Comenencias

Un, dos; un, dos…

El Real Madrid se quita la cruz de su escudo para vender a los árabes y las feministas del gobierno sueco se colocan el velo para desfilar ante el presidente iraní.

¿Respeto? No, pasta.

Hay principios que se mantienen hasta que molestan a los compradores, a los contratistas o a los hombres de los petrodólares. Lo dijo Groucho en forma de chiste y lo repitieron todos los moralistas con frases admonitorias.

Voltaire plagia a Beauchêne, o al revés, para advertirnos sobre quienes creen que con dinero se puede hacer cualquier cosa, pues ellos son los que están dispuestos a hacer cualquier cosa por dinero. Y ahí las tienes hoy, desfilando con paso sumiso ante la autoridad religiosa, bien cubiertas de pies a cabeza pese a haberse conjurado tantas veces contra el velo en aquelarres furiosos.

Para que no resalte ni el contorno de los pechos, la ministra sueca Anne Linde acude a la recepción del presidente Rouhaní enfundada en un abrigo de corte gabardina que habrá complacido sumamente al clérigo de Teherán.

¿Pues no decían que las suecas venían bravas? Yo las veo muy del régimen, pensaría él al verlas de negro riguroso, tan solo suavizado por las pinceladas de color en sus tocados.

¿Y lo del Real Madrid? Eso sí que es sobredosis de entreguismo. Defenestrar el escudo de la cruz con la que se remata para vender camisetas mundo adelante es una de las decisiones más perversas de cualquier compañía humana.

Hay que imaginar el desarrollo de la reunión en que se decide capar el símbolo católico e intuir las palabras utilizadas por alguno de los asistentes. ¿Sería Florentino?:

_No hay problema, cortamos la cruz al escudo, y a vender, que son dos días.

Rouhaní y los árabes están pensando con razón que estos occidentales son unos comenencias.

4 Comentarios a “Comenencias”

  1. Aureliano Buendía

    Nos pondremos el burka, a no tardar.

    Esto es la multiculturalidad (“alianza de civilizaciones”, en zapaterista versión): consiste en renunciar a nuestros propios principios por razones de respeto hacia otros que consideramos retrógrados y contrarios a los derechos humanos.

    A medio plazo, estamos condenados. Toda Europa será un “Londonistán”.

  2. ARINESA

    Estoy de acuerdo. Todo este tipo de sumisiones no son más que comenencias.

    http://s6.eestatic.com/2016/09/30/mundo/oriente-proximo/Simon_Peres-Barack_Obama-Israel-Conflicto_palestino-israeli-Oriente_Proximo_159495017_17736842_1706×960.jpg

  3. Aureliano Buendía

    Oiga, arinesa, no me parece correcta la equiparación entre la foto que Vd. nos muestra y la que puso Cora como encabezamiento de la bitácora.

    El que el Rey de España y Obama se pongan la “kipá” es una muestra de respeto a una religión, mayoritariamente practicada en el país que visitaban y que no consta que mande a sus fieles a inmolarse en guerra santa. Además, casualmente, ese país que tiene tantos odiadores, entre los que veo que se cuenta Vd., es la ÚNICA democracia de la región.

    Si queremos ser justos, no podemos comparar lo que no es comparable.

  4. rois luaces

    Hay que reconocer que el calzado masculino, aquí que todas las ministras van de taconazo y tente tieso a la ceremonia de toma de posesión, con la ‘ejemplar’ semi-excepción de la Montse de Sanidad, es más anatómico, pero ¿no los han escogido las vikingas particularmente horrorosos? Yo veo a las niñas del velito encasquetado mas bien con taconazo por la calle.

Comenta