Aporofobia

Versus aporofobia

La Fundación del Español Urgente que promueven al alimón la Agencia Efe y BBVA elige por estas fechas la palabra del año, que no es la más usada, ni la más bonita, ni la más moderna. Es la que al jurado le parece y punto.

En esta quinta edición la elegida ha sido aporofobia, que seguramente no la ha utilizado usted ni un solo día de enero a diciembre, aunque el objetivo es no utilizarla nunca, al menos en ejercicio de lo que significa, que es el rechazo a los pobres por el hecho de serlo.

Opina con razón la filósofa valenciana Adela Cortina _ autora de un libro titulado con la palabra del año _, que la mayoría de las veces, cuando decimos xenofobia no queremos expresar la aversión al extranjero, sino al pobre, por lo que deberíamos utilizar aporofobia.

Neymar es extranjero, pero lo quiere todo el mundo, no solo porque juega bien al fútbol, sino porque es rico y no molesta en ningún sitio donde lo pongas. Si fuese pobre seguiría siendo extranjero, pero no encontraría tantas sonrisas a su paso.

Hace meses presentamos en Lugo el libro Titanes contra pobreza, que es un resumen de la nula aporofobia que padeció Caritas en sus 50 años de existencia. Por eso tampoco se puede generalizar acusando de actitudes reprobables al conjunto de la sociedad, porque dentro de ella hay quien la ha combatido, incluso antes de que existiese el neologismo que inventa Adela Cortina.

Seguramente la elección de la Fundéu propicie un mayor uso de la palabra en sustitución de racismo o xenofobia cuando así lo requiera la precisión. En líneas generales no hay rechazo al extranjero, ni a las otras razas. Hay rechazo al pobre, incluso al que comparte con nosotros nacionalidad y rasgos físicos.

En esta edición, la Fundéu no solo ha limpiado el castellano, sino que ha dado una lección de filosofía.

Un comentario a “Aporofobia”

  1. MIRANDA

    La pedantería impregna casi todo en estos tiempos de modernité. Incluso la etimología, que obliga a decir “posverdad” pudiendo decir ” mentira” .
    Se multiplican los neologismos, vulgarismos, barbarismos/extranjerismos e inventos de laboratorio, como “aporofobia”, hasta el punto que nos asalta el temor de que los vigilantes del centeno académico sean demasiado condescendientes con los nuevos palabros y/o vulgares deformaciones que se van colando en el diccionario, no se si para conformar o para deformar la lengua de Cervantes, que también es la de más de 500 millones de personas, la segunda lengua más hablada del mundo.

    Vistazo a las 20 últimas palabras admitidas por la RAE, a saber:

    PALABRO : palabra rara o mal dicha

    ALMONDIGA : modismo de la palabra “albóndiga”

    ASÍN : vulgarismo de “así”

    CULAMEN : usada para referirse a la cola o nalgas

    DESCAMBIAR: deshacer o retrotraer un cambio

    TOBALLA : modismo de toalla o pieza de felpa

    ABRACADABRANTE: palabra que describe algo muy sorprendente y desconcertante

    GÜISKI: adaptación del anglicismo whisky

    VAGAMUNDO: modismo de “vagabundo”

    FRIQUI o FRIKI :término utilizado para describir algo extravagante, raro o excéntrico

    CEDERRÓN : adaptación castellana del término CD-ROM

    OTUBRE : válido para nombrar al décimo mes del año

    PAPAHUEVOS : sinónimo de papanatas

    ÑO : diminutivo de “señor”

    TUIT: mensaje digital que se envía a través de Twitter

    PAPICHULO : hombre que por su atractivo físico es objeto de deseo

    ESPANGLISH: modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos en la que se mezclan elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés

    CONFLICTUAR: provocar un conflicto en algo o en alguien

    EUROESCEPTICISMO: referente a la desconfianza hacia los proyectos políticos de la Unión Europea.

    AMIGOVIO : persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo pero mayor a una amistad.

    Cogno, se han olvidado de FOLLAMIGO, que está a la última…

    En fin….Que si lo dices mal muchas veces, acaban por darte la razón… Ntjd…

Comenta