Del consenso al disenso

No es el protagonismo, es el símbolo

Ignoro si es obligado, imprescindible, prioritario, urgente o correcto que el Ayuntamiento de Madrid apruebe una moción sobre la transición española con motivo de cumplir los 40 añitos desde que hemos transicionado.

Deberían prohibírselo, que así, en quietud, están más guapos, máxime cuando al frente del consistorio se encuentra esa máquina de manipular conceptos, de alterar valores y de buscar siempre el camino más corto hacia la ruina y la confrontación.

Pero como debe ser cosa edilicia pronunciarse sobre el pasado, por ser incapaces de hacer presente, se pusieron a redactar mociones por un tubo. Con Rey, sin Rey, con Rey emérito, pero sin el actual, con Suárez, sin él… En fin, una maravilla de pérdida de tiempo sobre cuestiones bizantinas que son las que en realidad les entusiasma.

¿Tienen sexo los ángeles? ¿Participaron el Rey y Suárez en el hito transicional? ¿Cuántos curas calvos caben en la campana de un convento?

La información que ayer se había acumulado en torno a la moción madrileña, explicada a un pueblo centroeuropeo, por ejemplo, podría ocasionar cefaleas en el 85 por ciento de la población. El otro 15 por ciento se libraría por sorderas y otras discapacidades. No es una exageración. Quien suscribe, que no es centroeuropeo, tuvo que recurrir a analgésicos sin receta tras la ingesta del bodrio.

La única reacción digna de ser reproducida que provocó ese ejercicio fue una letanía: “Serán merluzos, serán merluzos, serán merluzos…” Porque si la transición fue modelo de entendimiento y convivencia, sus hijos demuestran que pronto han olvidado las virtudes de su madre y porfían por tirarse al monte, como es propio de cabras, cabritos y cabrones. ¿Para qué quieren celebrar algo que desconocen?

Cuánto mejor estarían los munícipes dedicados a batir récords del Candy Crash, una actividad para la que parecen estar muy bien dotados.

4 Comentarios a “Del consenso al disenso”

  1. Españolito de a pie.

    Es que como ya hace 28 años que cayo el Muro de Berlin se creen que ya nadie se acuerda de las proezas de la izquierda y su amado regimen.
    Si tuvieran vergüenza ya no se les ocuriria decir nada.

  2. Aureliano Buendía

    Cuando muera Franco, viviremos mejor.

  3. rois luaces

    De auella nunca morirá, coronel

  4. Aureliano Buendía

    Pues claro que no morirá, al menos a corto plazo. Hay un montón de gente (con coleta y sin ella) a la que le interesa que Franco siga vivo.

Comenta