Los críticos de Marta

¡Cuánta razón!

Supongo que entre los críticos de Marta Sánchez por haber escrito una letra para el himno habrá eminentes letristas como Sergio Dalma, en cuyos méritos se incluye haber elevado a la cumbre del lirismo un hecho vulgar y cotidiano como es restregar la cebolleta, pues evitando citar frase tan grosera, logra sobreponerse y escribir Bailar pegados, himno al calentón desde ese día.

Habrá también catalanes de recio espíritu patriota que entonan encantados Els segadors, pero se burlan de que nadie más pueda cantar himno alguno, por la sencilla razón de que es una idea inoculada en vena por Tv3 año tras año. Estos mismos personajes son los que van a criticar el espíritu violento y militar de los españoles sin darse cuenta de que en Els segadors ellos cantan la necesidad de que tiemble el enemigo ¡con un buen golpe de hoz! ¡Carallo para los pacifistas!

La habrán criticado también españoles, no de izquierda, lo siguiente, por considerar suposiciones varias, como que la letra es facha, los himnos no tienen letra, o que es cursi de aquí a Toledo.

Les propongo que se den una vuelta por los himnos de Rusia, Alemania, EE.UU., Cuba y Venezuela, así, escogidos al azar. Oirán algunas cosas que les pueden ruborizar, como es confiar a Dios la protección de la patria rusa, elevar por encima de toda consideración humana la calidad del vino alemán, ensalzar la muerte de los esclavos enemigos de Norteamérica, promover el insulto y el odio infinitos del cubano hacia España y desterrar el despotismo de la tierra venezolana.

En este último caso estaría fenomenal hacerle caso al himno, pero precisamente ahí es donde la estrofa se le atraganta a Maduro.

Qué quieren que les diga. A mí tampoco me gustó la letra de Marta, pero solo por comodidad. Si se la ponen, hay que aprendérsela.

6 Comentarios a “Los críticos de Marta”

  1. Caplan

    Digas lo que digas, hagas lo que hagas debes estar dispuesto a que enormes fuerzas con largos años de tradición destructiva sistemática traten de violentarte, neutralizarte e incluso eliminarte, este es el país del perro del hortelano.

    Da igual todo, como lo hagas, tus intenciones buenas o malas, tus afanes colaborativos, da igual pues solo encontrarán pegas y pegas, es el pais de invente ellos y lo mejor no salirse de la foto.

    Marta Sanchez lo intentó, lo inició y esto es bastante, y en vez de machacarla podríamos respetarla , al menos ella lo intenta.

  2. Bolita

    Acabo de leer la entrevista que le realiza Belén López, (todavía no he leído el libro), si no he entendido mal, habla Usted de la dualidad carnal y espiritual del hombre, (ni se me ocurre mencionar a la mujer, tal y como anda la cosa), permítame entrometerme para decir que imagino que no habrá dejado por fuera, aparte de la “troula salvaxe”, el pecado capital de la gula en las dichas festas galegas.
    A las que yo he asistido, puedo asegurarle que quedaba para el arrastre, bien es cierto que me recuperaba en las verbenas. Por cierto, a la última que asistí hace un par de años, ya solo bailan los mayores.

    Sinceramente, a mi no me gustó la interpretación de Martha Sánchez, ydemasiado teatral, casi histriónica.
    No conozco la letra, mi idea del Himno nacional es que llegue al corazón y no me hizo vibrar, me gusta cuando lo interpreta una banda militar, los que más me agradan son el alemán y el ruso.

  3. Tolodapinza

    La mayoría de los textos en los himnos nacionales que conozco tienden a ser algo cafres en el concepto, cuando no sangrientos. Fruto quizás de la época en que fueron escritos. Véase el texto del himno francés, La Marsellesa, sin ir más lejos. Luego están los supremacistas, y el paradigma de todos ellos es el himno alemán, que comienza diciendo “Deutschland, Deutschland über alles” (Alemania, Alemania, por encima de todo). Probablemente eran todos ellos textos pensados para la batalla, para la guerra. En la actualidad y en España, con el cainismo que nos suele ser innato, líbrenos Dios de que un libretista tuviera carta blanca para ensalzar las bellezas de apiolar a los enemigos de la amada patria. Quita, quita, mucho mejor el “chunda, tachunda” que es inocuo y no incita a nada más que a la sonrisa fraternal y cómplice.

  4. MIRANDA

    Es cierto. La letra de los himnos no suelen ser precisamente piezas literarias de envergadura. REbuscan términos y conceptos grandilocuentes, se ciñen a la rima de compases pomposos…y tampoco creo que ningún pais reniegue de su himno nacional porque tenga una letra ramplona, o incluso carezca de ella.

    Lo de Marta, gallega ella, fue un acceso de morriña al verse alejada de su tierra y su gente. Un ataque de amor a lo propio. Pero lo significativo es el gesto, el coraje, la iniciativa sentimental que no política, la cual se suma a otras como si, súbitamente, medrase un sentimiento de españolitis aguda, como reacción defensiva frente a los desdenes separatistas y las coces antiespañolas Miratupordonde, boss! No hay mal que por bien no venga !!

    Es como si se hubiese evaporado el temor a parecer demasiado patriota y granjearse etiquetas de franquista o facha provinientes de la izquierdona que llora a Chavez, Castro, Stalin, Mao y demás tiranos genocidas.

    Siempre nos produjo envidia el entusiasmo con que cantan su himno, mano en el pecho, TODOS los demás países desacomplejados. Quizá también nosotros hemos tomado el camino del corazón para sentir España con orgullo y amor, más allá de un mapa fraccionado, una maquinaria administrativa o un puñado de pelmazos antisistema o peseteros supremacistas, que están borrando los viejos complejos promovidos por el intento permanente de la izquierda de asociar patriotismo con franquismo. Coñazo de tíos y tías!

  5. Bolita

    Ya me gustaría a mi que nuestro Himno reflejase “España sobre todo”, tal vez así adquiriesen algunos algo de patriotismo y sentido de Estado, hasta puede que se hubiera evitado tanto pasteleo con los nacionalistas y el hecho que como consecuencia de las herramientas que se les cedieron y dieron alas a su hoja de ruta con total deslealtad, en el nefasto Pacto del Majestic por parte de Aznar, (Lengua, pasta, policia y Medios de comunicación públicos), transfiriendo a las CCAA un nuevo sistema de financiación que incluyó la cesión del 33% de la recaudación del IRPF (antes era del 15%), del 35% del IVA (desde el 0% anterior) y del 40% de los impuestos especiales, en aras de “la gobernabilidad”, -léase seguir en el Poder-, y lo que es peor, mirando para otro lado y maniobrando para que el Defensor del pueblo no recurriera al Tribunal Constitucional el blindaje de la inmersión Lingüística de Pujol, que como se comprobó establecía una clara discriminación hacia los castellanohablantes en el ámbito de lo comercial y sobre todo de la educación, culminando con la feliz idea y declaración de aceptar lo que decidiese el Parlament, por parte de Zapatero.

    @ Toda la pinza:La historia del himno alemán es bien curiosa, ni el compositor (Haydn), ni el letrista August Heinrich Hoffmann von Fallersleben eran en realidad alemanes, aunque sí de la órbita lingüistica y cultural germana.

    A los conservadores prusianos que lideraron la creación de Prusia y Alemania no les gustaba y tardaron en aceptarla, finalmente cuajó, porque era la época en que se estaba gestando la unificación liderada por Bismarck, que dió lugar en 1871 al actual estado alemán (aunque en épocas posteriores, como se sabe, haya sufrido variaciones), de todas formas, no fue fácil, había fuerzas que exaltaban la identidad de los diferentes Electores políticos que eran independientes entre sí.

    De ahi el éxito de la letra a modo propagandístico, con el fin de fomentar la idea de unión de los alemanes que estaban separados en diversos estados, finalmente tras la caida de la República de Weimar y del humillante tratado de Versalles, al Nazionalsocialismo les encantaba el himno, pese a todo, con la República Federal, no lo cambiaron, unicamente eliminaron del himno textos “políticamente incorrectos”, dejando solo la tercera estrofa del original, y los usacos al redactarles la Constitución, (Ley Fundamental de la República Federal de Alemania de 1949), lo aceptaron. amarrando bien el papel y atribuciones del Estado central.

  6. Caplan

    Marta y su himno se diluyeron, se crearon muchas comisiones y Marta y su himno desaparecieron , de Marta y su himno no queda nada , queda eso si una nueva Wikipedia y miles y miles de explicaciones y clases magistrales sobre todo lo se mueva pero de Marta y su himno, apenas queda nada . nada, Marta, Marta hagas lo que hagas , intentes lo que intentes , cuenta que se creará una y miles de comisiones y adios Marta y su himno.

Comenta