Mantenella y no enmendalla

Barba Azul y Montero, por ahí se andan

Es propio de los niños maleducados insistir en sus errores cuando son reprendidos, diciendo a sus padres, madres, maestros o nurses que ellos siempre se comportarán tan mal como acaban de hacerlo, para lo cual aducen razones de peso, como por ejemplo, porque les da la gana.

Tal es el caso de la llamada Irene Montero, quien pese a calzar más años de los debidos para seguir considerándose infante, demuestra a cada paso que todavía no ha salido del tacataca.

Cree doña Irene que los dioses le han dotado de poderes especiales que le permiten sobrevolar por encima del resto de los mortales, pero ignora que ese comportamiento es el habitual entre aquellos que más flojean en instrucción.

Su desprecio a la gramática, a la RAE y al sentido común demuestra que es una patética ignorante, engreída y presuntuosa, que solo representa a quienes compartan tamañas afrentas y que se quedarán sin pelo cuando descubran que han aportado tan poco a la causa feminista como Barba Azul, que lo único que sabía hacer con las mujeres era matarlas.

En un país normal, en uno donde la lluvia caiga hacia el suelo, donde los ríos se alejen de las montañas y las cabras tiren hacia ellas, el episodio vivido por Irene Montero estos dos últimos días bastaría para arruinarle por completo su incipiente carrera política, pues nada bueno se puede esperar de quien se expresa de forma tan irrespetuosa frente a las normas y de quien insulta a la humanidad por creerse una hembra supremacista, más lista que María Moliner.

Debemos confiar en que este país conserve los mínimos parámetros de normalidad para que a doña Irene le pase lo dicho y se dedique, por ejemplo, a practicar 400 metros vallas, donde es muy valorado saltarse las reglas.

6 Comentarios a “Mantenella y no enmendalla”

  1. Manuel

    “Un pais normal” di… xusto, nun Pais normal abondaría con que pedira disculpas, un “lo siento, no quería decir eso” e todo quedaría no esquecemento, pero non, en este Pais saen a defendela, chamando “carcas” aos Académicos da Rae, tanto o seu xefe de filas, D. Pablo Iglesias Turrión, como as feminas do Psoe, que tampouco queren quedar atrás no do idioma incursivo, vaiapordeus, “un Pais normal” di…

  2. Españolito de a pie.

    Desde la aplicacion de la ley gozosa de lo “Politicamente correcto” (osea mentir con total desparpajo siempre a favor de los mismos) hemos ido progresando (menos en economia, solidaridad y empleo).
    Si ya hace tiempo aceptamos pulpo como animal de compañia, que dos hombres son un matrimonio, que Otegui es un hombe de paz y que crear mas de 3 millones de parados es pleno empleo, en esta carrera sin meta final (que no sea destruirnos como individuos) ya no debemos de extrañarnos de nada.
    Ahora que algún día salgamos del bache y que ciertos politicuchos y politicuchas desaparezcan del mapa politico para siempre jamas me parece que va ser tan dificil como eso del burro que soplo la flauta y salio musica por casualidad.

  3. Aureliano Buendía

    Tal parece que hemos entrado en una Olimpiada del despropósito, do el mayor premio haya de llevárselo el que mejor haga el gilipollas (o gilipollos).

    No estaría mal si ello ocurriera en El Club de la Comedia; lo que ya choca es que pase en el Parlamento de un país que se dice europeo y avanzado.

    Lo único que está claro, es que no tenemos remedio.

  4. Caplan

    Es cierto que todo innovador lucha contra la posibilidad de la hoguera, antaño fuego real y hoy fuego mediático, división de opiniones según los intereses le conciernan.

    No veo en la fauna política a casi ningún político dañado por decir o hacer barbaridades y cogidos en estas seguirlas manteniendo si atisbo de vergüenza alguna y esto es porque a casi nadie le importa.

    En el caso que nos ocupa sus palabras la definen, cultural y cerebralmente queda definida y no cabe duda alguna que si estas son una muestra de sus aportaciones a nuestra sociedad, esta sociedad va de glúteos fofos.

    Da igual casi todo, te pueden vender como yogur un postre lácteo y da igual,lleno de agua y flojo da igual con tal de que sepa a algo y sea mas barato aunque sea nocivo, da igual todo
    esto y muchas cosas mas porque hay mucho ignorante y despreocupado en no saber y leer y conocer lo que te venden.

    Esto sirve para un yogur , para otros y para los políticos, a algunos les da igual, compran basura y comen basura , da igual …

  5. Tolodapinza

    Al muy ajustado calificativo de “mamarracho” para semovientes de este calibre, creo que se le acepta por la RAE la acepción “mamarracha” para casos como el de Doña Irena Montera.

  6. Ramón

    Creo que no pasaría el control del pis de los atletas.

Comenta