Inadmisible

Estar en la equidistancia es despreciar la Constitución

Por increíble que parezca, el principal mensaje del Rey _ cuando califica de deslealtad inadmisible lo que ocurre en Cataluña _, no estaba en la mente de todos los demócratas y era necesario que lo oyeran, como siempre que un grupúsculo de golpistas trata de apoderarse de algo tan valioso y que tanto trabajo costó ganar.

Uno de ellos. Uno de esos españoles a los que el mensaje le tuvo que abrir las entendederas es Pedro Sánchez. Porque si el 23 de febrero de 1981 Sánchez hubiese estado en la piel de Suárez _ ya le gustaría _, habría llamado a la centralita del Congreso, preguntaría por Antonio Tejero y se habrían puesto a charlar de sus cosas. Perdón, a dialogar.

Sánchez cree que lo guay, lo chévere, lo chuli y el no va más de la política es el diálogo, sin reparar en el qué, el cómo, el cuándo, el con quién y el para qué.

Claro que el diálogo es un bien preciado. No intentará el señor Sánchez que el oso Yogui descubra hoy cuán apetitosas están las tortitas de miel gracias a su magisterio. Lo sabe desde antes de nacer el primer pino en Yellowstone.

Pero eso afecta a las dos partes y si una de ellas se ha tirado al monte, se ha ciscado en lo más sagrado y se ha limpiado el culo con las leyes, no me venga ahora usted con coñas marineras y escuche al Rey: Inadmisible.

Aquél con quien pretende dialogar nos ha llevado _ nos está llevando _, al borde del abismo gracias a que maneja un camión repleto de mentiras y a que existen personas como usted, señor Sánchez, que confunden democracia y tiranía con una facilidad infantil.

¡Claro que hay que dialogar con Cataluña! ¡Y con el diablo, si se aviene a ello desde las zahúrdas de Plutón! Pero a quien ha jugado de forma tan irresponsable con la convivencia solo cabe decirle que es inadmisible y actuar en consecuencia.

5 Comentarios a “Inadmisible”

  1. Españolito de a pie.

    Bien cierto todo lo expuesto y a los que piden que Rajoy dialoge con Puigdemon tambien habría que decirles claramente que no hay equidistancia posible entre ellos, uno delinquio de la manera mas grave posible atentando contra la Constitucion Española y las sentencias del T.C., T.S. e incluso contra el T.S.J.C.
    Vamos que no se pueden sentar en una mesa de dialogo un violador y el padre de la violada y hablar en igualdad de tu a tu.

  2. Moncho

    El tiempo del diálogo ya pasó, los dirigentes catalanes, que no los Catalanes, no querían dialogar, lo que querían era llegar a este punto, para ver si el resto nos plegamos a sus deseos, y si tenían algún respaldo internacional, ni lo uno ni lo otro, así que a quitarlos de en medio, que actúen los jueces y la fiscalía y que los coloquen donde tienen que estar, que todos sabemos donde es.

  3. Bolita

    Sanchez habla de buen rollito, al igual que practicamente todos los gobiernos y la propia Unión Europea.

    En el caso de Sanchez, a mi modo de ver, su postura está condicionada porque trata de atraer los hijos pródigos que se fueron a Podemos, y sobre todo que no deserten más.

    Mientras no haya otros interlocutores, soy contrario a ninguna clase de diálogo
    -que además sería de sordos-, con quienes han violado un montón de Art. de la Carta Magna y del propio estatuto, agravado por el hecho de mandar y permitir a la chusma (by Miranda, jaja) tomar las calles, no hay nada que hablar con ellos salvo a nivel judicial.

    Pero Sr. Cora, una vez que el Comandante en Jefe ha dado la orden de cargar, al capitán, le corresponde dar el !Arr!.

    No hagamos lo de mi abuela cuando yo hacía pilatunas e invariablemente culpabilizaba a mis colegas.

    Para ello, no necesita de Sanchez ni siquiera de C’s, tiene mayoría absoluta en el Senado y puede hacerlo, por tanto no hay excusa que valga.

    Aquí, cada palo debe aguantar su vela y asumir sus responsabilidades.

  4. Tolodapinza

    Lo he leído en internet y estoy completamente de acuerdo:

    El gran error de Rajoy, al no haber aplicado a tiempo en Cataluña el artículo 155 de la Constitución y haberse refugiado únicamente en la vía judicial, es que el “tiempo judicial” es muy distinto del “tiempo político”. Esa carrera es imposible de ganar porque las ilegalidades se multiplican y siempre se reacciona después, a remolque. Judicializar los problemas políticos que requieren inmediatez de respuesta equivale a renunciar a la previsión y al sabio manejo de los tiempos, que son la esencia de todo buen político.

  5. Julio M.

    Pedro y Pablo, Sanchez e Iglesias.
    A dónde van proponiendo dialogar con golpistas?
    Su dignidad por un puñado de votos. Vergonzosos.

Comenta