Orejas de burro

¿Dónde está el alcalde de Blanes?

Cuando el alcalde de Blanes (Gerona), el alpujarreño y socialista Miguel Lupiáñez, habla de la superioridad social, económica y política de Cataluña respecto al resto de España, no me vienen a la mente apellidos de los grandes socialistas que en el mundo han sido… Allende, Besteiro, Palme; sino los de aquellos que hacen de las diferencias piedras angulares de sus políticas… Hitler, Trump, Sánchez.

Sí, incluso dos de esos tres dicen de sí mismos que también son socialistas. Cosas de la libertad de expresión.

El señor Lupiáñez va más allá en su cagada histórica, porque puesto a cuantificar la distancia que nos separa a los gallegos, a los alpujarreños o a los canarios con los catalanes, no se le ocurre mejor cosa que compararnos con el Magreb y a ellos, los de la barretina, con Dinamarca. Posiblemente, la mayor distancia que se puede establecer hoy entre dos sociedades.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces, porque si algo ha dejado claro y diáfano el señor Lupiáñez es que para medir su altura moral, intelectual o simplemente humana, es necesario utilizar un potente microscopio. Y además mea poquito y sin fuerza.

Con todo lo que ignora el señor alcalde sobre lo que él llama con desprecio “el resto de España”, se han escrito insuperables enciclopedia en muchas disciplinas, cuyo mero enunciado ignora. No lo decimos nosotros, sino él. Naturalmente las han escrito en fecunda colaboración pueblos del norte, del sur, del este y del oeste; y su caudal habría sido todavía mucho más notable si no tuviésemos la desgracia de comprobar cómo de vez en cuando nacen en las Alpujarras, en Campo de Criptana o en Sant Cugat del Vallés inmensos gilipollas que rebajan la media y que nos obligan a esforzarnos cada día en su detección para colgarles el capirote de tontos y que el resto lo sepa.

Siendo así, señor Lupiáñez, queda usted investido.

4 Comentarios a “Orejas de burro”

  1. Aureliano Buendía

    Hay gente que tiene carencias neuronales tales que les dificultan el control de los esfínteres, y terminan excretando intempestivamente aguas menores o mayores, en lugar y tiempo no adecuado para ello.

    A este muchacho, Alcalde de Blanes, le ocurre algo parecido, con su diarrea mental, que se manifiesta en forma verbal. Y, claro, las tonterías que suelta son del calibre 50.

    También es de apreciar en lo que vale la actitud de su Secretario General, que ha venido a decir que sus declaraciones no tienen importancia, si las ha hecho a título particular. O sea, que puede cagarla como y donde quiera, mientras no sea en el Ayuntamiento.

    Le diría a Pedro Sánchez que cuando una persona padece la incontinencia verbal que sufre este señor, es imposible que no afecte a todas las facetas de su vida. Cuando la alteración alcanza tales niveles, uno es gilipollas en el Ayuntamiento y en su casa, mañana, tarde y noche. Esto tampoco es un drama, en un país que está trufado de gilipollas a tiempo completo. Aquí, apenas hay precariedad.

    ¡Ah, cuantas tardes de gloria ha de darnos todavía, el “procés”!.

  2. Españolito de a pie.

    ¿Que vamos a esperar de un indigente mental politico?.
    Pues eso, las burradas mas grandes y a todo hay quien gane, el límite en esta ciencia no es ni siquiera imeginable.
    Ya oimos muchas veces eso de que
    “En boca cerrada no entran moscas” y que
    “Un tonto puede pasar por sabio si no abre la boca”.
    Pero este no está enterado de nada, se supone se dedica a la politica, único oficio conocido que no requiere título alguno, y así nos va.
    Cuantos universitarios en el paro y cuantos necios ocupando puestos de responsabilidad.
    Le tengo oido contar a mi padre que en un colegio donde estudió interno a fin de curso celebraban una fiesta oficial en el que se repartian medallas y diplomas a los que habian conseguido buenas notas y por contra a los peores les ponian unas orejas de burro.
    Tambien decía mi padre que lo segundo no le parecia correcto, era un escarnio que por mal estudiante que sea alguien no es para mofarse o ridiculizarle.
    Pero en el caso del alcalde de la noticia es que se las puso él solito en público para que se enteren hasta allende los mares.
    Y en cuanto a lo que dijo resulta que en Cataluña hay muchos problemas, las mayoría sino todos de origen nezio_nalista, paro, deuda, sanidad, etc y uno mas de ellos, nada baladí, es que allí viven mas de 1 millon de musulmanes, uno de cada siete habitantes de Cataluña ahora mismo provien del Magreb.

  3. rois luaces

    Con ese sonoro apellido, que recuerda a Ulpiano, el de ‘dar a cada uno lo suyo’ y ‘el que hace lo que puede no está obligado a más’ se luce el alcalde: ¿le hicieron la prueba de alcoholemia y drogas, o sólo la infligen a los conductores, aunque circulen normales?

  4. INDALIANA

    NO HAY NADA MÁS TRISTE QUE LOS COMPLEJOS DE INFERIORIDAD.
    PERSONAJILLOS COMO ESTE, SON LOS IDÓNEOS PARA SER MANIPULADOS,
    YO, DESPUES DE 50 AÑOS EN CATALUÑA, ME VOY PARA MI ALMERIA.
    EN EL MAGREB SE VIVE DE MARAVILLA.
    JA JA JA.

Comenta