Lleno de nada

¿Cuántas horas de inútil discusión?

Ahora que las aguas bajan revueltas en Sálvame era cuestión de que Podemos se plantee la toma de los platós de invierno con una versión fresca y renovada de Jorge Javier.

El medio lo conocen bien. Al menos Pablo Iglesias ha crecido como aquél, al amparo del desparpajo televisivo, con mensajes para todos los gustos, al alcance de los más pequeños de la casa y con cuñas preparadas para ser arrojadas a fin de epatar al contertulio.

Son dos mundos paralelos y muy afines. Los dos viven de una imagen reconocible _ una coleta, unos labios gruesos o una calva _, y se alimentan de la bronca. Da lo mismo que sea contra otros, o entre ellos mismos. El caso es que si no hay bronca, todos se diluyen en el disolvente de la normalidad y desaparecen por el desagüe de la intrascendencia.

Durante años funcionó un departamento que fabricaba broncas para Belén Esteban. Ora su exmarido, ora su exnovio o un compañero de plató. Da lo mismo. Sin alguien a quien lanzarle una tarta horneada de frases zafias y mal embastadas, el personaje se desdibuja.

A los representantes de este otro continente vacío les pasa tres cuartos de lo propio y así, de la misma forma que Diógenes buscaba un hombre, ellos buscan desesperadamente alguien a quien abroncar para que su frente altiva no desmerezca. Otro plan es impensable. La lógica, la retórica, la dialéctica son asignaturas que ni se han abierto. ¿Para qué tamaño esfuerzo, si a unos las verdulerías les dan audiencias de récord y a otros, intenciones de votos que marean.

Lástima que todo tenga un final. Hasta esas insufribles tardes de fina charcutería pueden acabarse sin haber resuelto nada. Y hasta los más fraternos navajazos pueden descubrir también el más insondable de los vacíos.

3 Comentarios a “Lleno de nada”

  1. Aureliano Buendía

    Para vacío, el que tienen en la cabeza los consumidores habituales de estos subproductos televisivos.

    Pero, claro, si la gente dejara de ver estas cosas y ocupara su tiempo, por ejemplo, en leer, la sociedad cambiaría, dejaría de ser tan manipulable. Por eso tengo claro que el Poder es el primer interesado en tener los medios de comunicación que tenemos.

  2. Bolita

    La telebasura prefrabricada y la desinformación, no es privativa de España.
    Yo diría que en primer es un tema cultural y que ha ido cambiando el concepto primigenio de informar, formar y entretener al sensacionalismo y la vulgaridad.
    Tambien entran muchos otros intereses, además del que señala Aureliano Buendía,(a quien le deseo Feliz Navidad), empezando por la publicidad que financia esos programas.
    En realidad, a lo que venía es a desearle unas felices Pascuas, salud y prosperidad para el próximo año a D.José de Cora.

  3. Bolita

    “primer lugar”, quise decir.

Comenta