No solo Salvadó

No da lo mismo una letra que otra

Una vez que te cachan diciendo que la nueva consejera de Educación ha de ser la mujer que tenga las tetas más gordas, como le pasó a Lluis Salvadó (ERC), no hay agua que te lave, claro, y nadie está dispuesto a buscarle la más mínima disculpa, porque ha mencionado la soga en casa del ahorcado.

Tampoco lo vamos a hacer nosotros, porque la grosería de Salvadó tiene corto recorrido jurídico. Si emite esa opinión en ejercicio de su papel político, es una demostración de lo mucho que se ganaría prescindiendo de él; y si lo hace en el ámbito privado, también. Hay que darle tiempo para que se culturice un poco el hombre.

Pero una vez enviado a las hogueras este repulsivo personaje, hay que volver la mirada a quienes lo empujamos y decirnos, señores, somos unos auténticos censores. Hay ideas y expresiones que repelen, que insultan y que vejan, y que por mucho que las quieran ustedes envolver con la aureola de la libertad artística, jamás dejarán de ser dignas del olvido, porque el arte es elevación, no descenso.

¿Acaso Salvadó dejaría de ser un zafio ignorante capullo sin desparasitar, si hubiese expresado su opinión sobre las condiciones de la nueva consejera entonándolas con el coro de los esclavos hebreos del Nabucco: “ladelas te tasmásgrandes”? ¿A que no?

Y si Salvadó no es de recibo bajo ninguno de los puntos de vista de la humanística, tampoco lo van a ser esos pipiolos embozados que entraron en las clases universitarias allí donde otros estudiantes habían decidido mantenerse estudiando el pasado día 8 por considerar que así ayudaban mejor a cualquier promoción de la mujer, y eran llamados esquiroles o mujeres de ideas cortas por los primeros.

Las ideas cortas y las tetas gordas guárdenselas ustedes para decir debajo de las sábanas, allí donde nadie sienta vergüenza ajena al oírlas.

4 Comentarios a “No solo Salvadó”

  1. Españolito de a pie.

    Como le dijo un Tte. a un amigo mio en la mili….
    Soldado Alonso, “Ante la duda, la mas tetuda”.

  2. MIRANDA

    Las deposiciones machistas están a la orden del día en esta tierra carpetovetónica. Te digo más, Boss: si pudiéramos piratear conversaciones privadas entre tíos solos, en plan barra-de-bar, escogidos aleatoriamente, encontraríamos que todavía queda mucho por hacer en cuestión de respeto.

    Fíjate, hasta sandiós Fary dice que desprecia a esos hombres blandengues que van a la compra con la bolsa o empujan el cochecito del niño….Ntjd!
    https://www.youtube.com/watch?v=aaOw52Q3kXs

    En fin, que todas hemos tenido que oir chorradas de esta índole, afortunadamente cada vez menos, que ya ni nos ofenden viniendo de quien viene, pero lo que irrita bastante es que sean tipos que se las dan de ultra-feministas, auténticos activistas de la cosa, como el tal Salvadó, al que pillan con el carrito del heladó.

    Además, resulta patético que el baremo para seleccionar a una mujer-cuota para un cargo de responsabilidad en departamento de Enseñanza, lo decida el grosor de las tetas, lo cual significa que en ERC y aledaños, el nivel intelectual de las afiliadas y su cualificación está directamente a la altura del betún.
    Así se comprende la desastrosa gestión que están haciendo de Cataluña.S.A, a la que van a llevar a la ruina.

  3. Tolodapinza

    Vaya, que han pillado a uno por expresar con palabras su pensamiento cipotero.

    Lo del pensamiento cipotero viene de fábrica en los genes de los hombres, qué se le va a hacer, o por lo menos en los hombres de mi generación. De mi lejana juventud recuerdo que en los corros de chicos y chicas se contaban chistes de una verdulería insultante y (visto con los ojos de ahora) absolutamente vejatoria para con las chicas. Pero éstas, las de nuestra cuadrilla habitual, los celebraban con visible regocijo e incluso los superaban en procacidad denigratoria respecto a la mujer cuando les tocaba contar alguno a ellas. Quizás lo hacían para no contradecir la tendencia dominante en el grupo y no verse excluidas, pero así era la vida por aquel entonces. Eso era “lo normal”.

    Más tarde y ya con más edad fuimos aprendiendo, o por lo menos yo, que tener amarrada la lengua solía ser bastante buena idea en general. Entonces esto, que por sensatez va de suyo, sorprende que no lo practique un alto cargo de un empleo público. Podrá pensar en su fuero interno todo cuanto se le antoje respecto a las tetas, el culo o la vesícula biliar de las mujeres, pero criatura, ten quieta la lengua, y más teniendo el cargo que tienes, pedazo de atontado. No se necesita ni siquiera inteligencia para eso, tan sólo la ancestral cautela que suele aprenderse entre los 18 y los 30 años; cuando ya te han tocado varias veces la cresta por bocazas. Se conoce que a este nunca se la han tocado.

    Ha tomado cuerpo en las redes sociales una forma de mirar este suceso por la que se afirma que es un delito divulgar una conversación privada. Es verdad, es una gran verdad. Pero, hombre de Dios, aunque lleves a juicio al divulgador y ganes el pleito, ¿quién te devolverá la dignidad perdida? ¿No sabes, y más todavía siendo un político, un cargo público, que en estos tiempos se filma y se graba todo? ¿Tan seguro estabas de ser intangible, mamón?

  4. Caplan

    Voy siempre un poco reflexivo. Hay que ser petardo para decir lo que dijo y yo sin saber ni a quién se lo dijo o si había mas oyéndole o riéndole la chorrada he de pensar que ademas es bastante tonto.

    Si te gustan grandes, bien, pequeña, operadas o del tamaño que elijas es mejor que te lo guardes, yo de ti no voy hacer hoguera, se que los que sigan detrás de ti se cuidarán en decirlo pero creo que no en hacerlo, lo pensarán y lo harán se quedarán con la de las tetas a su elección, salvarán el culo y el puesto.

    Tontos de mundo, ilusos que pensais estar a salvo diciendo/confesando vuestras paridas mentales y obsesiones sexuales en petit comité de coleguis o no , cuidaos que el enemigo está dentro. Consejo : utilizad el blockchain y estaréis a salvo o al menos la red profunda.

Comenta