Burros, sin más

La mayoría de las disposiciones que se adoptan en España sobre asuntos lingüísticos están condenadas al más estrepitoso de los fracasos. La razón es que se formulan desde la imposición, la confrontación o el capricho interesado, pero nunca, o casi nunca, desde la necesidad, el buen juicio y la libertad.
Lo que llamamos política lingüística falla en sus orígenes, pues nadie sensato reconoce a otro la potestad para decidir qué idioma debe hablar, ni mucho menos, cuál debe olvidar, salvo que reconozcamos la dictadura como principio inspirador de la actividad política. Como por suerte o desgracia acabamos de sufrir experiencias muy desagradables en ese sentido, todavía decimos que no es eso, no es eso.
Los misioneros de los idiomas, si alguien siente esta encomiástica vocación, deben convencer desde la humildad y el raciocinio, porque si lo hacen desde el decreto ley, se les ve el ramalazo ful a las primeras de cambio y sobre ellos se emiten juicios donde no quedan muy bien parados.
La coexistencia de dos o más lenguas en un mismo territorio no es un hecho extraordinario. Buena parte de la tierra está habitaba por comunidades que utilizan tres, cinco o diez idiomas distintos, dialectos, jergas, slang, localismos y toda suerte de emisiones sonoras que les sirven para entender y hacerse entender. Eso sí, procuran saber uno de ellos, el de mayor proyección, para comunicarse con cualquiera. Son éstos, el chino, el inglés, el hindi, el español, el ruso, el árabe, el francés… y pare usted de contar. Rechazar alguno de los citados equivale a pegarse un tiro en la sien, como haría el más burro de los homínidos que pudiera concebirse. Sin embargo, eso es lo que vemos a diario. Y así dicen defender el catalán, el chistabín, el euskera, el gallego, o el patués: mediante la expeditiva eliminación de la competencia.

20 Comentarios a “Burros, sin más”

  1. jabato

    Como en otras tanta ocasiones, el Sr. Cora nos obsequia hoy con una exposición llena de sentido común, de la que podemos establecer como conclusión que el camino para proteger una lengua minoritaria no es la imposición desde el poder, y menos llegando a los esperpénticos extremos que ahora estamos viendo en España.

    Lo que ocurre es que el problema es bastante más profundo; aquí hay una trastienda que va mucho más allá de la estricta política linguística. El idioma se ha convertido en la principal (casi la única) arma de los nacionalismos excluyentes, que emplean la lengua y todo lo que de ella se deriva como elemento de afirmación de la identidad propia y como martillo para golpear a todos aquellos que no se sienten nacionalistas.

    En Galicia, los partidos de ámbito estatal (enormemente mayoritarios, a pesar del ruido que puedan hacer los nacionalistas) se ven, a su vez, encerrados en el cepo de la corrección política, y terminan siguiendo, de forma más o menos acentuada, los postulados de una minoría que, en términos electorales, no alcanza ni una quinta parte de la población.

    Por tanto, alrededor del idioma termina girando todo un inmenso tinglado, y en base a ese tinglado, terminan ocupando cargos políticos de gran relevancia personas que, en circunstancias normales, no serían ni presidentes de su comunidad de vecinos.

    Hay, por tanto, muchos intereses en juego, una maraña de cargos, subvenciones, prebendas y privilegios que dependen de la política linguística.

    En el caso particular de Galicia, no sé hasta qué punto iniciativas como la de “Galicia bilingüe” son positivas, ya que en realidad no hacen más que seguir el juego al nacionalismo radical. Dicho nacionalismo radical, por su propia esencia, no es nadie si no tiene un enemigo enfrente. Si no existe, tiene que inventarlo, ya que el nacionalismo, por su propia esencia, es una ideología “contra”, nunca “a favor de”.

    En mi caso particular, que soy gallegohablante desde el nacimiento, la situación no puede ser más preocupante: de una parte, veo cómo desde el poder, y con formas cuasitotalitarias, tratan de imponerme mi propia lengua. Como ciudadano libre y creyente en la libertad, ello me parece detestable. De otra parte, las estadísticas nos dicen que, a pesar de todas las medidas gubernamentales (o quizá a raíz de ellas), el gallego continúa en retroceso, especialmente entre la juventud. Como gallegohablante y como amante de la lengua y la cultura en la que nací y me eduqué, ello me parece igualmente dramático. No es un panorama muy agradable que digamos, y lo peor es que no se aprecian visos de solución a corto plazo.

  2. haha

    “Caro Cora”, este tema ya huele. Pero aun asi veo que no acabamos de comprender que lo que alguna gente persigue (especialmente esos que hipocritamente se autodenominan Galicia Bilingue) no es el derecho a utilizar la lengua que les venga en gana, si no el derecho a vivir IGNORANDO el gallego.

    La capacidad de decidir requiere del conocimiento de las dos lenguas. Y las autoridades educativas tienen el deber y el derecho de implementar politicas educativas que garanticen este conocimiento. Si tres horas de gallego como asignatura sirven o no para conseguir este objetivo podria ser materia de debate, pero si nos fiamos de lo que han hecho por el ingles….

    Todo el debate sobre la imposicion o no imposicion es absolutamente inutil. La educacion publica generalizada, desde que existe, se ha basado en un curriculum comun y establecido por la autoridad educativa. Nadie pide que lo eximan de las matematicas ni que se ensenhe Creacionismo en vez de Darwinismo. Si esto es bueno o malo es otro debate distinto, pero si rechazamos la “imposicion ideologica” debemos hacerlo con todas las consecuencias.

    Saludos
    haha

  3. haha

    Jabato, dudo que el gallego retroceda “debido a” la politica linguistica. Lleva haciendolo desde los anhos 50 o 60, cuando la politica linguistica era obviamente distinta.

    No se, me siguen llamando la atencion todos estos alarmistas (no me refiero a ti, ojo) que dicen que se esta arrinconando al castellano (tanto que parece que necesita manifiestos en su defensa). Vamos a ver, el gallego retrocede y el castellano se arrincona, entonces que gaitas esta hablando la gente en la calle?

    El otro dia me parecio escuchar hablar a alguien en un idioma eslavo. Oye, igual es que el ruso se esta colando de refilon y va a acabar cargandose al castellano y al gallego. Si es que este Putin no conoce limites!

    Saludos
    haha

  4. Carlota

    Burros, sí, pero mandan, y si les contradices y eres alguien te ponen a caer de un burro. Además, tienen esforzados partidarios que, por ejemplo, si tienes tienda, te rompen los escaparates. O la cara.
    Una precisión:
    La mayoría de las disposiciones que se adoptan en España … se formulan desde la imposición, la confrontación o el capricho interesado, pero nunca, o casi nunca, desde la necesidad, el buen juicio y la libertad.

    Es que la necesidad, el buen juicio y la libertad no prestarían justificación alguna a disposiciones lingüísticas, sino a evitarlas, y, una vez perpetradas, a derogarlas y olvidarlas cuanto antes.
    En eso estamos algunos.
    libertadlinguistica.com

  5. jabato

    Sr. Haha:

    No he dicho que el gallego retroceda a causa de la política linguística que se está aplicando, lo he dejado en un “quizás”.

    En cuanto a su pregunta de: ¿qué se habla realmente en la calle, si el gallego retrocede y el castellano se arrincona?, la respuesta es clara: cada vez se habla más castellano (mal castellano) y menos gallego.

    Donde se trata de arrinconar al castellano es en la escuela y en la Administración (que son los campos que el poder puede controlar directamente). Lo que ocurre es que, viendo los resultados, esta política es profundamente desacertada, y debería ser objeto de profunda reflexión e inmediata corrección; sin duda hay alternativas.

    Ahora bien, ¿interesa buscar esas alternativas?. ¿Interesa poner los fundamentos para alcanzar una situación en la cual el gallego y el castellano coexistan pacífica y productivamente?. A los nacionalistas, desde luego, no les interesa. ¿Qué sería de ellos sin su bandera?.

    Y no creo que los de “Galicia bilingüe” quieran vivir al margen del gallego. Puede que haya algún cafre al que le gustaría ver al gallego desaparecido o reducido al ámbito estrictamente familiar, pero no creo que todos sean así.

    En cuanto al “Manifiesto” en defensa del castellano, indicar que no lo he firmado, pero sí comparto sus ideas generales. En mi opinión, el castellano es la lengua común, la que nos une y permite comunicarnos con el resto de los españoles, y como instrumento de enorme valor debe ser cuidada. Otra cosa es que decir “común” no quiere decir “superior”, no hay tal jerarquía entre las lenguas.

    Para mí, Galicia es un país con una lengua propia (gallego) y otra igualmente propia y además común (castellano). El uso social simultáneo de ambas no debe presentar el más mínimo problema (de hecho no lo presenta en la realidad). Otra cosa es que, como indicaba en mi anterior post, interese crear y mantener vivo un debate totalmente artificial, porque de esto vive mucha gente.

  6. gallego

    Es muy curioso ver encendidas defensas del gallego, en CASTELLANO.
    Pues BIEN claro lo tenéis. Eso es lo que pasa. Uno se expresa en lo que le sale de los sentimientos. Y aquí por suerte o desgracia, lo que nos sale desde dentro es lo que mamamos. Lo otro tenemos que racionalizarlo para defenderlo: PERO en castellano.

  7. jabato

    Sr. Gallego:

    Expongo mis modestas argumentaciones en castellano porque es el idioma en el que está escrito el diario mensaje inicial de esta bitácora, y también porque, aunque mi escritura en castellano es manifiestamente mejorable, en gallego podría resultar francamente lamentable (quizá porque no tuve oportunidad de aprenderlo en la escuela, ya que nací en plena Oprobiosa). Ello no excluye que sea mi primera lengua, la que utilizo cada día en mayor medida, tanto en mi trabajo como en mis relaciones sociales, como en mi familia (en este último caso, con carácter exclusivo).

  8. gallego

    Dicen en mi tierra y en la suya: Disculpas de mal pagador, o aquello de :
    ” El movimiento se demuestra andando” y…
    Ya sabe ” HECHOS son AMORES y NO buenas Razones.
    Por la edad que muestra tener, seguro que no tendría dificultad ( en algo de lo que, ya parte, con una base importante ) en mejorarlo, trabajarlo, y además gratuitamente, aunque seguramente, ésta la económica, no es su mayor preocupación. Cursillos, presenciales, a distancia, a todas horas y de todos los niveles.
    Las situaciones se suelen resolver, si olvidados los eufemismos nos decimos la verdad. Sin complejos. Y por supuesto SIN imposiciones. Después de una dictadura, los autoritarismos, como que, levantan sarpullidos.

  9. haha

    Carlota, perdona pero no le veo la gracia. Igual me tienes que explicar el chiste. Como tampoco se la veo a llamarle Antonio Reija a alquien conocido por todo el mundo como Anton Reixa. Ojo, no digo que me parezca mal que lo hagas, pero si es un chiste, es malo.

    Jabato, si es gobierno intenta “imponer” el gallego en educacion y administracion (y eso quiere decir que ellos te van a hablar principalmente en gallego, no que tu no puedas contestar en castellano si quieres) es, como tu dices, porque son las unicas herramientas que tiene el gobierno de “intervencion cultural”. O al menos las que tradicionalmente se consideran efectivas. A partir de aqui, veo dos cuestiones interesantes para las que yo no tengo una respuesta clara.

    Primera: Esta funcionando esta intervencion? Consigue los objetivos? Si no los consigue (y parece que hay dudas sobre ello), que politicas podrian reemplazarla? Yo personalmente dudo que una politica cincuentapercentista haga ganar terreno al gallego, aparte de ser dificil de implementar, porque partimos de una situacion de diglosia, no de bilinguismo, pero bueno, aqui esta el debate servido.

    Segunda: Es licito que un gobierno intervenga sobre materias culturales, o deberia dejar que el libre mercado (economico y de ideas) marque las tendencias? Tengamos en cuenta que este intervencionismo no solo lo practican actualmente los nacionalismos perifericos, sino que es y ha sido una constante al menos desde que existen los Estados Nacion. Por ejemplo, el gobierno de Espanha periodicamente defiende al espanhol, dentro y fuera de nuestras fronteras, con diversas acciones como por ejemplo intentar hacerlo oficial en organismos internacionales. La “no intervencion” implicaria dejar de apoyar al espanhol frente, por ejemplo, al ingles.

    Venga, saludos para todos
    haha

  10. Carlota

    El tema ya le d(h)uele, pero aún así no rehuye, una vez más, y no será la última, el ímprobo esfuerzo de tratar de abrirnos los ojos. No trata de ejercer una sutil (!) censura olfativa sobre la bitácora. Con ese plural de solidaridad paternal -… no acabamos de comprender …- armado de paciencia infinita, se sobrepone al hedor y prosigue su esforzada y desinteresada misión evangélica.
    Empieza por denunciar los pecados de los disidentes: hipócritas que, bajo pretexto del derecho a usar la lengua que les venga en gana ejercen el de vivir ¡ignorando! el gallego.
    Los promotores, la presidente y el vicepresidente de Galicia Bilingüe no ignoran el gallego. Probablemente tienen conocimiento del gallego, por razones profesionales -el gallego en liza es un artilugio profesional- superior al de la mayor parte de quienes les insultan, ya que ambos ejercen la docencia. Esa asociación, a la que no pertenezco, y cuyo proyecto de superación de la linguomanía vigente no comparto, exige la elección de la lengua docente por parte de los usuarios -forzosos- del servicio. En ese modelo éstos podrían elegir libremente escuela en español con la asignatura de gallego o escuela en gallego con la asignatura de español, entre otras posibilidades. Es evidente que esto no tiene nada que ver con lo que dice el señor de las gárgaras.
    La capacidad de decidir requiere del conocimiento de las dos lenguas. Y las autoridades educativas tienen el deber y el derecho de implementar politicas educativas que garanticen este conocimiento.
    De teología no discuto, pero limitándome al orden inmanente veo esta sura alguna disonancia lógica:
    1ª) las autoridades educativas no pueden hacer nada para garantizar el conocimiento de nada -las otras, tampoco-. Circula por internet una letanía más razonable entre cuyas jaculatorias hay una que dice “el dinero te da un libro, pero no te da el conocimiento”. Pues el poder, lo mismo. Naturalmente los estatólatras piensan, mejor dicho, creen lo contrario, pero como ya he dicho no entro en lo trascendente.
    2ª) las categorías “derecho” y “deber” no se predican, salvo en las teogonías o en textos esotéricos, de las autoridades, sino de los ciudadanos. Atribuir a las autoridades el “derecho” de perseguir a los ciudadanos, y aún el deber de hacerlo, sobre la inconcebible premisa de que han de ser normalizados porque tienen hábitos lingüísticos anormales, es lo que es, y ya está sobradamente calificado. Por supuesto, el progre nunca desistirá. Es inútil todo cuanto se diga al respecto, y tampoco hay mucho más que decir, porque todo es demasiado obvio.
    3ª) El progre no aplicaría su “razonamiento” sobre la capacidad de decidir, por ejemplo, a la enseñanza forzosa, no solo DE alguna confesión religiosa, por ejemplo, la de los padres, o la socialmente mayoritaria, sinó, para mayor propiedad de la comparación, EN una confsión religiosa, … para dotar al infante de capacidad de decidir entre la fe y el ateísmo. Y con razón.
    Debería ser el individuo, y, a falta de edad sus padres, quienes decidiesen si vale la pena renunciar a la capacidad de decidir EN QUÉ lengua estudiar para poder decidir al final de la vida escolar si utilizará la lengua de sus padres o la impuesta en la escuela. Estudiar en una lengua distinta de la propia entraña un coste considerable cuando ello es consecuencia de una imposición y no de una elección. Es pasmoso el descaro de quienes se creen autorizados a decidir en qué lengua tienen que estudiar nuestros hijos, sin conformarse con decidir en qué lengua estudien los suyos, que es un derecho que los demás les reconocemos, incluso a costa del erario público si es alguna de las dos cooficiales en el territorio.
    Si tres horas de gallego como asignatura sirven o no para conseguir este objetivo podria ser materia de debate, pero si nos fiamos de lo que han hecho por el ingles….
    Cualquiera se fía de las comparaciones interesadas. Viene a cuento aquello de Nicolás F. de Moratín: “Admirose un portugués / de ver que en su tierna infancia / todos los niños en Francia / supieran hablar francés” o algo así.
    Los niños gallegos tienen notorias dificultades para aprender una lengua no latina que ni siquiera se habla en su entorno. Tal vez más que los niños corsos o los occitanos, por ejemplo, donde el estudio de sus lenguas regionales es facultativo y minoritario, lo que les deja tiempo para otras actividades, porque, a diferencia de lo que cree comúnmente el progre hispanicus aún hay naciones atrasadas como la francesa que no obligan a los niños al aprendizaje de las lenguas regionales, y que, en ningún caso obliga a estudiar EN ellas, es decir, donde la LIBERTAD es la regla.
    Como es sabido, no hay entre los escolares gallegos, ni lo había antes del presente curso, primero de aplicación del infame decreto del que han surgido asociaciones como Galicia Bilingüe o Mesa por la Libertad Lingüística, déficit de CONOCIMIENTO del gallego -siempre del gallego profesional, ortopédico, supuestamente reconstruido o restituido y notoriamente falso; el otro, el real, puede considerarse extinto y sin remedio-. Nunca se supo tanto gallego. El “problema” -porque hay gente suficiente con la tripa llena para considerar que eso es un problema, y un problema que exige intervención policial- es la falta de USO libre, espontáneo, … para lo cual, nada mejor que incrementar el forzoso hasta el extremo de reducir el del español a las asignaturas no troncales, o ni eso, dependiendo del centro -nunca de la voluntad de las víctimas-. Eso es lo que ha hecho el decreto 124/07 que merece el esfuerzo evangelizador del gargarista.
    Todo el debate sobre la imposicion o no imposicion es absolutamente inutil. La educacion publica generalizada, desde que existe, se ha basado en un curriculum comun y establecido por la autoridad educativa. Nadie pide que lo eximan de las matematicas ni que se ensenhe Creacionismo en vez de Darwinismo. Si esto es bueno o malo es otro debate distinto, pero si rechazamos la “imposicion ideologica” debemos hacerlo con todas las consecuencias.
    Por supuesto, quien defiende la imposición no encuentra utilidad alguna en el debate.
    La confusión entre curriculum -materias- y lengua vehicular es demasiado burda, pero recordemos que el debate sobra, y que no se trata de persuadir sino de aturdir y de imponer.
    Nadie pide que le eximan de las matemáticas, pero pide poder estudiarlas en su lengua. ¿Por qué será?
    Epílogo:
    Según una preciosa definición del lingüista y psicoanalista Jean-Claude Milner, un progre es aquel que siempre está dispuesto a improvisar un marco ético para justificar cualquier chapuza moral JON JUARISTI: “La Tribu atribulada” pág. 155.
    marco ético.- “capacidad de decidir”, “la lengüiña está a morrer”, la lengua “minorizada”, el patrimonio de la humanidad, la diglosia, … en fin
    chapuza moral.- la coacción, la “normalización coactiva” significativamente llamada “normalización sin complejos”

  11. SEito

    A mín tuveronme do Xoves o Sabado, sen traducción simultánea, falando todos en Inglés nuha xuntanza na que estiven en “Polònia” . Po lo interés que lles tiña, ningún dos asistentes da Xeografía Ibérica discutíu nada, pois debe ser xa un feito en todo los congresos de crácter internacional, que o Inglés e hoxe o que o latín foi n´algús tempos . Así que ningun problema, a non ser pra os que a conta d´estas caralladas, manteñen a xente entretenida_e algunha ocupada a gastos pagos por todos nos_ mentras desvían os incautos de por onde van os tiros .
    Con todo e un problema de abundancia, que como está a piques de se acabar, xa volverá todo o seu rego, por orden de necesidad .
    Eso sí, estase a sembrar odio onde non o houbo, e menos aco, onde como dixo ben antes alguien, somos bilingües de nacemento sen nengun problema, de non ser os que o utilizan pra crealos .

  12. SEito

    Hace unos meses alguien escuchó en las calles de Madrid a un padre preguntarle a su hijo de cinco años en qué pensaba cuando aún no podía hablar. “Que te quería mucho y que no podía decírtelo” .
    Blog de Jabois “apuntes en sucio” también de esta casa .

    Cambiar esa necesaria dirección, para llevarla a su utilitarismo , solo puedo entenderlo por motivos laborales de primera necesidad o lúdico-culturales, por aquello del saber .
    En esta jornada de reposo para evitar curar sobre la marcha diaria habitual, el trancazo de garganta, se me ha venido a la cabeza, la unión entre las diferentes Políticas que lleva a cabo la actual sociedad_o cooperativa pues no entiendo de Mercantil_ detentadora del poder político en Spain .
    No entendía las ansias de conectar con Ave y otras uniones más, a Galicia con Portugal, pero después de ver lo que tienen intención de hacer con la lengua del vecino en Aragón, no me extraña ya nada de todo lo visto con la lengua Gallega .
    Todo es una cuestión de adaptación al Mercado más floreciente / influyente; en el caso de Aragón era Cataluña, destino laboral de gran parte de sus habitantes . Hablar el Catalán, les evitaría un handicap actual, lo mismo que ocurre en nuestro caso, si adaptamos el Gallego, que lo es porque lo hablaron nuestros Abuelos cuando nadie invertía en él, al Portugués, que es a donde nos quieren llevar los ínclitos del Monte Pío&Co.
    Visto que sus compañeros de desfeita universitaria, consiguen los helicópteros de rescate antes que ellos teniendo menos costa, autovías marítimas también, como dobles túneles para su AVE con la 3ª parte de población, nos preparan para el Mercado del Vecino más poderoso . Y por eso también le abren a este Facultades como Medicina que nos cierran a los de aquí de toda la vida de impuestos .
    Eso sí, por lo menos los de Aragón, ya van con un 2º Aeropuerto y en Huesca, a escasos minutos de Zaragoza y nadie lo discute mientras que los ínclitos nos disuaden de los 3 que tenemos y uno de esos ínclitos le llama Aeropuertito a la simple idea de activar Rozas, que existe desde antes que nacieran los 3 actuales .
    Como son nuestros ínclitos ¡ y que bien viven en las Rías Bajas ¡
    Ollo non confundir Rías Baixas de sempre, con Rías Bajas .

Comenta