Huidobro de O Valadouro

Edificio de Fernández Concha en Santiago

El contenido de la carta que el escritor chileno Vicente Huidobro dirige al actor Douglas Fairbanks el 25 de septiembre de 1928, y que se incluye en los textos sobre el Cid Campeador de sus Obras Completas, esconde una sorpresa para el lector de Lugo. O mejor dicho, varias.

La primera es que Huidobro se declara originario de la provincia lucense a través de su abuelo, Domingo Fernández Concha, a quien se refiere diciendo:

_¡Qué grandeza en la humildad de ese gallego de Mondoñedo que fue mi abuelo!

Aclarado ese punto, añade que tanto ese hombre como él mismo, están vinculados con los árboles genealógicos del Cid y de Alfonso X el Sabio, pues así lo constata la monumental Enciclopedia heráldica de los hermanos Alberto y Arturo García Carraffa.

Pero si profundizamos en la biografía del fundador del creacionismo, nos llevaremos alguna sorpresa más, ya que el chileno Huidobro Fernández demuestra no conocer demasiado bien sus orígenes familiares.

Veamos. Quien nace en Mondoñedo _ y para ser más exactos, en tierras de O Valadouro que pertenecen a ese partido _, no es su abuelo, sino su tatarabuelo, José Esteban Fernández de Muras y Maceda, puesto que Domingo Atanasio Fernández Concha, viene al mundo cuando ya familia ya está instalada en la capital chilena y donde en 1861 funda un banco que bautizará con su nombre y sus dos apellidos. El Banco de Domingo Fernández Concha.

El hombre al que se refiere Huidobro confundiéndolo, nace alrededor del año 1754 en algún lugar de O Valadouro. Fue hijo de Cosme Damián Fernández de Muras del Río y Juana Nazaria Díaz Maceda. Se casa con María Recio Pardo Figueroa y ambos son padres de los Fernández Recio, que inauguran la presencia de esta rama lucense en Chile.

Comenta