Feijóo en Galicia

Anuncio de la gira

Kaill desembarca en A Coruña y se incorpora a las huestes del Circo Feijóo, tal como hace llamar Secundino Feijóo a su extraña familia ambulante. El calendario marca el mes de abril de 1928 y su plan inmediato es actuar en esa ciudad y en Ferrol, Lugo, Pontevedra, Ourense y Vigo hasta que llegue el verano.

Gustavo Rego, el representante del Circo Feijóo, recorre las plazas para asegurar los lugares de instalación. En Lugo será el Campo da Feira y en Pontevedra, los jardines de Vincenti.

Con Juan y Vicente Kaill, o sea, con los Martinetis, viajan también Los Loureyns, acróbatas olímpicos según acredita su título; el mago Florences, los payasos Lou-Lou-Atoy y los Tony-Grice, el caballista Mr. Armand y su enigmático caballo en libertad de 20 centímetros, y la gran estrella de la gira, el derviche mahometano Aziz, que ni es derviche ni mahometano en sentido estricto, pero que atrae a las multitudes porque sus habilidades no están al alcance de cualquier mortal.

Aziz, como repasaremos mañana en detalle, promete sensaciones nunca antes vistas en un circo. Para calentar motores, Feijóo se encarga de difundir en toda la prensa gallega que durante la gala coruñesa de presentación dos espectadores han tenido que ser atendidos por los servicios médicos, ya que el número de Aziz no es propio para espíritus impresionables.

Feijóo atiende todos los frentes, no solo los empresariales. Durante su permanencia en A Coruña ofrece una actuación con algunos de sus mejores artistas, Juan y Vicente Kaill entre ellos, en el Sanatorio Marítimo de Oza, donde los niños internos pasan unas horas de ensueño gracias a una troupe tan extraordinaria como ésta que ha logrado reunir su paisano de Celanova.

Son años en los que los clowns todavía repiten sus actuaciones si son convenientemente aplaudidos.

Comenta