Infantes maduros

En defensa de sus ideas

No solo es porque los pillen cada dos por tres jugando al Candy Crush en el Congreso, que también, sino por otros muchos síntomas visibles o no, se puede afirmar sin riesgo de error que la política se está infantilizando al mismo ritmo que lo hace la sociedad, y de ese curioso fenómeno, inédito en la historia humana, se derivan consecuencias positivas, negativas y neutras.

No vamos a hacer cita de todas ellas porque no caben, pero sí de algunas que están más de moda. Por ejemplo, entrar en un pleno con unas pancartas que pongan “Leopoldo asesino” es una actitud profundamente infantil, cercana al berrinche y a la pataleta que los niños utilizan cuando se ven desasistidos de razón en sus planteamientos, pero aún así se resisten a verse derrotados ante sus mayores.

¡Ah! ¿Sí? Pues ahora verás. Y se retuercen por el suelo en giros que inspiraron algunas escenas de El exorcista.

La indumentaria de rastas, tocados y coletas es otro rasgo notablemente infantil _no prejuzgamos si bueno o malo _, que se asimila a ese momento que todo niño ha tenido diciéndole a la madre: “Pues cuando sea mayor vestiré como me dé la gana”. Bueno, pues ese momento ha llegado, pero como sigue siendo niño, lo hace.

Más bien lo hacía, porque como la maternidad actual también está infantilizada, es posible que no se desarrolle la escena, “no se vaya a traumatizar la criatura”.

Otro rasgo infantil, propio de las tiernas edades, es el espíritu de la contradicción y el afán de notoriedad. El niño tiende a decir Jo! cuando se le anuncia el plato del día, el plan del fin de semana o la película elegida para ver juntos. Ese Jo! no es una crítica en sí misma al plato, ni al plan, ni al film, sino un rechazo a pensar igual que los demás.

Por eso, si ven que algunos votan a favor de Maduro y en contra de Blanco, no le den importancia. Son cosas de niños.

4 Comentarios a “Infantes maduros”

  1. Españolito de a pie.

    Jo, he leido el articulo dos veces…. pero por lo menos merecio la pena.

  2. Aureliano Buendía

    Aparte de la reconvención anterior, de carácter puramente técnico, casi tengo que reiterar mi intervención de ayer, sobre el fondo del asunto.

    Lo preocupante no es que tengamos Diputados con rastas, ni Diputados manifestándose en contra del recuerdo de Miguel Ángel Blanco y a favor de Nicolás Maduro.

    Lo preocupante es que hay millones de personas q

  3. Aureliano Buendía

    …hay millones de personas que apoyan todo eso con su voto. De esas personas, si fueran cuestionadas a título individual por los temas aquí planteados, te dirían que no, que ellos votan a Podemos, pero que no están en contra del homenaje a Miguel Ángel Blanco, ni mucho menos a favor de la barbarie bolivariana.

    Con éstos habría que intentar hacer pedagogía, trasladándoles la existencia y significado del término “coherencia”, ahora casi en desuso, pero que sigue teniendo su importancia.

    También hay otro grupo de gente, que te diría que votan a Podemos, que están a favor de las rastas, y que Nicolás Maduro es un demócrata asediado por las fuerzas imperialistas. Con estos, evidentemente, hay poco que hacer. Estos piensan, directamente, que la condición de Concejal del Partido Popular que ostentaba Miguel Ángel Blanco le hacía acreedor y merecedor del tiro en la nuca. ¿Cómo va a homenajearse a un facha así?. En el balcón del Ayuntamiento de Madrid, estaría bien una foto del genocida Che Guevara, pero no la de una víctima del terrorismo.

    En resumen: que, por unas u otras causas, esta gente tiene cinco millones de votos. Y como no hay que pensar que cinco millones de personas se hayan vuelto locas, hemos de concluir que existe un grave problema social de fondo. Más difícil será encontrarle solución, pero reconocer su existencia es el primer paso.

  4. Net

    Esto es lo ultimo.. alguien deberia enseñarle al autor, que la calidad de una persona no reside en el tipo de peinado que lleve. Puro clasismo. Luego vamos dando lecciones, si señor. Se van acabando los argumentos y hay que vender pan todos los dias. Como bien dice Buendia, habra que poner en practica el termino coherencia, y empezar a escribir sobre todo. Y si para algunos es un problema que haya 5 millones de votantes que eligen a Podemos, imaginese para otros el problema que supone que haya 10 millones que votan a un partido que les roba. Eso si es de hacerselo mirar.

Comenta