Barras y estelas

Todo catalán, y la chica, de Reus

Un buen pellizco del presupuesto de Cataluña se dedica a buscar referencias históricas con las que presumir de marca y de antigüedad. No es necesario que la marca sea buena, ni mala; basta que sea catalana.

Por ejemplo, si se descubriese que Barrabás, el arquetipo de delincuente en los tiempos de Cristo, tenía un primo en Tarraco, el organismo encargado de estas chuminadas, el Institut Nova Historia, se llevaría un alegrón generalizado, porque lo sustancial no es que Barrabás haya sido o no el descubridor de la penicilina, sino que esa parentela catalana certifica, según ellos, una antigüedad cromañónica a todos los planteamientos independentistas.

Los lectores que superen los 55 años habrán estudiado la asignatura de Formación del Espíritu Nacional, encomendada al profesorado más afín a Falange y destinada a amalgamar las distintas percepciones de la realidad española en una visión común. Bueno, ya lo decía el título de la asignatura.

Pues bien, se puede afirmar sin miedo a la exageración _ y salvando la posibilidad de que existiesen casos excepcionales _, que ni a esa formación, ni a los formadores encargados de su enseñanza, se les ocurrió jamás llegar al paroxismo que hoy se advierte en el instituto citado y en el ánimo de algunos dirigentes políticos; no en el pueblo catalán, que de por sí, como todos los pueblos, sabe contenerse.

A lo de Barrabás no hemos llegado, pero la última remesa de descubrimientos obtenidos por el Institut nos deja sencillamente anonadados. Un botón de muestra. Ahora resulta que las barras de la bandera norteamericana _ las famosas barras y estrellas _, están inspiradas o copiadas de las barras de la senyera, con lo cual poco nos queda por añadir.

Todavía no lo saben, pero el himno también es catalán: Barretinas y esteladas.

Un comentario a “Barras y estelas”

  1. Aureliano Buendía

    ¡Pues vaya novedad! Como si todo el mundo que no esté infectado por la propaganda fascisto-española no supiera ya que George Washington nació en Palafrugell.

Comenta