Hace 85 años

Los campeones de 1932

En opinión de Azaña, “para que la autonomía no sea una broma y la región pueda subsistir”, se necesita que los ingresos cedidos sean mayores que los gastos de los servicios traspasados. Está hablando en 1932 y tiene la vista puesta en el Estatuto catalán, que se plantea como un auténtico disparate de financiación y objetivos.

El fin es separarse de la República y la financiación, que corra a cargo de aquélla, o como se dice entonces, que las provincias fieles a la unidad nacional mantengan a las secesionistas, porque el modelo catalán iba a ser seguido por las Vascongadas _ eso del País Vasco todavía no se estilaba_, y por Galicia.

No hacía falta ser Azaña para ver que se estaba construyendo un monstruo inviable que acabaría por tragarse a sí mismo por encima de cualquier otra consideración y así el Estatuto se ganó el repudio de todos lo que se veían obligados a participar en una subvención forzada sin ningún beneficio y todos los perjuicios.

Siempre quedaban en el camino tontos útiles que planteaban la cuestión entre la libertad de decisión de los catalanes y la España monolítica, entre nacionalismos y Estado, entre la una, grande y libre de Onésimo Redondo y la rica diversidad de las tierras españolas.

Bobadas. La pela era la pela y en ella radicaba el quid de la cuestión, porque si fuera al revés, si Azaña les dijese a los administrados no catalanes que el Estatuto les iba a liberar de impuestos o a proporcionar mayores presupuestos para sus necesidades, ese articulado ya estaría vigente desde 1932 y se habría buscado su encaje legal con cincel y escoplo.

Han pasado 85 años y estamos en el mismo punto. Con los nacionalistas, el dinero, el derecho a decidir, la ley y los tontos útiles casi en idéntica posición que entonces.

Incluso el campeón de Liga de ese año también fue el Madrid.

2 Comentarios a “Hace 85 años”

  1. Aureliano Buendía

    Esperemos que los parecidos históricos acaben donde están, y que se consiga salir del atolladero de una forma menos traumática que en los años 30.

    ¿Esto quiere decir que hemos de temer una nueva Guerra Civil?. Evidentemente, no hay que ser alarmista. El país, y el mundo, han avanzado lo suficiente desde 1932, como para hacer muy difícil que un conflicto de tal calibre pueda producirse en Europa. Nuestra pertenencia a la UE, y nuestra integración en otros foros internacionales (OTAN, etc.) debería salvarnos de una nueva explosión del cainismo, que es la seña de identidad más destacada del carácter español.

    Esperemos que así sea, y que la sangre no llegue al río.

  2. VALENTI FAINÊ

    Para que veas que entiendo las sátiras esta vez te doy toda la razón del mundo, delante de nuestros ojos nos robaron la liga, mejor y más claro la perdimos los culés.
    Y delante delante de nuestros ojos nos siguen robando, defraudando, estafando, y siguen mandando.
    Como no tenemos cujones, perdón por la expresión, seguirán haciéndolo por los años de los años amen.
    Para ser político hay que ser chorizo, pero de los gordos, como los que ellos se zampan inclusive algunos se los regalan, falta que les lleves un pañuelo que les cae la baba.
    En cuanto a ganar ligas copas y otras hiervas hay que seguir siendo, gilipollas hacerte de un equipo pagar mensualmente o anualmente, y ver en directo, la cultura de la deportividad, hasta aquí quiero que entendáis que ni esto sabemos hacer Gracias amigo por tu diaria visión de los hechos.

Comenta