Quieren gallego

Haciéndose gallego por vía láctea

Galicia es un excelente lugar para vivir. De hecho no conozco ningún otro que le plantee seria competencia.

Alguno me dirá: Es que usted es gallego y por lo tanto, muy parcial.

Bueno, sí; puede ser. En eso no tengo mucha experiencia porque he sido gallego desde que nací e ignoro cómo se ve el mundo no siéndolo.

Llegado a este punto siempre me viene a la cabeza la pena que sentía Jardiel Poncela por no ser de Lugo, o de Pontevedra. La mitiga sabiendo que ha mamado la teta de un ama de cría de Sarria. Algo es algo. Si tomas un pulpo á feira de vez en cuando _ sea de caldero tradicional, sea de opa hostil _, también te puedes hacer medio gallego, que aquí nunca pusimos trabas ni a las entradas, ni a las salidas. No como otros, que parecen hechos de passiflora destilada.

Siendo así, resulta extraño que cada vez que sale de Galicia al señor Núñez Feijóo le pregunten si va a dejar en vivir en ella. Sería comprensible que lo hicieran si fuese presidente del desierto de Atacama, porque aquello tiene que ser insoportable; pero en Galicia, hasta ahora, se vive estupendamente.

La jornada de ayer no cuenta, porque esos calores malsanos son excepcionales y aquí preferimos que refresque de noche para echarnos por encima una rebequita.

Se lo preguntan para que sustituya a otro gallego que ya lo tienen allí desde tiempos inmemoriales. ¿No les llega con uno? ¿Qué les pasa? ¿No saben gobernar la casa si no hay un gallego que les lleve las cuentas? Plasta de tíos. Siempre igual.

Por cierto, aquí tenemos elecciones dentro de 20 días y el candidato con más posibilidades es ése al que le interrogan sobre si se va a ir fuera.

¿Se imaginan que a Hilarry Clinton le preguntasen hoy si se va a presentar por Atacama? Y todo por cuatro grados que subió el mercurio.

Un comentario a “Quieren gallego”

  1. Aureliano Buendía

    Feijó se la juega el 25, y mucho me sorprendería si la cosa no quedase ajustadísima, en un sentido o en otro.

    Básicamente, hay 3 posibilidades:

    - Que el PP saque mayoría absoluta. Es la que menos da que pensar.
    - Que el PP no saque mayoría absoluta, y que Ciudadanos saque un par o tres de Diputados que permitan sumar hasta la mayoría absoluta.
    - Que el PP no llegue a la mayoría absoluta, ni solo ni acompañado. Aquí tampoco habría muchas dudas. Gobierno de Marea, y andando.

    También hay otra posibilidad, en absoluto descartable: que Ciudadanos no saque representación, pero sus votos le impidan al PP alcanzar la mayoría absoluta.

    No es en absoluto descabellado. Unos pocos votos en Lugo u Ourense pueden hacer variar un Diputado, haciéndolo bascular del PP a las Mareas o al PSdG.

    En tales circunstancias, lo del “voto útil” adquiere toda su virtualidad. A los votantes de Cs que les cause pánico el Gobierno de la Marea, no puedo más que decirles que voten a Feijóo. A los que no les importe exponerse a un “gobierno de progreso”, pues que voten directamente a Villares, hombre. ¿Para qué andar con sucedáneos cuanto tenemos el original al alcance de la mano?.

    El único consuelo que nos queda a los gallegos es que aquí no va a pasar como en Madrid. Aquí, o gobierna Feijóo, o gobiernan todos los demás constituidos en comunidad de bienes para la ocasión. Gobierno vamos a tener, seguro.

    Y como creyente (cada vez más) en la democracia, me atrevo a decir más: no solo vamos a tener Gobierno, sino que tendremos el Gobierno que queramos; y todavía más: tendremos el Gobierno que nos merecemos.

Comenta