Las terceras se asoman

Calor es a ventilador, lo que elección a encuesta

Después del torzasso que recibieron en las últimas generales es comprensible que las empresas de demoscopia caminen de puntillas. Pero la vida sigue, ellos se dedican a esto, y no por suspender dos asignaturas un alumno debe dejar los estudios.

Total, que ya están dándole vueltas a lo que pasaría en el caso de convocarse las terceras. Ésa es la gran noticia para ellos. Las elecciones son a las empresas de encuestas, como el calor a los fabricantes de ventiladores. Sin lo uno no hay lo otro.

Puestas así las cosas, un año que entre diciembre y diciembre da tres cosechas de generales y tres autonómicas de catalanas, gallegas y vascas es insuperable. Imagínense un viñedo que da seis vendimias en doce meses. Se funde el misterio.

Pues ellos van camino de tenerlas, santa Rita lo impida.

La encargada por La Razón arriesga una abstención del 40 por ciento y pérdidas de votos generalizadas, de mayor a menor, en C´s, PSOE, UP y PP, de entre el 25 y el 9 por ciento, aunque nada dice de cómo se traduce en el reparto de escaños, y es que no conviene vender una vaca a la que todavía no le han salido los cuernos.

De cualquier manera, ésta puede ser la lectura de los resultados. Los dos partidos más castigados por las posibles deserciones son los dos en cuyas manos está hoy la formación de un gobierno. El PP, que es ganador de las anteriores y que se ofrece para coaligarse, o para lo que gusten, es el que menos sufre, y UP, que está fuera de juego en este último tramo del parchís, tiene un desgaste importante, pero es evidente que se debe a otras causas ajenas a las negociaciones.

Hay en todo ello un claro mensaje de miedo. Miren qué puede pasarles si no cierran ya el temita. Pero será peor cuando se sepan las perdidas por no tener los presupuestos a punto y otras cáscaras.

Comenta