Caperucita en Moncloa

Revilla y el taxista se presentaron en Moncloa como Colón y los seis taínos que se trajo del primer viaje lo harían en el Tinell.
_Mira, presidente; un ciudadano.
_Miren, Majestades; seis indios.
Y claro, el presidente se puso a preguntarle cosas; su nombre, su edad, si estaba casado, si tenía hijos… No le preguntó a qué se dedicaba porque de lejos se veía que era taxista. El hombre estaba encantado y el tiempo se le iba como se van las vacaciones, en un suspiro.
Como no podía ser de otra forma, la charleta al pie de las escaleras monclovitas deriva hacia el mundo del taxi, y el inquilino del palacio le pregunta cómo va el negocio; a lo que el profesional responde que mal, que hay menos trabajo y que para contrarrestarlo, debe currar más horas.
Entonces ZP se vuelve hacia Revilla e indaga:
_Por cierto, ¿qué me traes en esa cestita?
_Anchoas en lata, ricos sobaos y un tarrito de miel que hacen las abejas de Cantabria.
_¡Qué rica! ¿Qué te parece si le damos la mitad a este buen hombre, que necesita un aporte vitamínico para aguantar tanto tiempo al volante.
_Por mí, lu mejor; que el mi muchachu tié cara de golimbrón.
Y allí mismo, delante de cámaras y camarógrafos, se ponen a hacer las partijas. “Dos sobaos pa tí, dos sobaos pal presi”. Cuando el reparto hubo concluido, el anfitrión dijo:
_Bueno, éste y yo nos vamos adentro, que tenemos que parlamentar.
_No, si yo también me iba _ coincide el taxista _. No saben ustedes cómo se está poniendo la cosa.
_Me imagino _ arriesga a confirmar el jefe del ejecutivo echando mano de datos macroeconómicos.
Y colorín, colorado, esta columna se ha acabado. Los tres fueron felices, comieron perdices y a nosotros nos dieron con el plato en las narices.

6 Comentarios a “Caperucita en Moncloa”

  1. SEito

    Pero les sale mejor la propaganda que a los de enfrente_políticamente hablando_desde el momento-sorteo entre Profesionales en la misma Parada de Taxis. Qué más dá el precio del gas-oil, o que hasta enero no lo toque, para rebajarlo el compi Minnesoto, si la culpa de todo la tuvo la triple A .
    Antes era el Azor y ahora cuelan Azores, como el mejor anticiclón para que luzca el solcito _Sarkosy lo relega_ de la Sociedad Limtada que se mantiene el Gobierno .
    Trabajan el subconsciente como nadie y el bajo coeficiente de forma magistral .

  2. jabato

    Hoy la frase que me parece destacable no se encuentra en el encabezamiento de la bitácora, sino en el mensaje del Sr. Seito: “trabajan el subconsciente como nadie, y el bajo coeficiente de forma magistral”. Quizá yo lo hubiera puesto con otras palabras, pero la idea es totalmente correcta.

    Tenemos aquí al Presidente del Gobierno y al Presidente de una Comunidad Autónoma haciendo un maravilloso ejercicio de populismo (¡qué naturales somos! ¡como nos identificamos con el pueblo!). Y el espectador, embelesado.

    Lamentablemente, cada vez es más cierto aquello que se decía de que la política es imagen, y nada más que eso. Lo curioso es que vale cualquier imagen, aunque sea una estampa rídicula, de taxi, anchoas y sobaos pasiegos. Curiosa combinación por otra parte.

  3. TROKO

    Me parece muy bien que vuelva el trueque,cambio o permuta dadas las circunstancias.

Comenta