Qatarí que te vi

Ya lo llevaba en el pecho

Xavi es aquel futbolista al que le dimos el premio Príncipe de Asturias con Iker Casillas por lo bien que compaginaban, que ya es tremenda gilipollez de parte. Pues bien, Xavi acaba de pagar el favor recibido hablando del déficit democrático de España y de la existencia de presos políticos, igualitos a los de Cuba.

Se refiere a los golpistas claro. En una democracia tal como él las entiende, cada uno se coge el cacho de tierra que más le gusta y el estado lo contempla con cara de panoli hasta que no hay estado ni hay nada. Bravo muchacho, es usted un auténtico reformista.

Quizá por ello se ha marchado a la hermosa dictadura de Qatar, lejos de esta defectuosa democracia con cárceles repletas de presos políticos y catalanes reprimidos sin poder decir “em pica un ou” en su hermosa lengua.

Qatar es una dictadura, sí, pero allí las personas son felices como perdices y les encanta tener unos dictadores a tiempo completo sin referéndum de autodeterminación, ni mujeres con derechos, ni emigrantes, ni refugiados, con lo cual el mundo según Xavi nos lleva a una terrorífica pregunta. ¿Para que queremos una democracia y ser unos desgraciados, pudiendo tener una dictadura y ser felices?

Cuando venga por aquí de vacaciones debería organizar un ciclo de conferencias en todo el estado y explicárnoslo, siempre que no contradiga la memoria histórica, por supuesto. Nosotros, que siempre quisimos ser europeos para disfrutar de la democracia, vamos a acabar suspirando por ser qataríes para gozar de la dictadura.

Para ese viaje no necesitábamos alforjas. Teníamos una bastante bien consolidada. Lo que hubiésemos dado por escuchar a Xavi diciendo que Franco era un dictador, pero no importaba porque la gente era feliz frente al déficit democrático de Gran Bretaña, por ejemplo.

3 Comentarios a “Qatarí que te vi”

  1. Jose Manuel

    Eso es poner el punto en la I con toda precisión

  2. MIRANDA

    Que un futbolista, un tipo que se gana la vida dando patadas al balón y empellones a los adversarios, sea incongruente y contradictorio, no sorprende demasiado. No se puede pedir peras a Luis del Olmo, meu.

    Que además diga que España tiene déficit democrático, llame “presos políticos ” a simples golpistas, y compare nuestra democracia con las dictaduras caribeñas, ya tiene peor pasar. Y está demandando a gritos un paseo por Cuba y Venezuela, para saber lo que vale un peine…

    Pero que, huyendo de una “dictadura” que forma parte de la UE, y donde cualquiera puede hacer lo que le pete y decir las paridas que se le ocurran , vaya a instalarse en una dictadura islamista, tiene tela marinera.

    Imagino que le mueven intereses crematísticos o climatológicos , y no la ilusión de gozar de total falta de libertad, de ver a las mujeres cubiertas de sayas negras caminando unos pasos detrás de su amo y señor, y de no tener posibilidad de votar y opinar sobre nada. No digamos de intentar unas falsas elecciones y un golpe de estado, que podrían enviarte directamente al otro barrio.

    Miratú, Xavi, en España das un golpe de estado y, si prometes ser bueno en lo sucesivo, te permiten andar por la calle, anegar el aire de mensajes propagandísticos via TV o plasma, e incluso presentarte en una lista electoral para volver a intentarlo.
    Eggg que no tiene color, meu.

  3. Tolodapinza

    Bueno, a ver, que se sepa; este futbolista se ha ido a jugar a Qatar para rehacer se destrozada economía. Hizo mucho, muchísimo dinero, cuando jugaba en el Barcelona pero lo perdió (según se dice) casi todo por haberlo invertido mal. No es que le estafara su asesor financiero, qué va. Quien le gestionaba el patrimonio era su propio padre. ¿De quién te vas a fiar más para confiarle tus monises, de un extraño o de tu propio padre? El problema es que el padre tenía la sincera voluntad de custodiar y engrandecer los “ahorrillos” de su nene, pero no tenía ni idea de moverse en el mundillo inversor/financiero e hizo unas operaciones catastróficas que redundaron en unas pérdidas grandiosas. Tan grandiosas que dejaron la caja casi a cero. En consecuencia, el nene tuvo que irse con los árabes de los petrodólares para retornar a los ingresos millonarios y hacerse una jubilación pasable.

    Nadie muerde la mano que le da (tan bien) de comer, con que mucho menos este falsario que atiende por Xavi. Y si hay que lamer esa mano, pues se lame.

Comenta