Mamarrachada

La caballera con la mano en el pecho

Los razonamientos de la sentencia que absuelve a Rita Maestre son de traca y seguramente figurarán en la próxima antología del disparate en estrados que se le ocurra a un periodista de tribunales, o a un tribuno metido a plumilla.

Partimos de que la provocación, la protesta, la perfomance, el happening, o como quieran ustedes llamar a la mamarrachada de Rita en la capilla de la universidad, es perfectamente perdonable en atención a sus pocos años y a sus pocas luces. Y además, ¿qué mayor condena que aguantarse a si misma toda la vida?

Por ese lado no hay problema. Ahora bien, tampoco es cuestión de que la sentencia glorifique como la quintaesencia de la actividad ciudadana ponerse a cantar allí “el Papa no nos deja / comernos las almejas”. No nos lo parece, aunque ahora que Dylan ha abierto el camino del Nobel de Literatura a la canción protesta, dentro de unos años podremos ver la almeja en Estocolmo.

De cualquier forma, el párrafo que más llama la atención del jurista aficionado, e imaginamos que del profesional también, es cuando el ponente se calza la toga para dar lecciones de moralina. Y así afirma: “En una sociedad democrática avanzada como la nuestra, que dos jóvenes se desnuden y se besen no debe escandalizar ya a nadie. Estamos habituados a que activistas de Femen lleven a cabo actos de protesta de esta naturaleza en los lugares más inverosímiles y ante personalidades de toda índole”. Toma geroma, pastillas de goma.

Ahora resulta que somos una democracia avanzada porque le vemos las tetas a Rita Maestre y no se nos caen los palos del sombrajo gracias a que “estamos habituados” a las de Femen. ¿De qué foro sale este fenómeno? ¿Qué universidad lo faculta? ¡Pero si es una mamarrachada de libro! Mama, por lo de los pechos, y rachada, por lo insistente.

4 Comentarios a “Mamarrachada”

  1. Españolito de a pie.

    Desde que liberaron a Barrabas y condenaron a Jesucristo.
    YA TODO ES CREIBLE.
    Años atras en un juicio por la agresion de un separatista vasco a otra persona a la que le pego una patada en sus partes y la sentencio establecio que no fue el pie del separatista el que agredio a las pelotas del otro sino las pelotas del otro las que agredieron al pie del acusado (por tanto absolvian del delito de agresion).
    Ya sabemos de como funciona la justicia en este pais en nombre de la sacro santa democracia.

  2. Caplan

    Puestos a acatar esta sentencia ya podría valer todo pues todo es subjetivo y por tanto ninguna ley sería justa sino interpretable a conveniencia.
    Estamos viendo gracias a la prensa libre , por ahora , las graves carencias de algunos profesionales que siempre fueron rodeados de un halo de ” perfectos ” .
    Dios salve al pueblo.

  3. SEito

    SrDLaBtCora, ya lo dice el slogan :
    Jóvenes, aunque suficientemente preparados .

  4. rois luaces

    Que un cafre en barbecho como el tal ocupe, con aplauso de sus homogéneos, porque dicen que la sentencia fue unánime, un punto de emisión de juicios inapelables ¡manda truco na Habana!!

Comenta