Grandes inventos del FCB

“Hummm! A mí me dice aquí que usted es del Racing Tokio”

Me ha encantado leer el día de la Constitución el comunicado que la peña Seguiment FCB redacta tras el gol de Sergio Ramos en el Camp Nou. Es una pieza sencillamente genial, cuya lectura les recomiendo encarecidamente, aunque el fútbol figure en el último lugar de sus preocupaciones diarias.

Las conclusiones a las que llegan tras el partido empatado con el Real Madrid tienen el inconfundible aroma de Franz de Copenhague y los grandes inventos del TBO, genial aportación a la inventiva hispana debida a otros dos catalanes, Joaquín Buigas, director de la revista, y Joan Macías, Nit, el dibujante.

Estos señores viven una afrenta en su propia casa y no solo lloran con amargura el cabezazo postrero del andaluz de Camas, sino que han tenido que soportar a su lado cómo lo celebran forofos del Real Madrid, ¡con bufandas blancas! ¡con banderolas albas! ¡con cánticos alusivos al cómo no te voy a querer! y en definitiva, con toda suerte de manifestaciones realizadas “sin disimulo” que enervan al culé más paciente y consentidor. Hay que tomar medidas para evitar estos actos en el futuro.

¿A qué se referirán?, piensa usted intrigado como una mona. ¿A fichar un portero que salga en los tres últimos minutos y espere al sevillano? No. Quieren algo más radical, cual es impedir la presencia de madridistas en el estadio. Ahí le duele.

Un estadio para ellos solos, con un solo color y un solo sentimiento. Un edificio dotado de scanner en las puertas que indague el forofismo de los compradores de entradas: “Usted no puede pasar que es del Betis”. “Sí, pero muy poquito”. “Nada, nada, que a la mínima nos saca las verdiblanca”.

Tal como lo piensan, lo dicen, con toda la pachorra del mundo. Menos mal que todavía no se les ocurrió la siguiente medida, que es impedirle la entrada a Sergio Ramos, o prohibir que pierda el Barça.

Comenta