¡Prueba superada!

Éramos tan jóvenes

Una nueva encuesta de este fin de semana, la de SocioMétrica para El Español, cambia la atención del foco, deja de mirar hacia Cataluña y lo abre sobre toda España. ¿Cómo votaríamos hoy en unas generales?

Conocidas son las simpatías del director del medio, Pedro J. Ramírez, hacia Albert Rivera, pero jamás se habían desbordado tanto como ahora lo hacen en los resultados de esta muestra. Y no queremos decir con ello que el director haya contestado muchas veces a los demoscópicos hasta elevar el resultado a su gusto, sino que lo parece.

Ciudadanos es el partido que experimenta un mayor crecimiento, con una subida de más de siete puntos porcentuales, lo cual le permite situarse en tercera posición y 70 (+38) escaños de color naranja.

Esto es posible gracias a que Podemos pierde unos seis puntos y se queda en 45 escaños morados (-26). La formación de Iglesias es cada vez más de Iglesias y solo de él. Ayer mismo ha perdido a Albano Dante Fachín y el posible cambio de nombre, de Podemos a Puedo, es una realidad cada día más cercana.

Por otra parte, el PP baja a 117 (-20) y el PSOE sube a 95 (+10). Ésos son los cuatro trazos gruesos del invento, cuya cercanía con la realidad puede ser la que usted quiera, puesto que ni siquiera sabemos a qué distancia estamos de la convocatoria de elecciones, quiénes serán candidatos, qué resultados habrá el 21D, cómo vendrán dadas en 2018 y otros pequeños detalles que convertirán esta encuesta en un obsoleta y museable vasija del pasado.

Pero en un aspecto sí se puede decir que esta encuesta ha sido revolucionaria y transformadora. Un auténtico hito en la comunicación periodística de este país, pues se trata del primer tema no estrictamente catalán del que hemos escrito en esta columna desde hace más de dos meses y medio. Todo un récord.

Un comentario a “¡Prueba superada!”

  1. Aureliano Buendía

    Hoy, más que atender a la información real, que surge a borbotones de los medios de comunicación, quizá deberíamos prestar más atención a la efeméride de un suceso acaecido hace 100 años, pero cuyas repercusiones llegan hasta nuestros días, y su poso ideológico sigue teniendo notable vigencia.

    Hoy hace 100 años que comenzó la Revolución Soviética, y con ella la implantación del “socialismo real” en Rusia, y posteriormente en muchos otros países del mundo.

    En algún momento, también se cumplirá un siglo del nacimiento del régimen nazi, y a nadie se le ocurrirá celebrarlo.

    Sin embargo, y a pesar de los 100 millones de muertos que pesan en el debe más directo del comunismo, todavía hay mucha gente, y muchas formaciones políticas, que se declaran deudores y herederos legítimos de aquel genocidio. Nuestro entrañable Pablo Iglesias, por ejemplo, o sus congéneres bolivarianos.

    Y lo sorprendente no es que haya iluminados que reivindiquen las dictaduras más bárbaras que en el mundo han sido, sino que tengan millones de votantes.

    Al lado de semejante fenómeno histórico, y por más que sea importante para España, la “cuestión catalana” es un problema menor. Dejémosla descansar por un día, hasta el próximo dislate del “Presidente de la Generalitat en el exilio”.

Comenta