Tres en raya

Que no está nada mal

Hay partidas de Tres en raya que pueden entrar en un bucle continuo que las hace interminables. Por muchos movimientos que se hagan, ni las tres fichas de quien lleva la iniciativa, ni las tres del que se defiende, logran formar una línea recta. Ambos esperan que se produzca un despiste del contrario para colar su peón y conseguir la victoria, pero nada, y entonces apelan al aburrimiento.

La formación de gobierno en España se parece desde hace meses a una de esas partidas; aburridas hasta la saciedad, repetitivas hasta el paroxismo e inútiles hasta la necedad.

Nadie le podrá negar a Rivera su buena voluntad para ofrecerse a las otras dos fichas para hacer raya, pero hasta este momento, su plena disposición no ha sido suficiente para conseguirlo.

Mañana se van a solventar los otros dos compromisos electorales, que sin formar parte directa en el tablero donde las fichas buscan acomodo, sí es cierto que influyen en la partida y mucho. Después apenas quedará tiempo para evitar las terceras elecciones, las cuartas…

Sánchez es un perdedor profesional. Es difícil encontrar un parangón político de un personaje que insista con tanta contumacia en ir de fracaso en fracaso vendiéndolos como triunfos. Da la impresión de que él mismo se lo cree. Es decir, que ha perdido el norte. Galicia y el País Vasco al menos.

En busca de un caso parecido, me vino a la mente el estreno de uno de los concursos que se hicieron en la historia de Telelugo, cuando su presentador Gil Ares, que era y es una excelentísima persona, quiso llevar al extremo los consejos que le dimos sobre la amabilidad que se merecían todos los concursantes, y a uno de ellos, que había fallado la prueba por completo, le dice:

_ Cero puntos, que no está nada mal.

Pues Sánchez, ídem del lienzo. Va con cero puntos en el casillero, que no está nada mal.

3 Comentarios a “Tres en raya”

  1. Bartolo

    Hay columnas de opinión bastante imparciales, traigo aquí a su colega Pablo Sebastian que escribe” Rajoy ya había acusado a Pedro Sánchez de ‘anti patriótico’ por no querer abstenerse para que él continúe como presidente del Gobierno. Una acusación que también es otro disparate porque el PSOE está en su derecho de votar a quien desee para Presidente del Gobierno de España.

    De manera que el discurso de Rajoy con el que acusa de ‘no demócratas’ y ‘anti patrióticos’ a quienes, en uso de su libertad democrática, no le quieren votar como Presidente del Gobierno es un discurso penoso y ese sí que no es democrático, por más que el PP haya sido el partido más votado en las elecciones del 26-J. Lo que le impide gobernar si no suma los 176 escaños de la mayoría absoluta.

    No hace falta recordar el amplio inventario de motivos que tiene el resto de los adversarios políticos de Rajoy para oponerse a su Presidencia y que son harto conocidos. Tan solo el reciente intento de Rajoy de colocar en el Banco Mundial y en el nombre de España al impresentable José Manuel Soria, ya es prueba suficiente de que Rajoy no es la persona adecuada para presidir hoy un Gobierno, que además va a necesitar de continuos pactos a lo largo de la legislatura y no solo en la investidura.

    Desde luego si al PP tanto C’s (con su voto a favor) como el PSOE (con su abstención) le ofrecen un pacto para gobernar sin la Presidencia de Rajoy, y evitando unas terceras elecciones, y el PP lo rechaza por la imposición del propio Rajoy, los españoles sabrán entonces que quien busca las terceras elecciones es el PP y que el problema de España (y del PP) se empezará a llamar a partir de ese momento Mariano Rajoy.

    Ahora bien antes de llegar a ese futurible hay despejar primero la incógnita de Pedro Sánchez que es en la actualidad quien ostenta el título oficial de primer problema de España (y del PSOE). Porque si Sánchez mantiene su no a Rajoy y también a cualquier otro candidato del PP, entonces serán el PSOE y Sánchez quienes carguen con la culpa de las terceras elecciones, exonerando a Rajoy y al PP de esa responsabilidad”.

  2. rois luaces

    “el PSOE está en su derecho de votar a quien desee”: NO. Los del psoe -como los otros que se presentan- recogen votos que no son “suyos”; tienen que tener en cuenta el interés general

  3. rois luaces

    Vivimos en una ciudad que lleva dos alcaldías sin alcalde natural, y en la última, los ’socios’ minoritarios impusieron un cambio en el número uno de la lista ¿Es eso democracia?

Comenta