Presuntos implicados

Pues sí que empezamos bien

Ramón y Cajal ya no podría sostener hoy que en España jamás delinquen la casaca ministerial, la toga ni el blasón, pero nadie discute que la protección de las tres circunstancias no es desdeñable para sortear encontronazos con la justicia.

Ya entonces, cuando el premio Nobel español pronuncia esa frase, a los políticos se les mira con recelo, no tanto por su afán de llevarse el erario _ que mucho no había _, sino por favorecer a conocidos y amistades con las muchas o pocas prebendas a su alcance.

Quienes hoy aspiren al ejercicio del noble arte de la política, han de tener en cuenta que la propia profesión y la sociedad entera los considera presuntos delincuentes sin ningún tipo de reparo.

Ya es sospechoso que a los ministros los pongan el primer día delante de la Biblia valenciana de 1791 que fue propiedad de Carlos IV, de un facsímil de la Constitución y de un crucifijo. Se nota que no se fían del personal.

¿Y a qué viene si no ese afán por limitarles los mandatos, como para sugerir que después de tanta jura o tanta promesa hay que quitárselos de encima cuanto antes? Pobrecillos. Se lo haces a cualquier otro colectivo y la comunidad internacional te monta un buen cirio.

Imagínense que en el plazo de ocho años a un excelente arquitecto se le impide ejercer su profesión por llevar demasiado tiempo levantando edificios. ¡Pero si es un fenómeno! Nada, nada; a casita que allí no delinque.

Después está el tema de la transparencia de sus cuentas, la declaración de sus bienes, la de Hacienda y todo eso. No me dirán que no parece el tratamiento propio de una relación con hampones. Usted venía con tres manzanas en el bolsillo. No me salga después que si cuatro, que si cinco.

Por todo ello hoy alzamos nuestra voz a favor de los políticos, que también son criaturas de Dios.

7 Comentarios a “Presuntos implicados”

  1. Ramón

    En política, como en los demás sectores, hay “chorizos” y gente honrada, los primeros a los tribunales y al “trullo”, el resto a desarrollar su cometido, sea el que sea o fuere.

  2. MIRANDA

    El patrimonio principal de un partido es su credibilidad, su eficacia de gestión y sus principios, con los que ganarse la confianza de la sociedad.

    Casos sonados de corrupción han llevado a la disolución de partidos consolidados en otros paises, vgr. Italia. En otras ocasiones, fue el abandono de sus valores fundacionales lo que provocó la quiebra del afecto de sus votantes, vgr. lo que está pasando con el PP

    En la raiz misma de la opacidad de la gestión interna de TODOS los partidos que han gobernado están las comisiones en las adjudicaciones públicas, o sea su financiación ilegal.

    Como además el dinero público no tiene dueño, según la zapateridaz, se torna muy goloso en manos espurias….con la consiguiente pérdida de credibilidad también de la gran mayoría de políticos honrados.

    En cualquier caso, mejor estar enterados, que salten las liebres y que se les dé caza. Pero ojo, todas. Porque el capital expoliado por los EREs andaluces o los convergentes del 4% catalanes es cuantiosamente superior al de los barcenas, correas, ratos y cía, pero a estos los vemos desfilar hacia la trena, y los pujols, mas, chaves, griñanes y sus compinches siguen en casita.

    Cumple señalar que todos los partidos que han gobernado , han sido corresponsables de no haber erradicado el trinque, el expolio, los sobres, comisiones y demás, en su seno, hasta el punto de que cuando un partido nuevo se postula para cambiar las cosas, sabemos que su decencia se debe a que nunca manejaron dinero público.

    Los partidos políticos tienen que convencer a sus miembros que sus siglas no los protegen, y que habrán de rendir cuenta de sus delitos. Como también tienen que demandar la independencia de la Justicia, contaminada por la política

    Aunque es La ley la que tipifica los delitos , ha de ser la opinión pública, los ciudadanos, los votantes, los que deban pasar factura ética y política.

  3. Caplan

    No hay profesión , oficio, dedicación y/o similares que sin los controles adecuados no se descontrolen y casi siempre para mal del que los recibe pagando o no. Es por tanto que la politica es uno mas y ademas con ventajas autoconcedidas.

    No somos perfectos, lo sabemos, pero mientras vamos camino de ello es bueno ser controlados el problema es ¿ quién vigila al vigilante, quien controla al controlador ? en esto la respuesta es: la leyes, leyes claro está mas participativas, mas adecuadas, mas justas y no vendrán de los politicos claro está.

    No se salva nadie, ni siquiera la justicia, está hecha por intereses que en muchos casos nada tienen que ver con los ciudadanos y el dia a dia que mantenemos, está hecha por unas gentes , politicos y legisladores y aplicadores de la ley que están arriba, tan arriba que nada les salpica ni el olor a sudor del esfuerzo paria les llega.

    Sistema democracia y con esto vamos tirando, engañados, embobados y creemos lo mejor de lo mejor, nadie o casi nadie se molesta en ver que puede haber mejoras quitándonos las orejeras y saliendo del que dicen ” el mejor sistema “, la democracia.

    Controles por los ciudadanos o al menos la última aprobación antes de hacer efectiva una ley, un presupuesto o una iniciativa etc, etc.

    Ayuntamientos en la por algunos denostad

  4. Caplan

    .. denostados EEUU los ciudadanos del pueblo determinan que se haga un proyecto o no, se controlan los presupuestos hasta el último dolar y no se permiten desvíos o desfalco de lo presupuestado porque nada es REAL NI LEGAL hasta que está firmado por junta ciudadana.

    Algiuen dijo ¡ No se os puede dejar solos ! .

  5. Tolodapinza

    Quizás es que nos falta poso en esto de vivir en democracia. Me refiero a que somos muy jóvenes todavía en materia de usos y costumbres políticos. Necesitaríamos unos cientos de años, doscientos cincuenta un suponer, para que se sedimentara y atemperara el batiburrillo de la política. Esa es la duración como nación de los siempre denostados U.S.A. No es que a día de hoy esa nación no tenga todavía casos de marrullerías y corrupciones en el circo de la política, pero juraría que en los albores de su democracia todavía por asentar y sin muchos medios o procedimientos para limitarlos o extirparlos, debieron ser tan numerosos como las estrellas en el cielo.

    Lo que veo en España, tanto en la política local como en la autonómica o nacional, con escasísimas pero muy honrosas excepciones, es la llegada al poder, al escaño o a la concejalía de gentes de muy escasa valía profesional y humana, con el afán ansioso de servirse a sí mismos, ¡rápido, rápìdo, que sólo tengo cuatro años!, en vez de a sus votantes. Dentro de dos siglos y medio seguiremos teniendo aspirantes a ganapanes y vividores pero quizás los procedimientos de elección o cooptación se hayan vuelto algo menos grotescos de lo que son ahora.

  6. Bolita

    Miranda: No se trata de cantidad sino del hecho en si, de lo contrario puede parecer que suena a cierta justificación de quienes hayan trincado menos.

    Tampoco me atrevería a tildar a ningún presunto de compinche, en un estado de derecho es muy importante la presunción de inocencia.

    En fin, no es más que una opinión por mi parte, sin ánimo de enmendar a nadie la plana.

    Saludos cordiales.

  7. Amaranta

    Me ha parecido un error por parte de la “portavoza” del Psoe, introducir el tema del género, ahora bien, lo democrático hubiese sido buscar a un candidato de consenso que reúna las aspiraciones de todos, eso es lo que debía haber afeado al Gobierno, que no teniendo mayoria no se haya escogido un candidato o candidata por consenso, aunque el apoyo es puramente testimonial y no cambia nada, porque la elección está en los organismo de la UE.

    Por otra parte, si desde el Parlamento Europeo se está pidiendo que presenten a más candidatos que sean mujer, porque la participación de éstas en el BCE es residual, ¿por qué está mal que el PSOE pida lo mismo? ¿Acaso no hay candidatas en España que tengan la misma preparación que De Guindos?.
    Se entiende que es un premio a su ambición de recalar en Bruselas, por los servicios prestados.

    Según he leído en prensa extranjera, el cargo debería recalar en España, Irlanda, patrocina lo suyo y se queja de no tener representación en el BCE, si España presenta a De Guindos, e Irlanda a Donnery, una mujer muy preparada, como pide el Parlamento Europeo…igual hasta volvemos a quedar sin ningún alto cargo.

    Dicho lo anterior, toda vez que ya está nombrado, habría que arrimar el hombro y apoyarlo en bien de la presencia de España en organismos supranacionales.

Comenta