Estar o no estar

La ansiada presencia de ZP en la dichosa cumbre ha logrado superar la atención de los medios sobre la propia crisis, lo cual es un éxito para el presidente, acabe yendo o acabe mandando las sugerencias por correo.
A quienes lo tienen por un tema de menor enjundia, ya que la ausencia de España se puede explicar por vía protocolaria, todo esto les parece caótico y desmesurado, como si ante la amenaza de un devastador incendio nos diese por discutir si lo apaga mejor el agua con gas o sin él.
Otros lo consideran prioritario y piensan que todo es poco para conseguir que seamos incluidos.
Entre los primeros y los segundos hay que establecer dos nuevos bandos. Los que mantienen que el interés demostrado por la comparecencia sólo busca sentar allí a ZP, y quienes creen que les mueve el afán por España.
Esta última facción lo tiene crudo, habida cuenta de que los esfuerzos realizados últimamente en pro de España no han sido causa de grandes esguinces, salvo los deportivos.
Sea como fuese, en las últimas semanas no se nos cae de la boca el deshojar de esa margarita, hasta el punto de enmascarar la crisis y subvertir la importancia de los factores, tal como en el caso del incendio.
Pero el propio presidente recuerda que ni siquiera con otras amistades más íntimas nos sentamos en cumbres a las que no habíamos sido llamados, y nadie removió Roma con Santiago para lograrlo. Al menos, que se sepa.
Es posible que en esta ocasión nos auxilien razones de peso para estar, pero hasta ahora se ve que son insuficientes. ¿Es un boicot de Bush? No necesariamente, aunque de todo habrá.
Más que estar presentes, sería preferible haber tenido mejor puntería en la previsión y la diagnosis de la crisis.

7 Comentarios a “Estar o no estar”

  1. jabato

    Continúo el mensaje anterior, interrumpido por un clic inoportuno.

    Evidentemente, si esto fuera así, podríamos decir (sus críticos): este hombre hace, una vez más, ejercicio de manipulación de la opinión pública, y simula una inexistente pero aparentemente enorme batalla, sólo para aparecer como vencedor en la misma. Tal cosa le haría aparecer como poco honesto, pero también como un político con recursos.

    No quiero ni pensar en la otra posibilidad: que realmente esté librando tal batalla, y que al final se quede sin su asiento en el nuevo Bretton-Woods. Entonces, viendo la que se ha montado, no nos quedaría más que pensar que este tipo es tonto.

  2. Benito

    -Es tonto no solamente del culo,sino que en general.Lo gracioso de la cuestión es que las tonterías las venimos sufriendo de años el resto del personal y las aguantamos estoicamente por lo que se llega a la conclusión de que la tontería se está colectivizando y posiblemente degenerando en masoquismo generalizado. Que cruz llevamos-

  3. Mr. Hyde

    La idiotez no tiene límites cuando el idiota no sabe que lo es.

  4. Mr. Hyde

    Es tan tonto,tonto que le hicieron presidente,de la invisibilidad pasó a destacar por sus grandes vacios,sus gestos tan varoniles y convincentes delatan en el ÉL al prohombre que está a punto de salir del capullo para meterse de lleno en el marco refulgente de la historia,Él es la razón,el antes y el después y la nada todo junto.

    ÉL no se equivoca jamás y su fuerza le lleva como Carlomagno a la conquista de otras civilizaciones,ÉL conquista virtualmente pero conquista,Carlomagno saqueaba a los otros EL también,nos saquea,a nosotros,ÉL es el antes el despues y la nada todo junto y por separado es el 2X1

  5. Mr. Hyde

    ….Está de oferta permanente,mendicante ante unos y grosero soberbio ante los húmildes,ESTA DE OFERTA 2×1 ¿lo quieres en tu casa esta Navidad? porfa,llevatelo yá.

Comenta