El oro del Banco de España

Una de las monedas tenía el rostro de Nerón

El papel de los merovingios en Rennes lo cumplen en Carballedo los castreños; la dinastía es la del rey Don García, y el poder temporal lo representa la Casa de Lemos y los virreyes de Nápoles. Añádase la leyenda negra de la casa; dos veces destruida y bajo la maldición de haber sido escenario de otros dos suicidios. Con menos harina se cocinó El Dorado.

Galicia es pródiga en hallazgos de tesoros, prueba de que se escondieron. Vamos a repasar otros.

Por ejemplo, en enero de 1891 fallece en Vigo Josefa Varela Uzal, viuda de Castrelo, es decir, el nombre del lugar de Carballedo. Bien, pues detrás de una tabla utilizada como colgador aparecen 268.000 reales en onzas de oro, cosidas con trozos de lona en grupos de cinco piezas cada uno.

Algo se sospecha sobre doña Josefa, pues su casa es registrada minuciosamente y en ella también encuentran más de cien duros dentro de una cómoda.

En febrero de 1901, el Juzgado de Lugo se ve en la obligación de incoar una causa por el hallazgo de unas monedas de oro ¡en el solar destinado a ser el nuevo Banco de España! Tras derribar el caserón existente en la calle Emilio Castelar, o de la Estación, propiedad de Juan Soler y Mata, arrecian las críticas por el lodo que se produce en la vía pública, imposible de transitar con zapatos elegantes.

Todo cambia cuando se dice que sus obreros se llevan en los bolsillos monedas de oro de Nerón, Trajano o de Constantino, como ya había sucedido cuando Soler levanta su edificio sobre las ruinas de un templo romano. El Juzgado persigue un delito de estafa contra un desconocido que compra al obrero Francisco Fontal García cuatro de dichas monedas en el camino de la Estación.

Si hay materia criminal en el asunto, comenta la prensa, bien podrá decirse que no es oro todo lo que reluce.

Un comentario a “El oro del Banco de España”

  1. Españolito de a pie.

    Eso es que antes en vez del Banco o la Caja de Ahorros se utilizaba el colchon para guardar las monedas.

Comenta