A la mitad

“¿Qué hago, jefe? ¿La guardo o la saco?”

Le preguntan a una señora si va a secundar la llamada de Tardá para no encender las luces de Navidad si no sueltan a Junqueras y a los que estén en la trena. Y ella responde con total espontaneidad:

_ ¿Yo? Yo encenderé todas las luces que tengo y más.

La anécdota los retrata con bastante precisión. Se creen que están por encima de todo, que mandan sobre todos y que todos forman parte de un único cuerpo pensante y actuante, como un hormiguero en el que Motos es Jordi; Trancas, Carles y Barrancas, Oriol, que además se le van los ojos.

Aunque solo estamos a un mes y medio del 21D se tiene la sensación de que en este caso el voto va a experimentar mayores turbulencias que en otras convocatorias electorales y no hará falta repetir las causas por las que así se piensa.

En todo caso, basta sumar a la excepcionalidad del momento la falta de un conocimiento exacto sobre candidatos y candidaturas para examinar con extraordinario cuidado los sondeos de este domingo.

Aún así vamos a extraer de ellos algunas tendencias que podrían sobrevivir a los 45 días que faltan. La primera, que si tuviésemos que partir a ojo una tarta en dos mitades exactas, no conseguiríamos mayor precisión de la que estos sondeos ofrecen entre el voto constitucionalista e el indepen, que a estas horas del partido es de 1.716.000 para los primeros y de 1.700.000 para los segundos. Y Tardá quiere que no haya farolillos de Navidad.

Otra tendencia, ERC demuestra ser el tuerto en el país de los ciegos y se beneficia de los trompazos de sus socios. ¿Qué le premian? ¿La política de creación de empresas y de bienestar?

Tercera tendencia, hoy dejan de árbitro a Ada Colau. Al menos ya sabemos cómo será la decoración navideña. Una apagada, una encendida; una…

3 Comentarios a “A la mitad”

  1. Aureliano Buendía

    Ciertamente, los resultados de las elecciones catalanas nos van a tener en vilo hasta el momento en que se publiquen. Lo especial de las circunstancias que concurren multiplica el interés en la contienda electoral.

    Y, finalmente, los resultados serán similares a los que había; no creo que la proclamación de la fallida república haga virar hacia el nacionalismo a todos los que hasta ahora no lo han sido, ni creo que los nacionalistas se conviertan de repente, cual San Pablo caído del jaco, al españolismo redentor.

    Por tanto, después de las elecciones, habrá que seguir viviendo y conviviendo con el mismo ambiente. A lo más que puede aspirarse (previa intervención de la Virgen María) es a que sea un poco menos espeso o tóxico.

    El tiempo lo dirá.

  2. Españolito de a pie.

    Sin necesidad de irnos a 1.000 Km. de aqui, ya vimos como los Mareantes y los Populistas en general han reaccionado con asuntos donde la Tradiccion se mezcla con las creyencias de la matoría de los ciudadanos.
    En La Coruña nuestro Alcalde Mareante nos dejo una Navidad del 2.016 bastante deslucida, muchos barrios sin alumbrado navideño y donde lo había con un alumbrado triste y empobrecido.
    Y nuestro Alcalde Mareante ademas en el día de la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia que le tocaba a La Coruña. Acto de Galicia entera, se ausento y no fue y en cambio si fue a celebrar a una mujer matematica de la que hay una pequeña placa recordatoria de la misma.
    Tambien el alcalde populista de Santiago desprecio públicamente toda la historia de Santiago de Compostela que noi se endtendería ni existiria sin sui vinculacion al Apostol y la cristiandad a traves de los siglos hasta nuestro tiempo.
    En fin que si por ellos fuese no quitarian solo el alumbrado navideño, quitarian todo, el santoral, los templos y capillas y hasta declararían persona non grata al Papa.

  3. Españolito de a pie.

    Fe de erratas
    creyencias = creencias.
    Y la historia es repetitiva, ya en la URSS a San Petersburgo lo renombraron como Leningrado, hasta la caida del comunismo marxisma que recuperó su nombre. Vamos que a Santiago la podrían llamar Rojilandia.

Comenta