Demoledor

Rajoy, con la corona detrás

El presidente se había cargado de paciencia, de plazos y de prudencia. Le reclamaban acción para frenar la locura de los puigdemones _ no merece la pena gastar el adjetivo catalán en nada de eso _, y él la retuvo hasta el límite de lo posible. Ayer.

A partir del Consejo de Ministros celebrado en la mañana del sábado, Rajoy sale a explicarse y una vez escuchada su intervención, solo cabe calificarlo de una forma: Ha estado demoledor, sin resquicio para los gamberros, claro y contundente como se le reclamaba, pero en el tiempo y con las maneras que él quería.

Ha sido una intervención diáfana, sin ambages y con la serenidad que proporciona la fuerza de la razón, de la ley y la justicia. Marianistas y no marianistas, salvo abducidos por el mantra de la secesión, se han visto obligados a reconocer un presidente que se despachaba a gusto y relajado con la única respuesta que merece tanta chulería, desobediencia y autodestrucción como la que abandera el gobierno de ese oscuro personaje. Da gusto tener enfrente a unos enemigos tan poco dudosos de su maldad.

Nos quedan por oír algunos ayes lastimeros, pero éstos siempre vendrán de quienes no pueden ofrecer ni la más mínima gota de optimismo para el futuro de España; resentidos, inútiles y profesionales de la algarada. Con ésos se cuenta como se cuenta con las catástrofes naturales. De ellas no se deriva ningún beneficio y lo único que nos corresponde es conseguir que los daños sean los menos posibles.

Se anuncia una intervención del todavía presidente catalán para las 21.00 h. de este sábado. Esta columna acabará de escribirse antes de esa hora. No se espera ninguna novedad interesante de sus palabras, y como se dice en los mensajes de misterio, si usted está leyendo estas líneas será señal de que Puigdemont podría haberse ahorrado su comparecencia.

4 Comentarios a “Demoledor”

  1. Aureliano Buendía

    En un país normal, la legítima (y muy comedida) respuesta del Estado a la sublevación, no de una parte de su territorio, sino de una variopinta banda de políticos que tienen secuestrada la gobernación de una región española, debería merecer el aplauso cuasigeneral, quedando fuera, únicamente, la minoría de inadaptados que tiene que haber en todas las sociedades libres.

    Pero, en este país, resulta que las medidas de control sobre el levantamiento catalán sólo son apoyadas por 250 de los 350 diputados del Congreso.

    Y esto es gravísimo, porque nos indica que hay un tercio de los españoles embarcados con el nacionalismo o con la extrema izquierda, coaligados accidentales cuyo único nexo de unión es el ansia por dinamitar España, por volar por los aires todo lo de bueno y malo que hoy tiene este país.

    Y son más de un tercio, si contamos que la mitad del PSOE, por lo menos, se debate, aunque no lo exprese, entre el apoyo a la legalidad y la llamada del monte.

    Esperemos no terminar como en el 36, o como en el 92 en Yugoslavia.

  2. Caplan

    No querría parecer un “troll” pero me da que , no se si por gallego o porque es asi o soy así que vamos a remolque de estos golpistas , que esto como dice Buendia es desalentador , que hay demasiada gente que no siente España como nación sino como algo inconcreto, que para ellos las bandera no significa mas que un trozo de tela y que a estos Rajoy también les atiende y mima y eso diluye mucho cualquier medida a tomar.

    No tengo claro que Rajoy sea tan maquiavélico y maneje tan bien los tiempos, un periódico digital cita a dirigentes de PP aseguran que Rajoy está ” ATERRADO ” creo querrían decir ATERRORIZADO, corrigeme Cora con lo de ” aterrado ” por favor.

    Si Rajoy está ” aterrado ” estamos aviados los demás, aquí no hay ” aterramiento ” que valga, este presidente ya hace mucho que debería haber hecho cosas que no hizo y digo esto con mi cariño al PP pero mas cariño a España.

    Que se deje de hacer el buenorro , ellos dirán el tontorro , y tenga la firmeza , por ejemplo , del Rey o de Tajani, ya se que Rajoy no es ni un Tajani, ni una Merkel pero podría empezar a serlo. un poco al menos.

  3. Caplan

    Un añadido …

    Fíjense en este comentario de un columnista del Progreso Miguel Olarte, con el cual me confieso lector y coincidente en multitud de columnas escritas por él.

    Dice al respecto de la situación en Ctaluña , sic : Legados a este punto yo ya solo mquiero que acabe. A ser posible, bien. Y si no como sea , pero que acabe.

    Sin comentarios.

    Es por esto que España como nación . como identidad lo tiene pero que muy jo dido.

  4. Caplan

    Las erratas no son de Olarte , disculpen.

Comenta