Gorki en Cuba

 

free-gorkiGorki Águila es el músico detenido en Cuba por no cantar loas a la revolución, sino críticas a sus defectos. Le han hecho una entrevista después de evitar una condena a cuatro años de cárcel mediante una multa de 30 euros, que es el doble de su sueldo como serigrafista en una imprenta de carteles cinematográficos, un trabajo que dice gustarle mucho. La multa, confiesa en ella sin rubor, la pagó su padre “que es muy castrista y ahorrador”.
Cree que la rebaja se debió a la repercusión internacional de su caso y aunque ya tiene 39 tacos, se le ve con el entusiasmo de los músicos que se abren camino sin importarles demasiado la suerte de sus canciones.
No es fácil escuchar a un cubano expresarse desde dentro de la isla con la frescura con la que él lo hace, así que no sería extraño que Águila volviese a estar en los papeles, no tanto por sus músicas, como por sus letras.
El músico con nombre de novelista ruso define la isla como una muñeca de ese país: una gran cárcel donde caben otras muchas, cada vez más pequeñas, hasta llegar a la mazmorra, donde ya estuvo dos años en otra ocasión. El resultado, recalca, es que nunca sales de prisión.
No sé si su rock es bueno, malo o regular, pero sí sé que representa un ariete de la libertad de expresión en un mundo que se ha concebido sin ella. La practica con humor e inteligencia y así le salen frases propias de Groucho, como cuando dice que “lo más democrático del régimen es que reparte muy bien la miseria”. Al oírlo pienso en Loquillo y su indignación al saber que sus colegas pesebreros de España le negaron su apoyo a Gorki porque está mal visto meterse con Cuba y se pueden quedar sin conciertos en la plaza del pueblo. Éstas son las revoluciones por las que algunos abogan. Quítate tú de carcelero, que me pongo yo. Por si le sirve de consuelo, sepa que se le escucha.

3 Comentarios a “Gorki en Cuba”

  1. jabato

    CARTA A LOS ARTISTAS ESPAÑOLES

    Sabina, Víctor y Ana, Pilar (Bardem) y tu numerosa progenie… tantos y tantos nombres. ¿Donde coño estáis?. No os oigo, no os veo, no diviso vuestra pancarta. Sin duda me he quedado sin cobertura, porque lo que no es admisible es que ante el flagrante ataque sufrido por la libertad de un artista como vosotros (con algo menos de dinero, creo) os quedéis quietos y mudos.

    Vosotros, incansables defensores de la libertad, ¿no tenéis ahora nada que decir?. Y no me vengáis conque este Gorki (a pesar de su nombre) es un agente a sueldo del imperialismo (que puede serlo, pero no podemos suponerlo).

    Si no os oigo en los próximos días, tendré que poner en duda vuestra condición de defensores de la libertad, o me veré obligado a suponer que para vosotros hay varias clases de libertades y varias clases de dictaduras. Os diría una cosa muy sencilla: la libertad es buena y la dictadura es mala. No hay libertades malas ni dictaduras buenas, ni siquiera la de Castro.

    Y aún quisiera aportar otra precisión: ¡qué fácil es atacar las decisiones de un gobierno democrático, en un país donde hay libertad de opinión y prensa, en un país donde podéis opinar libremente (y pobremente, la mayoría de las veces), porque sabéis que el mismo sistema que atacáis os protege de todo mal y de cualquier represalia por vuestras opiniones.
    Pensad por un momento que a lo mejor el camarada Gorki no lo tiene tan fácil como vosotros.

    El día que os vea constituir una PAG (plataforma de apoyo a Gorki) con el mismo entusiasmo con que formasteis la PAZ (plataforma de apoyo a Zapatero), creeré en vosotros y sereis merecedores de todo mi respeto, aún desde la discrepancia. Mientras tanto, me reservo mi opinión.

  2. SEito

    Y no estaban muerto , no no
    y no estaban muerto , no no
    y no estaban muertos , no no
    ¡Estaban haciendo caja ¡
    (Victor, Ana, y demás cuerdas de cordones sanitarios )
    De todas formas, un cantante nunca será la referencia, visto lo visto aquí .

  3. before and after pictures using lamisil

    can i take synthroid and xanax ,

Comenta