Galezos y galezas

Otra de las apasionantes polémicas que nos trae esta época diseñada para el triunfo de los mediocres es discutir en ámbito parlamentario si los gallegos vivimos en Galicia o en Galiza. No ha de ser asunto baladí, pues hasta se expulsan entre ellos y se arma un guirigay de los que mandan llover en La Habana.
Miras a los perros y compruebas que no pasean atados con longanizas, te fijas en la economía, en los servicios, en las prestaciones y en los rabos de las gaitas y observas que aún media un largo trecho hasta el paraíso; por lo tanto, esto de plantear el bizantino sexo de los ángeles enseñando los dientes sólo puede responder a una nueva plaga bíblica enviada para sumirnos en la desesperación: Confundamos su lenguaje de modo que no se entiendan los unos con los otros. Amén.
Quizá alguien piense que hora era de planteárselo, pues la gente deambula por las calles desorientada, no tanto por el euríbor y los tipos de interés, sino porque vive donde no sabía, y creyéndose gallegos, sólo son galezos, pues asi como Suiza da suizo, Galiza ha de dar… ezo.
Sostiene Lobeira que ésta es la forma genuina de llamarse el país, y entonces sí que aparece Plinio a rebatirle, pues él habla de Gallaecia hace veintiún siglos, que son bastantes. Y Kallicoi, y Ophiusa y oestrimnios nos llaman autores anteriores. Pero si el término dio Galicia por el paso de los siglos, por mucho que gracias dé ahora grazas a golpe de decreto, alguien debería imponer la sensatez suficiente para tomárselo con la misma calma secular _ sino 21 siglos, al menos alguno _, para que no se enciendan los ánimos y no se expulsen los parlamentarios, que bastante cuestan al erario como para tenerlos de recreo.
A la mujer del César se le pide honradez y que lo parezca. A los empleados públicos, si no son serios, que lo parezcan. ¿Es mucho pedir?

11 Comentarios a “Galezos y galezas”

  1. foguetes

    Puede que Gal_i_cia le suene muy mal a muchos pero lo de Gal_i_za tampoco es para tirar foguetes.
    Como se llama esto y en que kilometro estamos deberian ser cuestiones superadas a estas alturas del viaje de lo contrario mal podemos saber quienes somos y a donde vamos salvo que efectivamente no seamos nadie y parados en el K-cero de ninguna parte.

  2. SEito

    No sé si pedir que alguien llame a las madres de ambos para que los reprendan como se hacía antaño con gran eficacia o reivindicar un humilde voto entregado y que no puedo recuperar por no llevar reintegro en caso de fraude .
    Fraude por malgastar tiempo y dinero preciosos para introducir “activos tóxicos” enmascarados en paquetes envueltos en la palabra Democracia _Marca Registrada_ .
    Los Subprime _si prime =primos y ellos no alcanzan ni esa categoría_ habitan en todos los rincones porque se multiplican como toda especie oportunista .

  3. alberto

    Manuela tes un morro que te o pisas; hai que ter cara dicir que en Lugo no hai ningún colexio dónde se estudie todo en galego; desgraciadamente ao colexio que van as miñas fillas danse todas as asignaturas en Galego agás a lengua española e a maria da plástica. De todos formas eu voto por que existan colexios en que todas as asignaturas sexan en galego, mesmo que eliminen a lengua española se tanto vos molesta, para que os que pensan coma ti poidan mandar alí aos seus fillos; pero polas mesmas pido que haxa escolas donde a lingua maioritaria sexa o español, sen prexuizo de que estudien o Galego que a min non me molesta, en absoluto.
    Falo en galego desde que nacín, vivín a etapa en que eras considerado un paleto da aldea por falar en galego; tiven que aguantar un toque de atención no traballo por falar en galego, e o que non estou disposto a tolerar e que agora, fagamos exactamente aquelo que sempre criticamos -con razón- pero agora poñendo a lingua española e os que a empregan no punto de mira.
    Unha lingua é un instrumento de comunicación e non un arma en mans da paupérrima clase política actual, para que a utilicen para convertir Galicia nun campo de batalla entre os agora bos (os que falan galego) e os malos (os que utilizan o español).
    O día que a clase política deixe de meter o cazo nos temas lingüisticos acabaráse o problema; estudiaremos e aprenderemos todos os dous e cada un empregará o que lle pete, sen que por iso teña que levar nas costas unha etiqueta determinada, que é exactamente o que pasaba na época de franco.
    Só defendo a liberdade individual de cada persona fronte as imposicións oficiais do nacionalismo de turno. Saúdos

  4. jabato

    Leyendo la bitácora de los últimos tres días, me encuentro este post de alberto (el anterior al presente), y no quiero dejar pasar la oportunidad de suscribirlo en todos sus extremos. Cuatro verdades bien dichas sobre el gallego (y en gallego, además).

Comenta