La escapada

Del sorpasso al InterRail

Se ha firmado un pacto de investidura que con su correspondiente toque canario sitúa al candidato en 170 apoyos, a falta de seis para la mayoría absoluta, a falta de un puñado de abstenciones para la mayoría simple.

Con esas armas insuficientes, Rajoy apela a la lógica, al sentido común y al sentido de Estado de quien podría resolver este callejón sin aparente salida con una decisión de grandeza, de ahorro y de sensatez. Sin embargo, examinadas las vísceras de las aves augures, todas coinciden en señalar que su llamamiento no encontrará ni grandeza, ni ahorro, ni sensatez, porque sencillamente son valores a la baja.

Alcanzado en firme el pacto que refuerza aún más las razones matemáticas de la opción ganadora, y a punto de cumplirse las condiciones para una tercera convocatoria electoral, solo habría una razón de peso para impedir la formación de un gobierno, cual es la formación de otro, es decir el batiburrillo de todas las fuerzas restantes que entronizasen a Sánchez, no como primus inter pares, sino como secundus inter perdedores, una magnífica disculpa para comprar un InterRail de 30.000 kilómetros y dedicar los próximos cuatro años a dar la vuelta al mundo conociendo los más inhóspitos y salvajes escenarios, pues ninguno iba a ser tan peligroso como el solar patrio.

Las cosas van bien, pero pueden dejar de ir, a nada que se mueva el tablero, dice Rajoy en frase de lógica cartesiana que recuerda la literatura futbolística, cuando el profesional de turno explica la estrategia: Intentaremos mantener el marcador a cero, pero en cualquier momento te meten un gol. Exacto. Y eso es muy malo, porque pierdes. Comprendido. Corto y cierro.

NOTA.- Los jabalíes siguen muy robustos. Ayer ha vuelto toda la familia y creo que al final montaremos una Pokeparada con bichos auténticos. Después se marcharon por la carretera a la huerta del cura y le levantaron las patatas a un vecino, sin pacto ni nada.

3 Comentarios a “La escapada”

  1. Aureliano Buendía

    Después de 40 años de democracia bastante estable, ahora nos cuesta acostumbrarnos al proceso de negociación entre las fuerzas políticas para formar gobierno.

    Yo, optimista por una vez, creo que todavía la actitud del PSOE puede ser reconducible. He de reconocer que, si me viera en el lugar de Pedro Sánchez, posiblemente también le haría pasar las horcas caudinas en su segundo camino hacia la Moncloa.

    Por razones bien distintas a las del Sr. Sánchez, pero yo también creo que Rajoy se merece un severo correctivo porque, siendo más sus aciertos, no bastan para compensar sus errores.

    Por tanto, daría por bueno, y hasta por merecido, el pescozón que supondrá el fracaso del primer intento de investidura. Se le permite acceder al Gobierno un mes después, y listo. No ha pasado nada, ni el Sr. Rajoy tendría derecho a ponerse melindroso, con el saco de mierda que tiene debajo de la alfombra (y que es lo único que no le perdono).

    Pero el optimismo se me acaba pronto, y mucho me temo que esto no sea un correctivo a Rajoy, sino un paso más en el camino a las terceras elecciones.

    Casi sería de desear que, antes de llegar a ello, se formara el gobierno alternativo: que Sánchez pudiera cumplir su sueño de ser ex-Presidente, ya que la presidencia efectiva no llegaría a disfrutarla jamás.

    No creo que ese Gobierno resultara muy positivo para los intereses de España, pero, si es lo que el ciudadano quiere, désele. Quizá soy yo el equivocado, y resultaría que ese Gobierno multicolor era, finalmente, la solución de todos los males.

  2. SEito

    Sr DeLaBtC ¿ esperaba vd otro desarrollo después de entronizado por la TVG el Xabarín Club ? .

  3. Bolita

    Jajaja, una sugerencia Don José, ¿porque no siembra un palmeral como en La Huerta del Cura de Elche? Sería todo un espectáculo ver como enseñan a los jabatos a trepar para comer dátiles, hasta podría montar un espectáculo nocturno, para los amigos.

Comenta