La gran división


Mapa de pruebas para dividir

Hemos descubierto al mismo tiempo dos cosas sorprendentes. Que hay seis planetas con posibilidades de tener agua a solo 40 años luz de la Tierra, y que España es un estado plurinacional.

Lo de los planetas ha sido posible gracias a los potentes telescopios de la NASA. Lo de España, al ojo de buen cubero que tiene Pedro Sánchez. El macrocosmos y el microcosmos. El progreso de la tecnología espacial y el retroceso de esa tontería especial con la que se adorna este reductor de cabezas al que no le importa jibarizar España y su partido con tal de ser él la cabeza del ratón.

Resulta asombroso comprobar cómo consigue que le jaleen algunas de las recetas precocinadas en estos meses de alivio y ausencia que tanto bien nos reportaron, no solo para la placidez del alma, sino también para el fortalecimiento del cuerpo.

Pero ha vuelto para señalarle al partido que su ruta ha de ser la de Podemos, y a España, que la suya es la de Bolivia. Hombre, con todos los respetos para las sendas marcadas; ni el PSOE ni España aspiraron jamás a menos, porque en ambos casos la propuesta de este genio de la lámpara es la autodisolución.

El partido acabaría irreconocible en el magma de la indefinición y sus siglas se venderían al peso en almoneda. En cuanto a España somos incapaces de imaginar qué tipo de destino nos diseña el sabio tras esa plurinacionalidad de pie forzado. ¿Con sendos jefes de Estado en La Rioja y en Canarias?

En el siglo pasado fuimos provincias, regiones autónomas, regiones no autónomas, partidos judiciales, comarcas, autonomías y confederaciones hidrográficas, además de municipios, territorios forales y veguerías. Por falta de divisiones no será el problema. Quizá no estemos tan surtidos en uniones, pero se ve que la única que interesa a Sánchez es la de su culo a una poltrona.

2 Comentarios a “La gran división”

  1. Aureliano Buendía

    Para mí, que aquí hay un grave problema de falta de sintonía o entendimiento, en el PSOE.

    La dirección (provisional) va por un lado, los militantes van por otro y, lo que es más importante, los votantes no coinciden con los militantes.

    Me parece imposible que la gran mayoría de los votantes del PSOE estén por lo del “Estado plurinacional”, última ocurrencia de Pedro Sánchez.

    Sin embargo, puede que Pedro Sánchez gane las primarias, y recupere la Secretaría General del PSOE. A partir de ahí, militantes y dirección del Partido coincidirían, y todos contentos… hasta las primeras elecciones.

    En las primeras elecciones que se produzcan, una parte importante del electorado socialista buscaría otras opciones. Puede ser un campo abonado para Ciudadanos, o para otra fuerza que surja (¡a lo mejor echamos de menos a UPyD!).

    En cualquier caso, el ganador de la jugada sería Podemos, que se quedaría con el monopolio de la izquierda.

    El centenario PSOE, que ha sobrevivido a la guerra, al exilio, a la dictadura, y más tarde, a la corrupción, al GAL y al zapaterismo, es posible que, finalmente, termine por sucumbir. Lo que le ha pasado hasta ahora no es nada, comparado con Pedro Sánchez.

  2. SEito

    Tampoco hay que sacar la falta de autoestima generalizada y ver solo las divisiones realizadas en los últimos Forrenta Años .
    Existe una nueva e indiscutible ( por visible ) unión supraregionalmunicipal y conectada por el Supra de ALSA . La Región Eucaliptal y tal y tal, abarcando desde el Miño al Sardinero .
    Sí, ya se sé que flora sin fauna parece como algo coja, pero se pueden reconvertir con cursos generosamente regados con LEUros, los osos existentes en Pandas, mientras no se importan los habitantes naturales del eucalipto Australiano, como los mismos Pandas, Cancodrilos , etc .
    Venga, lo que no unió la vía FEve, lo ha unido el EUcalipto y el hombre no será capaz de separarlo .

Comenta