Olor a ceniza

Los ingleses quemaron todos los muebles

Apenas son las diez de la mañana y el día está dando más noticias que cuando los aliados desembarcaron en Normandía. Pero hoy la sensación es la contraria. La sensación es de “Anda y que os pudráis con vuestra Europa”, aunque sin ninguna seguridad de que a ellos les vaya bonito.

Comienzan a llegar fotografías de gente muy contenta con un líquido amarillo en sus vasos que puede ser pis, o cualquier otro brebaje autóctono, hecho por ellos y para ellos. No se sabe cuántos seguirán celebrando en los años venideros este día de San Juan como un hecho histórico y digno de provocar brindis. De momento solo se perciben los síntomas del crack anunciado. Las bolsas, las monedas, las políticas… Gibraltar.

Son tantos análisis y tantos frentes que a los de letras nos produce un poco de mareo penetrar en la nueva realidad de este día. Y creo que a los de ciencias, también.

Cameron se va en octubre. Lógico y natural. Él se había preparado para esto diciendo que su mandato no estaba en cuestión, pero una vez que ha visto los resultados en la tele, comprende que no puede mantener su distanciamiento con la realidad y se ve a si mismo como incompatible con la nueva sensación.

Muchos no le perdonarán haber perdido; otros, incluso haber convocado el referéndum. Curiosamente los análisis más benévolos y los más favorables vendrán del bando de sus adversarios, los que hoy chocan esos vasos con líquidos amarillos.

La sensación de esta mañana con borboteo de noticias es que se han tirado a las hogueras de la noche muchos muebles en buen uso y ahora, al despertar, solo quedan las cenizas. Nadie da un duro por un montón de madera medio quemada. Quieren fabrican otros muebles, claro, y quizá cuando existan ya no lo veamos todo tan negro y chamuscado.

Comenta