La puñetera ley

¿Dónde has metido el impala? ¡Va a haber un culo…!

Al alcalde sevillano de Pedrera le han pillado con el subconsciente por fuera, como esos calzoncillos que se empeña en mostrarnos la moda de los pantalones caídos. Lo sacaron de sus casillas y lo tenía a la vista.

El hombre hablaba a unos exaltados vecinos que estaban dispuestos a linchar a cuanto rumano se encontrasen en venganza por una macarrada de tráfico.

Y lo soltó, vaya si lo soltó. ¿Qué os creéis? ¿Que a mí no me gustaría también ver a gente fusilada? ¡Como al que más, majetes! Lo que pasa es que hay un pequeño problema con la dichosa ley que nos lo impide, que si no, pim, pam, pum; a uno detrás de otro.

Es de suponer que al alcalde ni siquiera le harían falta juicios previos para convertir en paredón la tapia del cementerio, que de eso sabemos bastante los españoles.

Incluso es posible que en su ánimo estuviese calmar a las masas con semejante discurso, porque se le adivina buena intención. Si fuese por fusilar, aquí estaba yo, el primero. Pero claro, la puñetera ley nos lo jeringa.

En el fondo el alcalde de Pedrera es el paradigma español. Y muy comedido, no se crean. Cuando los puigdemones y compañía se topan con la ley no dicen: ¡Con lo que nos gustaría a nosotros ser golpistas! No, qué va. ¡Lo son y santaspascuas! Y así otros que se la pasan por el arco de triunfo, ora para malversar, ora para prevaricar, ora para mandar la convivencia a hacer gárgaras.

Por lo menos el alcalde de Pradera se ha frenado ante la ley y no ha fusilado a nadie. Le gustaría hacerlo, pero se contiene como esas madres que ante la trastada de uno de sus hijos, lo miran al fondo de los ojos y les dicen:

_Si me dejasen, te iba a poner el culo como un pandero.

Pero no se lo pone. Se detiene ante la existencia de la puñetera ley, como el alcalde de Pedrera.

2 Comentarios a “La puñetera ley”

  1. MIRANDA

    El patoso alcalde de Pedrera es de IU, pero no de los de Julio Anguita, sino de los que se encamaron con Podemos. Quizá esté ahí, en el contagio bolivariano la razón de esos tics autoritarios y violentos

    Porque quienes tanto se escandalizan con la burrada del alcalde de Pedrera -que, por cierto, ya ha pedido disculpas en los Medios, alegando el nerviosismo de altercados de varios dias en su pueblo- nada hicieron cuando Pablo Iglesias decía cosas como:

    “Pido disculpas por no romper la cara a los fachas con los que discuto en la televisión”, mientras animaba a su gente a dejarse de pamplinas e ir con el a “cazar fachas” en Segovia.
    O cuando sostenía que ” La violencia en política es un acto democrático” y defendía “la guerrilla urbana contra las fuerzas del orden”
    O reivindicaba el derecho de los ciudadanos a llevar armas.
    O demandaba libertad para los asesinos de ETA, “hombres de paz” con 900 crímenes a la espalda, y cuya causa siempre ha defendido.
    O ponderaba y justificaba a regímenes depredadores, comunistas o islamistas.
    O encabezaba escraches, abucheos y zarandeos a sus adversarios, vgr. a Rosa Diez.

    Tampoco he escuchado el clamor que, proporcionalmente, demandaría el desideratum de una indepenentista catalana : “Sólo puedo desear a Arrimadas que, cuando salga esta noche. la violen en grupo”

    ¿Por qué hay dos varas de medir, y un exabrupto de un alcalde de pueblo encrespa infinitamente más que la verborragia violenta de una secesionista o un lider fascistón, por cierto tan bien tratado por los medios públicos?

  2. Caplan

    Definido al completo, muy revelador y muy usual , desgraciadamente , en la política Española y sus políticos, nivelazo de arenga y líder donde los haya, cerebro prodigioso y talento aún por exprimir, su palabra no convence pero el ejemplo es … cojonudo.

    España querida, sufrida España que no abandona su tartufismo jamás.

Comenta