Democracia oftálmica

¡Se quedan! (Las gafas)

La democracia bien entendida empieza por uno mismo. Por eso y por muchas cosas más, un verdadero demócrata no sale a la calle sin preguntar antes a sus followers de Instagram si ha de usar gafas o lentillas.

Muchos de nosotros, fachas perdidos, neoliberales o comunistas de la vieja escuela, somos capaces de usar o no corbata, de calzarnos o no unas botas pirata, de bajar o no hasta el ombligo un escote de vértigo, sin consultar antes a la masa la conveniencia de tal o cual alternativa. Error.

Íñigo Errejón lo sabe bien. Para él la democracia es un sentimiento, un hálito, un impulso. Casi como una colonia que te envuelve y vivifica. Por eso, cuando en estas Navidades se le pasa por la cabeza la posibilidad de abandonar las gafas y graduarse unas lentillas, cae de hinojos ante la edición príncipe de “La razón populista” de Ernesto Laclau, le pide perdón y entre lágrimas exclama: ¡Cómo pude dudar de la esencia! ¡Estas cosas se preguntan a los seguidores de Instagram!

Dicho y hecho. Se hace dos fotos, con y sin, las cuelga de su cuenta y pregunta: ¿Cómo estoy más rechulo, con antiparras o a ojos vista?

Las respuestas no se hacen esperan. Con una participación superior a cuando pregunta si debe afeitarse o no la pelusilla, y sin ningún incidente en los colegios electorales, el 87 por ciento de los votantes se decanta por la opción Gafas, mientras que el 13 por ciento cae en la casilla del Sin. Mayoría absoluta. Errejón puede formar estética personal y salir a la calle de acuerdo con los gustos de la mayoría. Eso sí. Dentro de cuatro años está obligado a repetir la encuesta, no vaya a ser que cambien las tendencias.

Y otra cosa. Como le veamos sin gafas por la calle, el Congreso o esos lugares de perdición que frecuenta, podremos espetarle a la cara sin sonrojo: ¡Traidor! ¡Cumple la voluntad de las urnas!

4 Comentarios a “Democracia oftálmica”

  1. Tolodapinza

    Está visto que la gente, el personal (“el gentío”, que decía Umbral), dispone de mucho tiempo libre y lo gasta en merluzonadas.

    Demasiado tiempo libre. Demasiado.

  2. José guerrero

    El hábito no hace al monje……..

  3. MIRANDA

    Baby Errejón no deja de sorprendernos. En la entrevista de buen rollito, a mesa y mantel y trato de intelectual, que le hicieron en El Pais, no menciona la casta ni la trama ni a los fascistas del gobierno, ni el tic-tac, ni el exprópiese, sino que parece totalmente rendido a la marca España y orgulloso de su condición española:

    …”Y creo que tenemos un país democráticamente muy maduro; aquí la crisis no ha generado irrupciones xenófobas. Eso dice mucho sobre la tolerancia y la madurez democrática (…). Razones para estar orgullosos de nuestro país. Hay una escasa autoestima propia (sic), que no está justificada y que hay que revertir; pero hay muchas razones para estar orgullosos de un país que, en dos generaciones, dio un salto que permite que hijos de familias humildes puedan estudiar, que nadie tenga miedo a caer enfermo por que no haya sanidad pública, que aunque viva en un barrio humilde está suficientemente dotado… Y eso no lo regaló nadie. Nuestro país ha dado un salto en muchas materias que lo alejaron del caciquismo y lo acercaron a la igualdad de oportunidades…». Errejón dixit, aunque podría haberlo suscrito el mismísimo Mariano Rajoy

    Se diría que una temporada en segundo plano, una vez defenestrado por el One, le ha abierto los ojos a la realidad que vive este pais , demócrata y moderno, muy alejado del catastrofismo incendiario podemita, empeñado en darle una patada al Sistema y abrir sucursal bolivariana en estos pagos.

    Quizá porque ha empezado a ver claro es por lo que ya no necesita gafas ni quiere insistir en los mantras antisistema que su jefe Iglesias sigue lanzando al eter con el tono alarmista/apocalíptico del salvapatrias mesiánico.

    Quizá porque Baby Errejón, además de madurar políticamente, está acariciando la idea de liderar una izquierda más moderada y realista, que descienda de las soflamas a los problemas reales e intente resolverlos con propuestas viables, concretas, realistas, esas que Podemos jamás ha planteado en medio de todo ese bla-bla-bla del telepredicador Iglesias, sus tuerkas y apaches patrocinados por dictadores islámicos o caribeños.

    Propuestas rigurosas, reflexiones de peso específico que vayan más allá de enseñar a los followers su cesta de la compra, el guiso que está preparando, o la estética de su rostro imberbe, con o sin gafas.

    Sabemos que el nivel de la clase política, su formación, su experiencia, su capacidad, incluso su apariencia y sus modales se ha degradado de forma aparatosa en los últimos años, pero lo más preocupante es que la sociedad lo asume como algo inevitable y parece abdicar de su derecho a exigir a los gestores de España.S.A al menos tanto como les exige la empresa privada.

  4. Ramón

    Me encanta la democracia en todas sus vertientes, si además se utiliza para tomar decisiones personales, mejor. Así nadie podrá reprocharle lo contrario, por mi parte, para mis decisiones, insisto personales, voy a seguir siendo un dictador. Lo voy a decidir yo solito, sin ayudas externas, Don Íñigo, gracias por abrirnos nos ojos a la democracia.

Comenta