Ya no cuela

Es cierto. Como dice Santy en su viñeta de ayer, estamos hartos de los puigdemones y de las puigdemonas, pero del hartazgo se alimenta la sinrazón porque en él cree ver la fuerza de sus disparates.

Ahí está la pregonera de las fiestas de la Merced para demostrarnos que abundan en el desconcierto para provocar colapsos intelectivos y de la misma forma que se cuela la equidistancia entre unos pacíficos ciudadanos asesinados por la barbarie terrorista y sus asesinos, unos pobrecitos incomprendidos por la sociedad, también se cuela la de unos pobrecitos catalanes con ansias de independencia y sus verdugos españolistas, empeñados a toda costa en hacerles cumplir las leyes, como en Australia, como en Canadá… fíjense bien, ¡incluso como en Pyongyang!

Pero por mucho que manipulen en los adultos y adoctrinen en los infantes, se encuentran con una dura realidad y es que solo el 39 por ciento de los catalanes está convencido de que el referéndum tenga validez. El resto cree que no sirve ni para echarse unas risas con él.

A Romeva ya le han dicho por ahí adelante que se olvide de reconocimientos internacionales, porque a nadie le agrada que le monten una pirula ilegal en su territorio, ni que se salten los tratados internacionales que tantas guerras han costado y que se establezcan extrañas alianzas como las que hubo en abundancia.

Por fortuna se ha llegado a la formulación de una Unión Europea y ésas son palabras mayores frente a las mamarrachadas.

Los profesionales de la provocación dicen que no van a caer en ellas. Menuda jeta. Con la que han armado pretenden hacernos creer que la Constitución es el elemento discordante y no el aglutinante.

Menos mal que el hartazgo tiene una parte positiva, cual es que ya no te cuelan ni una.

4 Comentarios a “Ya no cuela”

  1. Españolito de a pie.

    Aqui teniamos que tener a una especie de dama de hierro como la inglesa cuando lo de las Malvinas qaue no se anduvo por las ramas, provocacion pues nada, se manda a lo mas selecto y granado del ejercito, se reducen y encarcelan a los secesionistas, se intervienen los medios de comunicacion contaminados y se pone aquello a andar.
    Y de paso queda el aviso a navegantes por si alguien quiere hacer lo mismo despues en cualquier otro sitio de España.

  2. Aureliano Buendía

    En (lo que hoy conocemos como) España, no creo que mucho triunfara una figura como la Dama de Hierro. Estamos, más bien, en una democracia blandiblub, que nos llevará, más pronto que tarde, a una implosión como país.

    Vamos caminando con paso firme hacia la categoría de Estado fallido.

    Y me dan miedo los próximos días. Cualquier error, cualquier incidente, puede provocar acontecimientos de alcance imposible de prever.

  3. Caplan

    Me da que lo siguiente es el ejército, creo que que es lo que buscan y no deberíamos decepcionarles.

    España desde hace tiempo está en crisis permanente de identidad, la culpa es de todos pero primordialmente de los politicos que han estado en el poder para ellos y su perpetuo provecho, nunca se establecieron vínculos afectivos con la nación que les vio nacer y simepre mirando para otro lado , este es el huevo de la serpiente y nosotros gallinas.

    Nación que tenga mas estúpidos es dificil encontrarla al menos entre los países desarrollados, somos suicidas, masocas, cainitas, sádicos y faltos de moral y de ética, damos por el saco constantemente a nuestros compatriotas , echo de menos una mano fuerte y moralmente sana que encauce esta deriva al precipicio.

    Hoy esta nación, ESPAÑA, está en serias dificultades y será la nación que los mas fuertes, en todos los sentidos se ganen. A mi no me aburren los independentistas , a mi me motivan y me confirman en muchas cosas entre ellas que el que duda, falla y cae.

  4. Tolodapinza

    Creo que lo que ha fallado aquí es la pedagogía. El Gobierno legítimo de la Nación no ha sabido explicarse. Nunca sabremos si es por torpeza o por arrogancia. Pero hubiera hecho falta “explicarse” más, y no me refiero a reeditar un “Aló, presidente” chavista, sino simplemente, bajar a la arena a decirle al gentío (de toda España) las verdades con actitud firme pero cordial, para contrarrestar las mentiras histéricas de los secesionistas. Y para eso, no hay como la televisión. Las entrevistas en los dominicales de los diarios de gran tirada no sirven, porque aquí se lee poco la prensa.

    Y obviamente, hubiera sido de grandísima utilidad práctica la promulgación de una Ley de Claridad, como la que emitió Canadá para precisamente “aclarar” las ideas de los separatistas de Quebec. Cuando tengan un momento, busquen en internet y léanla, es un gozo para los ojos y para el intelecto.

Comenta