La écuyere de las montañas

Supuesto dibujo de Gene Loop

Generosa López Sanfiz es un nombre difícil de rastrear y sin embargo la mujer alcanzó fama mundial. Trataremos de explicarlo.

Generosa nace a mediados del XIX en un punto indeterminado de As Nogais, aunque también pudo ser en las actuales tierras de Pedrafita o Triacastela. Su familia tiene caballos en aquellos montes y comercia con ellos en las ferias de mayor renombre ganadero, de modo que el contacto de la niña con los animales se produce de forma natural y desde sus balbuceos.

A los doce años es una consumada amazona que deja en ridículo a los mozos que tratan de imitarla, tanto es así que el empresario circense Sedlmayer, de gira por Galicia, quiere conocerla e impresionado por sus habilidades, le ofrece unirse a su troupe y recibir un cursillo de écuyere de manos de Miss Horse, su estrella a lomos de los nobles brutos.

La niña acepta, a condición de que también sea contratado su caballo, hasta ese momento sin nombre. A Sedlmayer le parece bien y en ese mismo instante, según dice la leyenda, bautiza a Generosa como Gene Loop, y al caballo como Lugo.

Tras un largo invierno de preparación en las cercanías de Lipsia (Sajonia), donde Sedlmayer tenía su base, Gene Loop y Lugo se presentan en la gira de primavera que el circo realiza por Austria y Grecia. El éxito es absoluto. Su número “Diávolo o los facinerosos de la Calabria” es tan sorprendente que antes de llegar el espectáculo a Viena se agotan las entradas y cuando faltan pocas horas para el estreno se producen disturbios de gente que no se conforma con quedarse sin admirar a Gene Loop. Ni a ella, ni a su caballo se les ha vuelto a ver. Dicen que aquella misma noche es raptada por un admirador, un conde ruso con el que vive desde entonces hasta su muerte, rodeada de caballos en sus inmensas posesiones. Y Lugo también.

Comenta