El de las actas fonsagradinas

La casa de Florentina

(Foto: Xoán Arco da Vella)

Una mujer llamada Sira conduce a Xoán Arco da Vella a través de Loureiro hasta el lugar de A Cancheta, donde existen las ruinas de una casa dominadas hoy por el musgo, la yedra y las silveiras.

El motivo es descubrir la cárcel de Florentina, el refugio donde fue recluida los últimos meses de su vida y donde muere consumida de tristeza y de amor por Lorenzo.

El recuerdo que queda de ambos es el mismo argumento que se repite en las leyendas de los amores desgraciados. Dos niños de diferentes clases sociales pasan de la amistad al amor en cuanto tienen edad para ello. Las familias se oponen. Ella queda embarazada y los separan a la fuerza.

Finalmente la muchacha muere poco después, pero a alguien se le ocurre encargar una lápida de piedra donde recordar la historia para siempre. Y en ésas estamos.

La vida de Lorenzo está ligada a la suerte de la política decimonónica de Raimundo Fernández Villaverde, desde que éste logra el acta de diputado por Caldas de Reis y Ponte Caldelas, cuando Lorenzo es alcalde de Cotobade.

A través de Fernández Villaverde y de Augusto González Besada ocupa el Gobierno Civil de Lugo (1899) y seguidamente, el de Ourense (1902). Nada más llegar a Lugo debe lidiar en el conflicto sobre las actas electorales de A Fonsagrada en contra de los intereses de Quiroga Ballesteros y aquel episodio marcará toda su trayectoria política, pues cuando sus enemigos quieran mortificarlo, bastará que repitan la salmodia: “ya está García Vidal haciendo de las suyas, como con las actas de A Fonsagrada”. A veces con razón y otras, sin ella.

En cualquier caso, lejos está Lorenzo en esos años de aquellos bucólicos amores con Florentina en el bosque de Cotobade. Y lejos está de pensar que a estas alturas haya quien los recuerde gracias a la lápida de Loureiro.

2 Comentarios a “El de las actas fonsagradinas”

  1. Serafín

    Florentina murió en 1857. Lorenzo García Vidal en 1.928 a los 82 años de edad (ver esquela de “El Progreso” del 1/05/1.928 en Galiciana). Tenía 9 años cuando murió Florentina. Un verdadero fenómeno.
    Saludos. Serafín

  2. admin

    Ése es el misterio del caso. Si Florentina muere realmente en 1857.

Comenta