Sesión de matinée

Patxi, en el mediio, para que no se rocen

¿Cuál es el problema? Y tú me lo preguntas, Pedro. El problema eres tú.

Como no podía ser de otra forma, Susana buscó la inspiración en las rimas del poeta sevillano para resumir y condensar en una píldora todo el temor que el partido tiene de recibir un nuevo castañazo si Pedro Sánchez es por tercera vez cabeza de cartel. La suya será una candidatura incógnita, pero la de Pedro está certificada por dos negros y consecutivos antecedentes.

A saber cuáles fueron las verdaderas razones para programar el debate a las 12 del mediodía, en un horario prohibitivo para la mayoría de los trabajadores. Pero después de haberlo escuchado en su integridad, si alguien me preguntase ahora por qué lo han puesto a la hora del Angelus, diría sin atisbo de duda que fue para ser visto lo mínimo posible.

Patxi concurre con un mensaje conciliador, didáctico y ejemplarizante, pero los otros dos no disimularon que sus respectivos objetivos consistían en despellejarse. Eso sí, sin que se notase demasiado. Fueron a destrozarse la piel con guante de seda, a diferencia de lo que harían si tuviesen a Rajoy delante. Pero ninguno de los dos pensó que el desgarro es el mismo y que la sangre aflora por un igual, sea seda o sea hierro.

Se pueden imaginar los argumentos. Ella le recordó hasta la saciedad que con él se habían obtenido los resultados más infames de la historia. Y él se hartó de repetir que la andaluza se arrima a la derecha. Daba exactamente lo mismo. Pocos militantes habrán cambiado el sentido de su voto después del debate, entre otras razones, porque no lo han visto.

Si las primarias se convocan para que el PSOE deje de ser el partido de la bronca interna, la impresión que dejan es que la bronca ya es total. Interna y epidérmica.

Les salva no haberlo hecho en horario estelar.

2 Comentarios a “Sesión de matinée”

  1. Españolito de a pie.

    Yo sería incapaz de aguantar ni un par de minutos las parrafadas de esta gente y me es igual sea Susana, Pedro o Paquiño.
    El Psoe actual nos guste o no su especialidad es perder votos, hacer perder puestos de trabajo a mansalva, multiplicar la Deuda y crear una sociedad cada vez mas sectaria,
    Justo todo lo contrario que necesita España y sus sufridos ciudadanos, osea nosotros.
    Mal curriculun del psoe, mal curriculun de sus candidatos y asi no se va a ninguna parte buena, a lo malo si.

  2. Aureliano Buendía

    El PSOE es un partido que ha prestado grandes servicios a España. En la República, contribuyó no poco al final bélico de la aventura, antes de ser fagocitado (como ahora está a punto de suceder) por el Partido Comunista de entonces.

    Durante la transición, fue pieza fundamental de la misma. De hecho, gobernó desde 1982 hasta 1996, con aciertos y errores -como todos los Gobiernos- y salió del poder embarrado hasta las trancas en la corrupción y en el crimen de Estado.

    Con tal ejecutoria, parece increíble que este partido constituya una pieza fundamental de nuestro sistema político. Pero lo es, indiscutiblemente. Es algo que sólo puede pasar en España, pero así es.

    Y ahora, parece que ese elemento nuclear de nuestro sistema está a punto de volar por los aires. Muy difícil me parece que se guarden las navajas y vuelva la paz después del día 21.

    ¿La culpa? La culpa no tiene casa, nadie la quiere. En este caso, como en casi todos, está muy repartida. Pero la cuota mayor corresponde a Pedro Sánchez, perdedor por vocación e idóneo gestor para la herencia que dejó Zapatero.

    En cualquier caso, Rivera e Iglesias se preparan para recoger los restos de la explosión, si tal llegara a producirse.

Comenta