¿Quién hace el CIS?

_¿A qué ministro valora peor?
_A López Robó

La sensación es de siempre, pero a la vista de los últimos resultados se acrecienta con ímpetu irrefrenable la percepción de que el CIS es el resultado de una suma de supuestos cocinados por un gabinete de sociólogos en una habitación mal iluminada.

A lo mejor incluso coincide con el exacto pensamiento de la población española, un extremo que nadie puede comprobar, como tampoco saber el número exacto de chinos que hay. De ser así, es chiripa, como si dices que hay 1.349.556.453 chinos y es verdad.

Los supuestos son los títulares de los periódicos. Por ejemplo, cada tres casos de corrupción que afecten a un partido, baja un punto; si hay trifulca de mandamases, baja medio; si se acaba la trifulca, sube dos… etc, etc.

El dato definitivo que me lleva a está conclusión es que en la presente oleada, los dos ministros peor valorados son los reprobados, Montoro y Catalá, que es como si lo dice un niño de 6 años. ¡Pero si el 97 por ciento de los españoles no conocemos ni cómo se llama el ministro de Justicia! ¿Cómo lo vamos a puntuar, ni bien, ni mal? A no ser, claro, que la pregunta se redacte así: ¿Cómo valora usted a Rafael Catalá, ese ministro cabrito que ha sido reprobado y que es más malo que la quina?

Entonces, sí.

Después está lo de la subida del PSOE, que es como de magia potagia. Gana Sánchez y sube la bolsa. ¿Por qué? ¿Por haber rebajado España a la categoría de nación de naciones? Son milagros del CIS Nuestro Señor.

La traca es la valoración de los líderes políticos, que resulta inversamente proporcional a los votos y apoyos que tienen. ¿Pero estamos gilipollas, o qué? Al más valorado, que es Garzón, no lo votan ni en su casa, y el que lo es menos, o sea, Rajoy, gana las elecciones.

Por eso hay que tomarse el CIS como los vaticinios de Aramís Fuster, que entretiene aunque no dé una.

2 Comentarios a “¿Quién hace el CIS?”

  1. Españolito de a pie.

    Yo comprendo que el poder desgasta y que a Rajoy le pegan (sin razón*) todos los días desde todos los medios de comunicacion.
    Pero de ahí a que Pedro Sanchez levante espectacion y el ánimo de los españoles me parace un cuento chino muy gordo, ni siquiera levanta el animo de los que tradicionalmente votaban al Psoe, del resto evidentemente menos.

    * Con el agravante de que si a Rajoy le pegan a diario a los otros les deberían pegar por lo menos 10 veces mas y no lo hacen, esa es una de las grandes hipocresias de los medios de comunicacion y los seudoperiodistas)

  2. Caplan

    La confianza debe estar tranquila, la confianza debería ser sagrada, confiar es dejar la yugular al descubierto, la confianza traicionada es dolorosamente cruel, la confianza esta perdida.
    El CIS ES UNA COCINA DEL INFIERNO, es la ausencia de verdad, es la absoluta discrecionalidad para formar opinión, para manipular, para hacernos ver lo que no es, el sesgo de la información, es en suma el poder ejerciendo dictadura la razón.
    El CIS hace un daño enorme a la necesaria credibilidad que tenemos los Españoles al derecho de una información verza, es una forma criminal de atentar contra el ciudadano.

Comenta