Domingo dos Mossos

El Pazo de Rajoy

Facilitar la salida de las empresas catalanas que desean testimoniar con hechos su desacuerdo con la marcha de los acontecimientos es útil, pero no es suficiente.

Augurar el desastre económico para Cataluña, pronosticarle el aumento del paro y asegurar que se van a encontrar solos, sin ubicación internacional posible, es realista, pero no es suficiente.

Conseguir que, salvo Maduro y algún otro dirigente despistado, la comunidad internacional reconozca a España como un estado de derecho donde no tiene cabida legal la segregación de sus partes fuera de la ley, es contundente, pero no es suficiente.

Defender la actuación policial el pasado 1-O, avergonzar a los Mossos y denunciar las mentiras y manipulaciones informativas que los secesionistas trataron de colar para malévola confusión del globo terráqueo, es justo, pero no es suficiente.

Anular el pleno del lunes donde se proponían declarar la independencia es cabal, pero no es suficiente.

Procesar a Trapero como sedicioso es oportuno, pero no es suficiente.

Escuchar de El Rey que el Gobierno autonómico ha cometido una deslealtad inadmisible es una descripción de la realidad, pero no es suficiente.

Anunciar la inhabilitación de Puigdemont, Forcadell, Junqueras y los que corresponda, es de ley, pero no es suficiente.

Inundar las redes de vídeos, memes y chistes que ridiculizan la actitud de los golpistas es reconfortante, pero no es suficiente.

La gente de orden, aquélla que se creía a salvo de golpes, motines y asonadas, se pregunta perpleja qué ha de ser lo que se emprenda a continuación para frenar la pesadilla y mira hacia la Moncloa en súplica de señales, por ver que se les ofrezca una, tan solo una, que sea cumplida y suficiente.

4 Comentarios a “Domingo dos Mossos”

  1. Españolito de a pie.

    Procedimiento logico:
    PRIMERO: Se detiene a los sediciososo, con Puigdemos a la cabeza y todos al juzgado.
    SEGUNDO: Se interviene la Generalitat y en particular los medios que han usado los separatistas para sus fines y no para el servicio público.
    Osea:
    A los Mosos de Scuadra se dimiten a todos sus mandos, se reqiisan sus armas y se abre una investigacion hombre por hombre.
    Se interviene la esducacion se revisan los libros adoctrinadores y la prohibicion de hablar español en las escuelas, se depuran resposabilidades donde sea necesario y pasan a depender del Estado Central, aqui se acabo ya la juerga.
    Se interviene TV3 se dimiten a sus mandos y periodistas adoctrinadores en vez de informadores. Lo ideal que se cierre permanentemente.
    Resumiendo al delincuente traidor enemigo se le apresa y se le desarma para que no pueda volver a actuar.
    Y al que por ejemplo de ahora en adelante se salte una Ley de la Constitucion o una sentencia Judicial de los T.S., del T.C, la policia a la puerta de su casa y esposado al truyo.

  2. Aureliano Buendía

    No quisiera estar yo en el pellejo de Rajoy.

    Ahora estamos en el momento en que todos, a una, reclamamos al Presidente del Gobierno que aporte soluciones, que lleve a cabo acciones efectivas contra el movimiento sedicioso que se ha desatado en Cataluña.

    Pero, en el momento en que el Gobierno lleve a cabo alguna de tales actuaciones, por descafeinada que sea, la tan manida “unidad de los constitucionalistas” se romperá, y comenzarán a llover críticas sobre Rajoy. Ha sucedido otras veces, y no tiene por qué ser distinto ahora.

    La estrategia (si merece tal nombre) de Rajoy es la misma de siempre: esperar a que el problema se cueza en su propia salsa. Lo curioso es que, por el momento, la cosa parece dar resultados.

    Pero, evidentemente, hay que ir más allá, porque no se trata de parar el golpe y que los golpistas puedan ponerse tranquilamente a preparar otro para el mes que viene, sino de encontrar una solución un poco más duradera al problema.

    En un país normal, el Gobierno suspendería la autonomía catalana “sine die”, comenzando al día siguiente el proceso de negociación para su recuperación. Y tras cinco años de conversaciones, se les concedería un Estatuto que fuera aproximadamente la mitad (medido en términos de atribución competencial) del que tienen hoy.

    Pero en un país normal ya no se hubiera llegado a estos extremos, por lo que sigo siendo profundamente pesimista. El único factor que me ha levantado un poco la moral en estos días aciagos ha sido la desbandada del miserable empresariado catalán, huyendo del “prucés” como del fuego. El elemento económico siempre es primordial, salvo para los exaltados de la CUP, y puede que consiga parar el proceso.

    P.D. El calificativo de “miserables” que he aplicado a los empresarios catalanes no es gratuito. Si ellos hubieran querido, esto no hubiera llegado a tales extremos.

  3. Caplan

    Es verdad, es algo que los españoles, amigos de extremos, en ciertas ocasiones nos quedamos en el suficiente y a veces menos que suficiente, pronunciarnos en determinados temas nos da pereza y exigimos muy poco en lo cotidiano, protestas de taberna y poco concluyentes y efectivas, un bajo nivel de aceptación de los demás y dejar pasar hacen que al final se junten cuatro y puedar cambiarlo todo y al final para que nada cambie salvo las nuevas posaderas en los ciejos sofás.

    El valor se nos presupone quizás muy benevolentemente pero lo cierto es que el valor, el coraje, la hidalguía, los valores que conforman la dignidad de una persona no nos afloran de innato como pudo ser antaño, me parece que de león nada de nada y quizás corderos.

    Hay un aspecto que se ha castrado a pulso a nuestra sociedad y es el del esfuerzo, tampoco sabemos defender quizás por falta de conocimientos o mala memoria que el haber llegado hasta aquí ha sido un duro esfuerzo de gente muy sufrida y asqueda, perder nuestra mejorable condición es sencillo, simplemente no hacer el mínimo esfuerzo por mantenerla, ya no digo mejorarla, hace volver de nuevo las pesadillas y cutrerío de tiempos pasados.

    Nunca es suficiente, nada lo es , en la persona la insatisfacción es una cualidad, creo que buena si está mas o menos razonada y es por ello que insistiendo e insistiendo tenazmente creo que la mejor educación en las aulas es el mejor regalo a la humanidad.

  4. rois luaces

    Pero aquí seguimos haciéndonos los suecos con una lengua impuesta como “”nosalingua”"

Comenta