidad Autónoma de Madrid, la de Illes Balears y la Universidad de A Coruña, entre otras, el propio redactor del artículo 472 del Código Penal, una asociación profesional de de jueces legalmente constituida o el Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein consideran que es pura ciencia ficción para que, sin dejar de parecerme un irresponsable, un insensato y un inconsciente, ya no me caiga tan mal oye.

    En todo caso, Nuria, coincido contigo en la estúpida fiebre de titulitis aleatoria e innecesaria que conduce incomprensiblemente a nuestros políticos a cursar un máster sin llegar a conocer a sus profesores o matricularse en supuestos posgrados por prestigiosas universidades de la Ivy League en los que ni siquiera se requiere ser licenciado.

    Yo, particularmente, creo que la gestión pública es una galaxia muy lejana y diferente en la que la experiencia pone de manifiesto a grandes patanes con sobresalientes currículums.

Comenta