Huevos eclosionados

Huevos Pokémon

No es tan malo el Pokémon Go como lo pintan. Me acabo de enterar de que una sobrina mía ha tenido que hacer diez kilómetros andando para que le eclosione un huevo, y ésos son muchos kilómetros, tanto para que broten tus zigotos, como para que le salga la barba a Pikachu.

El inventor de esta caza pacífica de bichos virtuales ha tenido en cuenta el factor sillón y el reduccionismo físico que supone una pantalla como único destino de nuestras miradas. Había que compaginar el negocio y la tecnología, con el mundo exterior y el movimiento, y lo han conseguido con notable aprovechamiento. Los Pokémon se consiguen a golpe de calcetín.

Es de imaginar que sus creadores estén rezando para que el juego no sea causa de graves accidentes en su práctica callejera, porque a veces los jugadores caminan tan ensimismados que ignoran el tráfico de su alrededor. Por eso la Policía Local de Las Palmas les ha advertido a todos los entrenadores que los bichos que existen en la Autovía son suyos y que no la crucen para pillarlos. Cosas del siglo XXI.

¿Llegará algún día a ser disciplina olímpica el Pokémon Go? No lo descarten. Citius, altius, fortius y charmander. A lo mejor necesita que se organicen unas olimpiadas alternativas, pero ocurrirá.

Mientras tanto, aquí seguimos a la caza de los pokémon que nos permitan salir del atolladero en el que está metida la gobernación. A veces se escuchan voces que reclaman reformas legales para evitar estos atascos, pero en realidad bastaría tener dos dedos de frente para discurrir que en ningún caso el mensaje de los ciudadanos mediante el resultado de las elecciones es paralizar el país durante nueve meses, plazo suficiente para tener un Gobierno, para gestar un niño o para que te eclosionen los dos huevos, que es lo que le está pasando a muchos españoles sin necesidad de andar kilómetros.

Un comentario a “Huevos eclosionados”

  1. SEito

    Pide vd mucho, SrDlaBtC, a muchas capas de la sociedad de la Maternidad Subrogada . Y a ellos nadie les ha pedido nada hasta la fecha, sujetos a una crianza sobredimensionada en protección y derechos .

Comenta