Potencialmente peligrosos

Puigdemont pasa a engrosar la lista de quintacolumnistas de la leyenda negra. Todo un honor

El año se acabó y Puigdemont sigue ahí, haciendo cada día más grande el socavón de su desprestigio personal y político. Por muy desenfocado que queramos ver el panorama político en Cataluña, su figura es cada día más irrelevante, más caricaturesca, más cercana al ridículo.

En la cena de fin de año hubo un momento dedicado a él. Fue breve como una exhalación, pero lo hubo. Me decía un comensal que su percepción de los personajes causantes de la tensión vivida en 2017 había cambiado y que en los últimos días los veía con lástima. Le daban pena y conmiseración.

No le acompañé en el razonamiento por dos razones. Todavía son peligrosos y no podemos descartar con absoluta seguridad los males que pudiesen originar en el futuro.

Por otra parte, a mi entender, antes de que alcancen esa categoría tendrían que satisfacer de alguna forma su intento consumado de meter la mano en los bolsillos de cada uno de nosotros, tanto en malversación como en despilfarro; tanto en pérdidas contables como en perspectivas de mejora que se han esfumado y que todos tenemos todavía muy frescas en la memoria.

Eso les va a perseguir políticamente hasta el fin de su dedicación a la cosa pública, que eso significa república.

Guindos dice que la crisis catalana ha costado mil millones. Barato me lo pone el ministro. Yo creo que las pérdidas forman parte de un intangible donde cualquier cifra es posible según las variables que se utilicen.

Por ejemplo. Ahora se comenta la participación directa de este señor que vive en Bruselas en la nueva leyenda negra de España, desarrollada en medios internacionales con dineros salidos directamente de la bolsa común. No, decididamente estos personajes no me inspiran lástima ninguna, de momento. Ya me gustaría a mí ser tan desprendido como para eso.

4 Comentarios a “Potencialmente peligrosos”

  1. MIRANDA

    Menguado prestigio el de un botarate sin atisbo de vergüenza, que sale huyendo cual rata parar no asumir su responsabilidad cuando el Estado de Derecho lo interpela, se autoproclama Presidente de la Generalidad y, en calidad de tal, pronuncia un discurso de Navidad.

    Innecesario decir que en su discurso no habló de cuestiones reales, la corrupción, el expolio /malversación/ despilfarro de dinero público , la fuga de empresas e inversiones, las torpezas antiyihadistas, el deterioro de la marca Cataluña o su propia situación de fugado/evadido/exiliado/refugiado, sino que divagó en plan victimista, como suele, pidiendo diálogo y negociación, envuelto en la bandera de una Unión Europea que lo desprecia e ignora, y con nulo sentido del ridículo que está haciendo ante el mundo.

    Puchimon de la Mopa finge un empaque y una dignidad de los que carece, y cierto desdén hacia algunos de sus ex-compinches , aun sabiendo que solo pactando todos juntos, podrán los secesionistas pillar poder e incluso sobrevivir como partidos.

    No se si tal señor hubiera distinto honor si sus vasallos no fueran la famiglia Pujolone, Ada Colau, Karmele Marchante , la “monja” Caram, los frikis de la CUP o los podemitas de Iglesias o Yaya Carmena …y su mentor Arturet Mas y Mas.

    Eso les va a perseguir políticamente hasta el fin de su dedicación a la cosa pública, que eso significa república.

    Guindos dice que la crisis catalana ha costado mil millones. Barato me lo pone el ministro. Yo creo que las pérdidas forman parte de un intangible donde cualquier cifra es posible según las variables que se utilicen.

    Sentir compasión, lástima o empatía por unos sinvergüenzas que han despilfarrado el dinero de los contribuyentes en su causa propagandística, cadenas de TV, embajadas, mordidas de Palau, actividades de sus partidos, publicidad anti-españolista en medios internacionales, viajes, comilonas, etc. no denota buen corazón sino desinformación e ignorancia supina de la cuestión catalanista.

  2. MIRANDA

    Perdona, Boss. Los párrafos 5 y 6 de mi comentario, son en realidad del tuyo. Mi vieja costumbre de copipegar el artículo que voy comentando y, logicamente borrando, ha sido la causa indeseada de que un par de párrafos quedasen “aprisionados” entre los míos. Sorry, dear.

  3. Españolito de a pie.

    Menos prestigio tendría si estubiese donde por meritos propios le corresponde estar y eso es detras de unos barrotes de hierro hasta el fin de los tiempos.

  4. Ramón

    La única pena que tengo, es que, después de toda la travesía que emprendieron, la justicia fuese tan lenta, que los dejase escapar, tendrían que estar en la cárcel, por sinvergüenzas, por haber dilapidado los dineros de todos, en aventuras.

Comenta