España y otras naderías

Pedro Insua, en la estela de Gustavo Bueno

Si la frase “Hay que sentirse orgullosos de España” la dijese un general legionario, un ministro o Anson, el lector pensaría que carece del más mínimo interés porque entra dentro de la ideología que se le supone y cae de cajón.

Sin embargo, si el autor es un filósofo (Vigo 1973), que se define políticamente de izquierdas, ateo, republicano y feminista radical, el interés de la frase sube bastantes enteros y el deseo de conocer más a fondo a su autor, Pedro Insua, también.

El asunto no tiene mayor misterio. Insua es un hombre de intelecto bien preparado que no se deja arrastrar por la papilla intelectualoide con la que se conforman otros y bucea por sí mismo en aquellos aspectos donde se aplican falsos estereotipos, casi siempre de carácter antiespañol “porque sí”.

La mayor parte de sus artículos son de acceso inmediato, pero ocurre que le han hecho un entrevista y el hombre está estos días más publicitado.

Como no es el caso, ni el lugar, ni la capacidad, de reproducir aquí el pensamiento de Insua es recomendable visitarlo en sus fuentes originales para saborear sus opiniones sobre España, el PP, Podemos o la fragmentación catalana. “Apoyar el referéndum es de derechas”, dice por ejemplo sobre el 1-O.

No obstante, le tomamos prestado un párrafo donde el vigués condensa varios de los tópicos de la leyenda negra española, tan del gusto de nuestro amigo Luis Español Bouché. Dice así: “No entienden que España es una realidad histórica de la que no hay que renegar. Siempre dicen que si la Inquisición, que si la expulsión de los judíos _ cuando ambas cosas han pasado también en otras partes _, que si la destrucción del islam en España… ¡como si Al-Ándalus hubiese sido tan próspera como dicen! Es todo un invento. Incluso de la acción de España en América hay que estar orgulloso”.

2 Comentarios a “España y otras naderías”

  1. Aureliano Buendía

    Habrá que leer algo de lo que escribe este muchacho, antes de que le metan en el Índice (de Libros Prohibidos de la Monarquía Hispánica, actualizado según los cánones la Nueva Progresía, que viene a ser lo que antes se llamaba Santo Oficio).

    De todas formas, le auguro un porvenir incierto. En este país, la Verdad progre está escrita, y todo aquél que se atreva a discrepar, es arrojado a las tinieblas exteriores, donde está el llanto, el rechinar de dientes y los votantes del PP.

  2. Caplan

    Es a veces triste, a veces irónico, a veces da rabia,esto que dice un filosofo lo dice tanta gente y nadie les toma como pensadores, obviedades como puños y pensamientos positivistas muy convenientes hasta que no lo sean.
    Si tu no quieres, no amas a tus cercanos a tus origenes dificilmente amarás algo, si escondes de donde eres y de donde vienes eres un pobre miserable, si hablas mal de los tuyos nadie confiará en ti.
    Casi todas las sociedades tienen un orgullo patrio, aldeas y barrios incluso, es una forma de identidad de pertenencia a un grupo de saber que eres y también de donde vienes, de ser necesario siempre querrás contar con los tuyos ¿ quién si no ?.
    Anteriormente a tu existencia hubo gente luchadora sacrificandose por entregarte un testigo mejor, una herencia que recibimos mejorada y es de recordar y agradecer, mucha sangre vertida para que tú la rechaces y denigres.

    España ¿ qué nos pasó para ser como somos ? hay quien lo data al esplendor perdido, a épocas que dejaron sabor amargo, de caida a los infiernos, otras naciones también lo pasaron y no sucede lo de aquí que parece es peor cada dia.

    España siempre estuvo en mi corazón , toda España , hoy tengo sentimentos encontrados y dudas , es penoso.

Comenta