Alcaldesas a todo ritmo

No pasa un día por ellas

Los hay que no aciertan ni cuando rectifican y en ésas están nuestras alcaldesas más pocholas. Menos mal que las ciudades parece que andan solas, porque si fuese por lo que ponen de su parte algunos de los que las rigen, era como para echarles el cierre e irse directamente al campo, pero no a uno cualquiera, sino a uno sin municipio. Andan escasitos, pero alguno habrá.

No sé a ustedes, pero a menda, Carmena y Colau, Colau y Carmena, me sugieren cualquier cosa menos que sean una autoridad. Incluso a veces hasta las veo guapas, pero de autoridad, nada de nada, ni raspas, ni hablar del peluquín. Cero.

Por aquello de no hacer distingos, al ver a cualquiera de las dos me pongo a pensar en dibujos animados. Sí, en esos personajes que se estiran y encogen gracias a su condición poco seria. Ésos que si se caen del quinto piso se quedan achaparrados como un acordeón, y si los inflas, vuelan como un globo.

No digo yo que no tengan mérito, porque llevar tanto tiempo en el machito y seguir con la misma inexperiencia del primer día tiene que ser dificilísimo. Pues nada, la carencia de criterio y autoridad es algo que ellas lo bordan y siempre te pueden sorprender con nuevas y divertidas aventuras, como el Coyote y Correcaminos, que aunque desde el principio sepas lo que va a pasar, siempre te intriga descubrir cómo se la va a pegar el primero y cuán rápido va a pasar el segundo por encima de la trampa.

Cuando parece que ya la han hecho, cuando crees que es un nuevo episodio para coleccionar en su dilatado currículum, van y rectifican. Y entonces es cuando se superan y tienes que multiplicar por dos o tres todo aquello de malo que pensabas sobre ellas.

Como pueden ver, no nos referimos a nada concreto. Da igual. Hoy es un asunto y mañana el que esté en el orden del día. Y lo peor es que cuando acierten, también nos van a sorprender.

3 Comentarios a “Alcaldesas a todo ritmo”

  1. Aureliano Buendía

    Lo que ha llamado la atención sobre las dos Superalcaldesas del país, en este concreto momento, se refiere al homenaje a Miguel Ángel Blanco, en el caso de Carmena, y al referéndum del 1-O, en el de Colau.

    Y no las pondría yo a la misma altura. Colau ha hecho un esfuerzo de imaginación y contorsionismo intelectual digno de mejor causa; está con el derecho a decidir sin dejar de considerar inválido el referéndum, es partidaria de que la gente vote pero dice que esa votación no podrá tener efectos jurídicos… Lo dicho, un esfuerzo de imaginación encomiable. El resultado puede resultar incomprensible para las almas sencillas, pero ofrece una variante más del difícil arte de ponerse de perfil, que puede proporcionarle buenos resultados en las, al parecer inevitables, elecciones al Parlamento de Cataluña.

    Lo de Carmena, en este caso, es mucho más fácil de diagnosticar: directamente, la ha cagado.

  2. Españolito de a pie.

    A mi me gustaria que ademas de hacer zaping para no verlas en la tele, pudiera hacer zaping tambien para que desaparecieran y no volviesen nunca jamas.
    Hoy paso mas toempo haciendo zaping que viendo ningún programa.
    Estamos infectados de piojosos y piajosas y garrapatas peligrosas.

  3. Net

    “…tambien para que desaparecieran y no volviesen nunca jamas”
    Ese invento ya existe y se llama operacion Cóndor. Los de su clase siempre intentando trucos de magia para hacer desaparecer personas….

Comenta